Tag Archives: compras

Hablando de ahorros en altamar…

A quien no le gusta ir de compras!?  Aun que sea de souvenirs…  Estas navieras, que ahora ofrecen ciudades flotantes incluyen lindas tiendas en sus barcos.  En el último crucero que tomé ofrecían una pequeña tienda en el área de recepción y una de tamaño bastante grande en un piso inferior.  Ambas ofrecían perfumería, farmacia, joyería, snacks, joyería, ropa y souvenirs.  Por supuesto eran libres de impuestos.  Lo único es que cerraban al llegar a cada puerto, pero en altamar podíamos aprovechar, además que anunciaban ofertas continuamente.

Cupones!

Mi mamá y mi hermana se burlan de mis cupones, cuando salimos de vacaciones, pero me encantan.  Por que si puedo ahorrar algo no lo voy a hacer?  Si ahorro un par de dólares por aquí y otros por ahí, termino comprandome algo lindo con eso…  Siempre hay cupones a la mano con descuentos que pueden valer la pena.  Por ejemplo, si van de compras, pueden entrar a la página de internet del mall que visitarán y bajarlos;  hay también en los hoteles folletos con descuentos para tours, museos, restaurantes…  No los tomen a la ligera, si suman todo lo que pueden ahorrar, al final se sorprenderán.

Compras libres de impuestos!

A quien no le gusta ir de compras cuando está de vacaciones???  El hermoso y super completo barco en el que viajé en febrero, no sólo tenía una pequeña, pero muy bien surtida tienda junto a la recepción;  también tenía una enorme tienda en uno de los pisos inferiores.  En la pequeña se vendían artículos muy selectos de joyería y perfumería.  En la mayor se vendían toda clase de licores, tabacos, golosinas, farmacia, ropa, souvenirs… contaban con una gran espacio dedicado a la joyería y además ofrecían un bazar que cambiaba de acuerdo al destino que acabaramos de visitar y en el que vendían productos regionales.  Lo mejor de estas tiendas es que eran libres de impuestos!

Ultimos minutos en París.

Por supuesto como la mayoría de los turistas pasamos nuestros últimos minutos encerrados en la terminal del aeropuerto.  Pero no es cualquier aeropuerto, es uno de los más grandes, modernos y lujosos, el Charles de Gaulle.  Una vez documentados y sin maletas que cuidar entramos a hacer las últimas compras a las tiendas duty free;  luego tomamos un café y un par de panes con chocolate.  Finalmente escuchamos que llamaban a todos los pasajeros de nuestro vuelo París – México a abordar.  Caminamos con calma hasta la sala y con mucha nostalgia prometimos regresar.

Libro en mano…

Finalmente pude comprar el libro que mi hermana quería, las obras de Shakespeare para niños.  Después de la visita al Shakespeare’s Globe y de hacer algunas compras en su tienda, decidimos emprender el regreso de vuelta al hotel.  Era la última noche en Londres así que aprovechamos parar en algunos otros locales especializados en souvenirs para traer a casa y a los amigos.  La verdad es que prolongamos la caminata por un buen rato no queríamos que estas increibles vacaciones terminaran.

Como el chinito!

Como el chinito, sólo miramos en esta tienda, ícono de Londres, de precios altísimos.  Bien dice la expresión “window shopping”, por que sólo vimos y nada compramos.  Sólo tomamos un café con un pan en uno de los lujosos cafés ubicados junto al área de souvenirs.  Ni siquiera un recuerdo compré, se me hizo muy caro;  por ejemplo, me gustó una bolsa de material reciclado para el super, pero costaba ya en pesos al rededor de quinientos!  por una bolsa reciclada para ir al mercado!  Definitivamente Harrods no es para mí, pero seguramente la economía del país les permite hacer compras en esos lugares y más.

Del ojo a la ciudad…

Después de la larga caminata y la visita a este romántico atractivo turístico al atardecer, decidimos continuar la aventura.  Como han de suponer estábamos bastante cansados, pero en mi visita anterior a Londres mi asesor vacacional (con Royal Holiday) me había sugerido visitar Harrods y no se equivocó, es una tienda excepcional.  La verdad es que mi esposo gusta de conocer las tiendas y hacer algunas compras tanto como yo, así que tomamos el metro y decidimos dirigirnos a esta impresionante tienda londinense.

Un excelente tour.

La guía de turistas fue muy amable desde un principio, nos preguntó de que nacionalidad eramos y nos dijo que le daba pena no hablar español.  Le dijimos no teníamos ninguún problema con el inglés, que no se preocupara.  Eramos un grupo pequeño, una pareja de australianos, una de ingleses y nosotros dos.  Nos fuimos en el tren y mientras llegábamos nos habló de la historia del lugar y nos prestó algunos libros.  El tour lo haríamos caminando y luego nos daría tiempo libre para subir al mirador, comer y hacer algunas compras.  Su explicación fué excelente y los puntos de interés turísticos maravillosos.  El tiempo fue perfecto para recorrer una hermosa ciudad.  Definitivamente se los recomiendo.

Caminata por Marienplatz…

Caminamos largo rato por Marienplatz, centro de Miunich, disfrutamos de su gente, de sus colores y por supuesto de sus sabores, hay unas pastelerías simplemente deliciosas.  Su arquitectura es de tipo medieval aun que nos dijeron que muchas de las construcciones son recientes.  Al anochecer pudimos disfrutar de algunos grupos que tocaban melodías en la calle recolectando dinero, pero no eran músicos cualquiera, algunos contaban con orquesta completa, incluyendo pianos de cola.  Visitamos algunas tiendas de souvenirs e hicimos compras para traer de recuerdo, no podía faltar el regalo para quienes esperan en casa….

Miunich, ahí vamos!!!!

Después de pasar algún tiempo y hacer pocas compras en el duty free finalmente abordamos.  Dejenme hacer un paréntesis y decirles que si compran en estas tiendas y viajan dentro de la comunidad europea, si les cobran los impuestos, así que no compren hasta que vayan a su país de origen.  Viajábamos por Lufthansa y nunca antes lo habíamos hecho con ellos.  No esperábamos mucho pues estamos acostumbrados a las líneas de bajo costo norte americanas… Pues nos llevamos una buena sorpresa;  el espacio entre asientos era bueno, la atención de los sobrecargos excelente, muy amables, les pareció simpático que fueramos Mexicanos y trataban de hablarnos en español, nos dieron un snack (sandwich) de carnes frías y vino, que no estuvo nada mal…  Lufthansa, una línea aérea muy recomendable.