Archivos por Etiqueta: caminata

Ahora algo muy turístico en La Habana…

Después de nuestra larga y un tanto desesperada caminata por los barrios de la Habana y de presenciar y huir de aquel pleito callejero, finalmente estabamos en el hotel;  ya bañados y listos para seguir con la aventura.  Por supuesto ya teníamos hambre de nuevo.  Fuimos con el concierge y pedimos nos recomendara un lugar en la zona de interés turístico para cenar.  Nos dijo que el hotel Nacional (muy emblemático en Cuba) ofrecía cena buffette y luego su espectáculo cubano.  Quien resistiría?  Con el hambre y con ganas de disfrutar ese sabor de la isla…  Nos consiguieron un taxi y en menos de diez minutos nos encontrabamos ante la entrada del lindo hotel…

Anuncios

Durante nuestra caminata cubana…

Uno no debe meterse ni para bien ni para mal con la gente que uno no conoce, pero como que eso no lo tenía muy claro mi papá.  Durante nuestra caminata pasamos por un mercado muy grande, cercano a una escuela;  había un grupo de muchachos, como de preparatoria y dos de ellos comenzaron a pelear, mi papá tuvo la genial idea de decirles que no pelearan, que no era bueno… sintió que estabamos en la zona turística o no sé pero tuvimos que salir corriendo…  los chicos le dijeron que no se metiera y unos a otros comenzaron a decir que le dieran un escarmiento…  Mejor nos alejamos rápidamente….  Estabamos conociendo una Habana y una Cuba reales…

La última caminata por los Campos Elíseos.

Después de tanta obra de arte y de poner toda la atención posible en el maravilloso y gigante museo de Louvre, decidimos relajarnos dando la última caminata por los multi visitados Campos Elíseos.  La disfrutamos al máximo, eran nuestras últimas horas en este fabuloso lugar, entramos a un par de tiendas (por supuesto no compramos nada jiji) y cuando nos dimos cuenta la tarde caía, estabamos cansados y con hambre.  Nos despedimos de aquel maravilloso lugar, parada obligada de turístas y románticos parisinos. Iniciamos nuestro camino al área de Notre Dame para disfrutar de una deliciosa cena.

A la cama!

Llegó la hora de regresar al hotel, por fin a descansar después de un largo día, de mucha caminata y mucha información.  Finalmente pasamos por un café que ofrecía los típicos pies calientes y no resistimos, no podíamos ir a la cama con el estómago vacío. Despues de una reconfortante cena finalmente llegamos a nuestra habitación….  Por fín a descansar, sin olvidar antes pedir el servicio de despertador para levantarnos a tiempo y no perder el tren que nos llevaría a nuestra última parada:  París.  Estabamos por terminar un increible viaje y no podíamos mas que mandar un correo a nuestro asesor vacacional con Royal Holiday para agradecer sus consejos.

Libro en mano…

Finalmente pude comprar el libro que mi hermana quería, las obras de Shakespeare para niños.  Después de la visita al Shakespeare’s Globe y de hacer algunas compras en su tienda, decidimos emprender el regreso de vuelta al hotel.  Era la última noche en Londres así que aprovechamos parar en algunos otros locales especializados en souvenirs para traer a casa y a los amigos.  La verdad es que prolongamos la caminata por un buen rato no queríamos que estas increibles vacaciones terminaran.

Del ojo a la ciudad…

Después de la larga caminata y la visita a este romántico atractivo turístico al atardecer, decidimos continuar la aventura.  Como han de suponer estábamos bastante cansados, pero en mi visita anterior a Londres mi asesor vacacional (con Royal Holiday) me había sugerido visitar Harrods y no se equivocó, es una tienda excepcional.  La verdad es que mi esposo gusta de conocer las tiendas y hacer algunas compras tanto como yo, así que tomamos el metro y decidimos dirigirnos a esta impresionante tienda londinense.

Galería Nacional Londres.

Después de una breve caminata por Trafalgar Square, vimos la Galería Nacional, comenté a mi esposo que en mi visita anterior a Londres me había quedado con ganas de visitarla.  Me dijo que si quería podíamos tomar un rato para que esta vez si conociera el importante atractivo cultural y turístico de esa cosmopolita ciudad.  Era viernes por la tarde y he de confesar que había mucha gente, sobre todo pequeños.  Aún así disfrutamos mucho de las exposiciones.  Habían obras de Rembrandt, Velazquez, Da Vinci, Michelangelo, Monet, Van Gogh y Picasso entre otros.

listos para la aventura en Londres.

Una vez habiendo comido y revisado el mapa y sin rumbo fijo, decidimos iniciar la caminata.  Infinidad de puntos de interés turístico estaban a nuestro al rededor.  Primero visitamos Trafalgar Square, luego entramos a la galería nacional, seguimos caminando entre sus calles, visitamos el Big Ben, caminamos más y luego tomamos el metro hacia la famosa y super lujosa tienda departamental Harrods.  Después de habernos sentido paupérrimos en esta enorme tienda, regresamos a descansar a nuestro hotel bajo la tradicional lluvia londinense.

Con hambre en Londres.

Les comentaba que bajamos en una estación de metro cercana a Trafalgar Square y comenzamos la caminata, era viernes al medio día en Londres y teníamos mucha hambre, cualquier café que vieramos estaba lleno, de repente vimos un  bar que servía alimentos, no lo pensamos dos veces y entramos.  Qué mas podíamos pedir que los famosos fish and chips???  Mi esposo ordenó cerveza, yo vino.   Este platillo típico de Inglaterra, que no tiene ninguna ciencia nos supo delicioso;  sería el hambre?

Abadía de San Pedro, Salzburgo…

Después de nuestra caminata por los jardines, de repente estabamos en una hermosa zona que se veía muy antigua;  nustra guía de turistas nos dijo que era el área de la Abadía de San Pedro y que era uno de los barrios más antiguos de la ciudad.  Dicen que el monasterio ubicado en ese punto se fundó en el siglo V.  Se dice que esta abadía fue construida en estilo romanesco, pero se redecoró con elementos barrocos en el siglo XVII.  Este mismo sitio tiene la biblioteca más antigua de Austria.  También se puede visitar su cementerio y catacumbas.  Vale la pena la caminata.  No se pierdan la visita.