Archivos por Etiqueta: Tullerías

Museo De Orsay, para visitarlo…

Como les comenté este museo único se encuentra en el corazón de París, frente al jardín de las Tullerías a lo largo del Rio Sena, sobre la Rue de Lille en el número 62.  La estación de metro más cercana es Solferino de la línea 12;  también se puede llegar por RER, línea C, estación Musee de Orsay.  Recuerden que no abre los lunes, el resto de los días se puede visitar en un horario de las nueve y media de la mañana a las 6 de la tarde, excepto los jueves que tiene un horario extendido hasta las nueve cuarenta y cinco de la noche.  El costo de entrada por persona es de ocho euros.

Primer Parada, Museo D’Orsay, breve historia.

Como explicar este museo, es impresionante desde el mismo edificio.  El espacio que actualmente ocupa en el corazón de París, a lo largo del Rio Sena y frente al Jardín de las Tullerías fue donde se encontraron antes de su construcción el Palacio de Orsay y la Caserna de la Caballería;  estos sufrieron un incendio y estragos por la guerra.  Luego se convirtió en una elegante estación de trenes, inaugurada en junio de 1900 para la Exposición Universal, funcionando así hasta 1939, he de decir que durante ese periódo también contaba con un hotel.  La estación se utilizó como centro para envió de paquetes para los presos, los acogió al momento de la Liberación, sirvió como set de filmación de películas, dió casa a compañías teatrales…  Finalmente en 1973 el general Gaulle en un salón del hotel dio aviso de que regresaría al poder.  Después de eso se cerró.  Se nombró edificio histórico en 1978 y en 1986 el entonces presidente Mitterrand inauguró el museo de Orsay.

Un paseo por el Sena que nunca olvidaré

Al caer la noche, después de un gran día en Montmartre, decidimos ir a cenar y después tomar uno de los paseos del Sena para recorrer en forma muy romántica esta ciudad. El recorrido lo iniciamos frente al barrio latino y la Catedral de Notre Dame. Compramos una copa de vino y nos dispusimos a disfrutar la brisa (un poco fría) y el paisaje. La arquitectura de París iluminada te hace sentir que estás en otro lugar, ahora entiendo porque la llaman la Ciudad Luz. El recorrido del batobús o crucero como lo llaman algunos, te permite ver de una manera muy práctica gran parte de los atractivos de esta ciudad de noche, por ejemplo: el Museo de Louvre, El Museo D’Orsay, el Palacio Real, Tullerías y por supuesto con un poco más de tiempo para admirarla en todo su esplendor… la Torre Eiffel. La primera parte del paseo nos pareció espléndida, llena de magia, romanticismo y muchas fotos que tomar, pero al regreso, casi todas las personas que iban en el barco y hasta mis amigos, nos quedamos dormidos. El lento ritmo que lleva el barco, aunado a que la ruta ya la habíamos recorrido, más la copita de vino y el día de caminata…. Simplemente nos arrulló bien rico!!!!  Lo único que les puedo recomendar es que no cenen antes, mejor tomen un barco con cena incluida para que no se queden dormidos, OK.

http://www.visitandoeuropa.com/paris/excursiones/cruceros-sena.html 

sena2sena1