Archivos en la Categoría: París

Ultimos minutos en París.

Por supuesto como la mayoría de los turistas pasamos nuestros últimos minutos encerrados en la terminal del aeropuerto.  Pero no es cualquier aeropuerto, es uno de los más grandes, modernos y lujosos, el Charles de Gaulle.  Una vez documentados y sin maletas que cuidar entramos a hacer las últimas compras a las tiendas duty free;  luego tomamos un café y un par de panes con chocolate.  Finalmente escuchamos que llamaban a todos los pasajeros de nuestro vuelo París – México a abordar.  Caminamos con calma hasta la sala y con mucha nostalgia prometimos regresar.

Anuncios

Consiguiendo un taxi en Paris!

Llamé al número del sitio de taxis que llevaba conmigo y nadie contestó;  entonces fuimos a la recepción de nuevo (ya en pijama) y el mismo empleado del hotel nos dijo que probablemente no estaba operando el sitio por la huelga.  Agobiados preguntamos que podríamos hacer y dijo que intentaría conseguirnos un taxi.  Llamó a varios conocidos y todos apoyaban la tan mentada huelga, hasta que por fin uno aceptó llevarnos.  El precio era un poco más elevado que el del camión, pero seguro llegaríamos a nuestro destino a tiempo.  Así que por fin pudimos irnos a dormir por unas cuantas horas tranquilos.

Si todo había salido bien…

En ese momento pensé que si todo se había acomodado tan bien durante el viaje, no debería haber problema.  Pero no podíamos arriesgarnos a tratar de tomar el camión que viajaba de la Opera de París al Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle y quedarnos esperando largo tiempo por que perderíamos nuestro vuelo de regreso a México. Por suerte mi asesor vacacional cuando hice mis reservaciones a través de Royal Holiday, me dió una serie de links, y entre ellos venía un sitio de taxis cercano al hotel.  Asi que decidí llamar y pedir uno.

Huelga de transportistas en París.

El viaje concluía, parecía que había un problema con el teléfono de nuestra habitación y no se escuchaba bien;  estabamos intentando pedir el servicio de despertador para el día siguiente.  Planeabamos tomar el metro a la Opera y de ahí el camión que va directo al Aeropuerto Internacional Charles de Gaulle.  Mi esposo bajó a pedir que nos levantaran y el empleado de recepción le preguntó que a donde iríamos tan temprano, le explicó nuestros planes y entonces el empleado le advirtió que habría huelga de transportistas, por lo que probablemente el camión al aeropuerto estaría sin servicio.

Ratatouille.

Muy cansados, después de un agitado día en la ciudad luz y habiendo disfrutado de una deliciosa y romántica cena, finalmente llegamos a nuestro hotel.  La habitación me pareció un oasis;  me dí un baño, me puse mi pijama y me metí en la cama.  Encendí la televisión y cual fue mi sopresa….  estaban pasando Ratatouille.  Me parece una película de lo mas tierna, como buen chef que soy la he disfrutado una y otra vez.  Por supuesto la vi de principio a fin, en francés, el idioma mas romántico.  Que buena despedida 🙂

De manteles largos en París.

Amo la cocina francesa y no hay mejor exponente que una buena sopa de  cebolla, aun que ojo, a pesar de estar en París no en todos los restaurantes es de lo mejor.  Después de haber caminado un rato por el barrio latino decidimos probar suerte en un pequeño restaurante con mesas en la calle, lleno de turistas y locales.  Aún había una mesa para dos que parecía nos estaba esperando.  Al entrar tenían una enorme olla de Beuf Bourguignone, especialidad del lugar.  No pude mas que pedir una sopa de cebolla y esta tradicional carne.  Acompañamos los alimentos con vino y para rematar una copa de champagne, para decir hasta pronto París.

Música callejera.

Caminabamos sin prisa, rumbo a la Catedral de Notre Dame, con un frio….  Sugerí hicieramos una parada en un puesto en el que vendían vino caliente y sin dudarlo en un par de minutos caminabamos con nuestros vasos en mano.  Pasabamos por el Sena, cuando escuchamos a un grupo tocando jazz, muy alegres.  No resistimos y nos sentamos un rato a escucharlos y disfrutar de la fria noche de otoño queriendo no despedirnos de uno de los destinos turísticos más hermosos que hemos compartido.

La última caminata por los Campos Elíseos.

Después de tanta obra de arte y de poner toda la atención posible en el maravilloso y gigante museo de Louvre, decidimos relajarnos dando la última caminata por los multi visitados Campos Elíseos.  La disfrutamos al máximo, eran nuestras últimas horas en este fabuloso lugar, entramos a un par de tiendas (por supuesto no compramos nada jiji) y cuando nos dimos cuenta la tarde caía, estabamos cansados y con hambre.  Nos despedimos de aquel maravilloso lugar, parada obligada de turístas y románticos parisinos. Iniciamos nuestro camino al área de Notre Dame para disfrutar de una deliciosa cena.

Visita imaginaria???

Dicen que viajar ilustra, y no lo cuestiono.  Quisieras visitar París y recorrer cada una de las salas del museo de Louvre?  Quien no!  Si no está entre tus planes visitar esta hermosa ciudad francesa o no lo puedes hacer pronto por cualquier situación y no te quieres quedar con las ganas, puedes hacer una visita virtual.  Como?  Muy fácil;  visita el sitio oficial de este museo.  Se encuentra en varios idiomas.  Hay planos de ubicación, información interesantes, por supuesto recorridos virtuales y hasta tienda en línea.  Está a tan solo un click.  Sigue el link y te encontrarás como todo un turista en Francia:  http://www.louvre.fr/llv/commun/home.jsp?bmLocale=en

Louvre, información general.

Lo mas importante es saber llegar, nosotros lo hicimos por metro, bajando en la estación Palais-Royal-Musee du Louvre;  también se puede llegar por camión, las rutas 21,24,27, 39,48,68, 69,72, 81 y 95 paran frente a su pirámide.  Si rentan carro, hay un estacionamiento subterráneo.  No abre los martes, los lunes, jueves, sábados y domingos opera en un horario de 9am a 6pm y los miércoles y viernes de las 9am a las 10 pm.  El costo de entrada es de 9.5 euros por persona, pero si se visita en miercoles o viernes a las 6pm el costo es de 6 euros.  Por supuesto pueden hacer visitas guiadas o rentar audio guías.  El Louvre es definitivamente el museo de Francia!