Archivos por Etiqueta: Notre Dame

Música callejera.

Caminabamos sin prisa, rumbo a la Catedral de Notre Dame, con un frio….  Sugerí hicieramos una parada en un puesto en el que vendían vino caliente y sin dudarlo en un par de minutos caminabamos con nuestros vasos en mano.  Pasabamos por el Sena, cuando escuchamos a un grupo tocando jazz, muy alegres.  No resistimos y nos sentamos un rato a escucharlos y disfrutar de la fria noche de otoño queriendo no despedirnos de uno de los destinos turísticos más hermosos que hemos compartido.

Anuncios

La última caminata por los Campos Elíseos.

Después de tanta obra de arte y de poner toda la atención posible en el maravilloso y gigante museo de Louvre, decidimos relajarnos dando la última caminata por los multi visitados Campos Elíseos.  La disfrutamos al máximo, eran nuestras últimas horas en este fabuloso lugar, entramos a un par de tiendas (por supuesto no compramos nada jiji) y cuando nos dimos cuenta la tarde caía, estabamos cansados y con hambre.  Nos despedimos de aquel maravilloso lugar, parada obligada de turístas y románticos parisinos. Iniciamos nuestro camino al área de Notre Dame para disfrutar de una deliciosa cena.

Souvenirs Parisinos.

No podíamos abandonar la ciudad sin comprar recuerdos para quienes nos esperaban de regreso.  Por supuesto nuestro presupuesto era limitado, ya bastante estábamos gastando en el viaje, pero de cualquier forma un detalle siempre es bien recibido.  Compramos algunas de las típicas mascadas que dicen París en varias formas, unas pequeñas reproducciones de la Torre Eiffel, unos jabones y una cajita musical que toca la vida en rosa (para mi abuela).  Hay preciosidades y de todos precios.  Las tiendas con  precios más accesibles las encontramos cerca de Notre Dame , abren temprano y cierran bastante tarde.

Caminata Parisina.

Después de disfrutar de un vaso de vino caliente con pan de especias en Montmartre tomamos el pequeño tren turístico de regreso al Moulin Rouge y después de caminar un par de cuadras tomamos el metro de regreso hacia Notre Dame.  Mi esposo la había visto de noche, pero no había podido admirar lo hermoso de su fachada.  Admiramos este fabuloso templo por un tiempo y luego comenzamos a caminar por pequeñas calles, nos fuimos perdiendo y dejando llevar hasta que después de largo rato vimos una hermosa construcción… nos encontrabamos en el Hotel de Ville!  Había una feria cultural y un carrusel afuera….

Durante el segundo día en París….

Nos levantamos temprano, desayunamos y salimos de inmediato, no queríamos perder ni un segundo en París, ese día visitamos el museo de Orsay, el Moulin Rouge, Montmartre, Notre Dame, Hotel de Ville y La Torre Eiffel.   Como ven caminamos bastante ese día, pero tuvimos la suerte de disfrutar un día nublado, de buen clima (no había calor) y unas vistas espectaculares.  De las visitas a estos sitios de interés para residentes y turistas, les iré contando ahora.  Lo que si les digo es que la Torre Eiffel sigue teniendo un encanto especial.

Un barrio gastronómico con infinidad de opciones…

Saliendo de Notre Dame de París, nos pegó el viento helado y con pretexto de mantenernos calientitos compramos un vaso de vino caliente… Que Delicia!  Era vino tinto, caliente con especias como clavo, canela, nuez moscada y naranja… Seguimos nuestro camino y llegamos a una zona donde se encontraba un restaurante junto a otro, había todo tipo de comida, desde francesa hasta mexicana, pasando por italiana, griega…. También era para todos los bolsillos, podías gastar lo que quisieras o adaptarte a los menús llamados formulas ahí, donde elegías una entrada, un plato fuerte y un postre, en la mayoría de ellos los precios varíaban de 10 a 19 euros, bastante accesible….

Primer día en París.

Después de un rato en  el RER y el metro para llegar a el hotel, lo logramos, nos instalamos y salimos corriendo a pasear por la ciudad.  Hay tantos puntos de interés turístico por visitar en París…  Comimos en un pequeño restaurante cercano al hotel, caminamos un poco en la zona y luego fuimos a Lafayette, que terminaba sus ofertas y no podía perder la oportunidad de ver (por supuesto no compré nada).  De ahí fuimos a Notre Dame, nos habían dicho que era el último concierto de otoño ahí, pero al llegar nos encontramos con una Cofradía y la observamos… mala suerte no encontramos boletos para el concierto, pero eso nos dio oportunidad de caminar un poco más y disfrutar de una deliciosa cena a la luz de las velas….

Notre Dame de noche!

A pesar de haber visitado la catedral de Notre Dame un par de veces ya, bien dicen que todos los días se aprende algo nuevo, planeando mi próximo viaje a Paris (salgo el 22 de este mes), noté que es la temporada en que este fantástico atractivo turístico ofrece durante este mes, los días jueves y sábado a las nueve de la noche una película, llamada “Notre Dame de Paris, catedral viviente”.  Tiene una duración de una hora, se hace la proyección sobre una gigante manta translúcida, en el interior, lo que da la sensación de que las imagenes fueran apariciones;  tiene una duración de una hora, se acompaña de música de los órganos y lo mejor es que es gratis!  Les contaré cuando esté ahí.

Visitando Notre Dame.

Ya les conté como llegar a esta Catedral, ahora les diré que se encuentra abierta en un horario de 8 a.m. a 6:45 p.m.  Las audioguías se encuentran disponibles de lunes a sábado de 9 a.m. a 6 p.m. y los domingos de 1 a 6 p.m.  El domingo hay misa gregoriana a las 10 de la mañana e internacional a las 11:30.  La tienda se encuentra operando de 9:30 a.m. a 6:30 p.m.  El horario de las visitas guiadas, depende del idioma;  la que es en español es los sábados a las 2:30 p.m. y es gratis.    Ojo, si quieres visitar las torres y campanario eso es diferente;  estos los maneja un instituto encargado de monumentos y museos y se encuentra abierto de las 10 a.m. a 5:30 p.m.

Notre Dame de París, breve historia.

Esta imponente catedral, católica tuvo sus inicios hace varios siglos.  Fue de 1160 a 1196 que Maurice De Sully fue Obispo de París;  durante esta época de gran crecimiento ecónómico y de la ciudad que decidió demoler la antigua iglesia dedicada a la Virgen María y construir una catedral.  La primer piedra se colocó en 1163, en presencia del Papa Alejandro III.  El estilo que estaba de moda era el gótico, por lo que se construyó siguiéndolo.  Durante los siglos XII y XIII se hicieron cuatro modificaciones importantes:  se agregaron naves, galerías superiores, capillas laterales y el coro.  A fines del siglo XIII y durante el XIV se agregaron los ventanales tipo roseton.  Durante los siglos XVII y XVIII se hicieron reparaciones y se hizo una nueva sacristía.  En el siglo XIX se reparó, incluyendo los órganos.