Archivos por Etiqueta: vuelo

El Ojo de Londres.

Este emblema de Londres está celebrando su décimo aniversario.  Uno puede comprar un vuelo regular o pagar un poco más y tomar una vuelta acompañada de champaña; aun que en esta temporada recomiendan acompañar el paseo con una copa de vino caliente especiado.  Antes de subir se puede patinar en su pista de hielo, recién inaugurada.  No olviden entrar a la tienda por un souvenir.  Nosotros utilizabamos el metro, así que como tip te digo que puedes bajarte en la estación Charing Cross.  Los costos varían dependiendo del servicio que escojan.

Anuncios

Un día desorganizado en Londres.

Les comentaba que tomamos un vuelo temprano de Miunich a Londres, llegamos al aeropuerto y tomamos el metro a la ciudad.  Nos hospedamos en el Allen House, nos instalamos y salimos para no perder el tiempo.  Era medio día, tomamos el metro y nos bajamos cerca de Trafalgar Square;  generalmente tenemos planeado lo que vamos a ver o a hacer en cada ciudad o punto turístico que visitamos;  pero ha decir verdad no planeamos con tanta calma este viaje por que estabamos indecisos entre hacerlo o no por los boletos de avión, ya les había contado de los problemas que tuvimos por Mexicana.  Así que decidimos simplemente vagar por ahí.

Llegando a Londres…

Fué un vuelo muy corto de Miunich a Londres, no tomó ni dos horas.  El avión cómodo y la atención del personal de Lufthansa inmejorable.  Recogimos nuestras maletas y tomamos el metro hacia la ciudad.  De nuevo habíamos reservado nuestro hotel a través de nuestro club vacacional, Royal Holiday, así que el asesor que nos ayudó nos envió toda la información que necesitabamos para llegar.  Sin ningún contratiempo en menos de una hora ya nos encontrabamos en la recepción recibiendo las llaves de nuestra casa en Londres.

Adaptándome al horario…

Tengo la gran ventaja de adaptarme con facilidad a los cambios y el horario generalmente no es problema para mí.  El primer día me siento rara, pero al día siguiente como si nada.  Al despegar puse mi reloj con la hora de París para prepararme psicológicamente,  dormí un poco durante el vuelo y al llegar me sentía super fresca.  Temía caer en los brazos de morfeo temprano, pero aguanté muy bien todo el itinerario que teníamos planeado.  No me gusta perder el tiempo durmiendo y mucho menos en una ciudad tan completa como París.

Llegando a la Ciudad Luz.

La chica que estaba sentada junto a mi durante el vuelo durmió todo el tiempo, me dió envidia por que soy muy mala para dormir en lugares públicos, en fin, cuando llegamos me dijo que era la primera vez que estaba en París y que sus amigas la esperarían en una parada del metro, se encontraba nerviosa y pregunto si conocía el aeropuerto y si podía salir conmigo.  Yo viajaba sola así que no tuve inconveniente.  Tenía razón en estar nerviosa, he viajado mucho, pero el Charles de Gaulle es enorme y complicado.  Salimos del avión, caminamos y caminamos, tomamos el tren, pasamos migración, fuimos por las maletas y finalmente pudimos salir.  Después le indiqué donde tomar el metro y como comprar su boleto.  Definitivamente no es mala idea tomar un mapa del aeropuerto en cuanto uno desembarca, yo llevaba uno que hace tiempo me dió mi asesor vacacional de Royal Holiday…

Vuelo México París!

Mi esposo salió rumbo a Paris tres días antes que yo por cuestiones de negocios y me llamó muy molesto diciéndome que se había demorado tres horas su vuelo y llegaría tarde a su reunión.  Finalmente se fué tarde.  Cuando yo llegué al aeropuerto la encargada de la documentación me dijo lo mismo, que el vuelo saldría demorado, pero esta vez cuatro horas!  Envié un correo a mi esposo para que estuviera al pendiente y no esperara cuatro horas a que llegara en el aeropuerto.  Después de la larga espera finalmente abordamos, era un 767, no tenía centros de entretenimiento personal en clase turista, pero eso si estaba lleno.  El vuelo transcurrió sin mayores contratiempos, nos dieron una cena caliente y un pequeño desayuno.  La atención de los sobrecargos entre las comidas fue nula y si querías agua deberías ir por ella…  lo único que me emocionaba era la idea de que muy pronto estaría de nuevo en Paris!

Boletos perdidos de Mexicana!

Nosotros teníamos boletos México Londres (redondos) con Mexicana, pero su desafortunada situación nos dejó sin ellos, por lo que nos dijeron que si no queríamos el rembolso sino que nos mandaran por otra línea deberíamos esperar hasta cinco días antes de nuestro vuelo.  Estos boletos los habíamos comprado con millas por lo que un reembolso no nos ayudaría.  Comprar boletos sería un gasto adicional, que no habíamos contemplado por lo que estabamos dudando en hacer el viaje, pero por otro lado ya teníamos los hoteles pagados en Paris, Londres y Munich, al igual que los vuelos entre dos de estas ciudades y el tren.  Pues una semana antes del viaje al ver que Mexicana no respondería compramos los boletos con Aeroméxico, lo más barato que encontramos fueron de $16,000.00 pesos redondos, como la falta de competencia ha hecho que aumenten los precios a todos los destinos!

Aeropuerto Internacional, Benito Juárez, T2

Hace algunos años salí de esta terminal rumbo a Tokio y apenas estaban terminándola, todo estaba en obra, ni siquiera tenían duty free (lo que a las mujeres nos encanta).  Esta vez mi vuelo se retrazó cuatro horas así que tiempo de sobra tuve para recorrerla.  Tiene mucho comercio, algunas tiendas duty free, restaurantes y bares pero… no se, hay algo que no me gusta, no me parece tan sofisticada como la terminal uno, no hay dos aeropuertos con tiendas como las que hay en ella, la dos me parece desangelada, eso si, con mucho movimiento comparada con la uno.

Japón, los casinos más singulares.

Otro lugar donde encontramos casinos fue en Japón.  Tokio, tan cosmopolita ofrece estos casinos, Pachinkos. No resistí la idea de jugar en uno de ellos y la verdad era nuestra última noche en Tokio, no queríamos dormir, pues el vuelo de regreso sería largo, así que entramos a uno.  La luz era blanca y muy fuerte, el sonido de la música electrónica era tan alto que aturdía y los japoneses embelecidos en su juego no perdían la concentración.  No jugué nunca entendí de que se trataba, ni había quien hablara inglés y se tomara la molestia de explicarnos.  Lo que si observé es que en las máquinas  traga monedas pasaban imágenes, y las personas recibían balines en cubetas, mismos que luego llevaban a una caja para cambiar.  Extraño no?

Me dormi en un museo!!!!

Es lo mas penoso que me ha pasado en un viaje!  Después de 20 horas de vuelo, una hora en tren, dejar las maletas, visitar un templo, un mercado, comer algo rápido, finalmente llegamos a un museo.  El famoso Museo Edo-Tokio estaba frente a nosotros, estábamos en el área de Ryogoku y sería nuestra única oportunidad para visitarlo.  Cansados, pero con mucho interés subimos por las interminables escaleras eléctricas.  Visitamos un par de salas, yo me sentía super cansada, pero era toda una experiencia, además estabamos muy interesados en aprender lo más posible de esa fascinante cultura.  Mi esposo decidió que entraría al baño así que yo me senté en unas sillas afuera del área de los sanitarios,  cuando Chris salió se dió cuenta que estaba profundamente dormida en una silla!!!  Espero no haber roncado….