De manteles largos en París.

Amo la cocina francesa y no hay mejor exponente que una buena sopa de  cebolla, aun que ojo, a pesar de estar en París no en todos los restaurantes es de lo mejor.  Después de haber caminado un rato por el barrio latino decidimos probar suerte en un pequeño restaurante con mesas en la calle, lleno de turistas y locales.  Aún había una mesa para dos que parecía nos estaba esperando.  Al entrar tenían una enorme olla de Beuf Bourguignone, especialidad del lugar.  No pude mas que pedir una sopa de cebolla y esta tradicional carne.  Acompañamos los alimentos con vino y para rematar una copa de champagne, para decir hasta pronto París.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: