Archivos por Etiqueta: roja

Iniciando el recorrido por Asakusa…

Bueno, pues dejamos las maletas en la habitación, y a pesar de estar muy cansados y descontrolados por tantas horas de vuelo, no podíamos perder tiempo y dormir.  Debíamos salir y comenzar a explorar.  Era medio día así que tomamos nuestra guía y comenzamos a caminar.  Asakusa es un distrito del centro de Tokio, el cuál aún guarda el sabor de la ciudad antigua.  Dicen que durante el periodo Edo esta zona se ubicaba fuera de la ciudad y que durante los años 1800 y 1900 fue la zona de teatros y roja de Tokio.  Fue destruida en gran parte durante la segunda guerra mundial y rápidamente reconstruida.  Se puede recorrer a pie o se puede hacer un tour en los llamados rickshaw que son los carritos jalados por una persona.  Algunos de los atractivos de la zona es su calle comercial y el hermoso templo budista de Sensoji.

Perdida en Shanghai….

Mi asesor vacacional me comentó que China era muy segura para los turistas, que sabía que el mayor problema era que se robaban las bicicletas, pero que de ahí a que asaltaran un turista….  Que las penas eran muy duras y la ley se aplicaba.  Así que confiando en lo que el asesor de Royal Holiday me dijo, decidimos mi marido y yo salir a despedirnos de Shanghai.   Era nuestra última noche ahí.  Comenzamos a caminar en el área cercana al hotel y de pronto ya estabamos alejados de la zona hotelera e internados en una especie de zona roja, donde se veían chicas de la vida galante y clientes rondándolas.  De regreso de esta divertida aventura pasamos por un puesto donde vendían un dulce como de nueces y frutos secos.  Tengo la teoría que para conocer un país hay que conocer sus sabores, así que decidií comprar un poco.  Mi marido me dijo que no quería, asi que yo me acerqué pedí un pedazo pequeño, pero el vendedor cortó un trozo grande, lo pesó y pidió 10 yuan por el!  Toda una fortuna para los precios del lugar!!!  Cuando me di cuenta mi marido ya había avanzado y estaba yo sola, rodeada por varios vendedores…  me sentí algo amenazada así que pagué y salí corriendo.  Moraleja, si no hablan el idioma, tengan cuidado con los vendedores callejeros.

Tomando el Turibus para conocer Barcelona

turibusAl día siguiente a eso de las 10 de la mañana caminamos nuevamente hacia la Plaza Cataluña no antes de hacer una escala y comprar un paquetito de una dona y un café por 1.00 euro en el McDonald’s y pasar el kiosco del turibus para comprar el pasaje del recorrido por la ciudad con un costo de 19.00 euros por persona. Las rutas del turibus son tres: roja, azul y verde en las que puedes bajar y subir las veces que quieras durante el día… puedes aprovechar para caminar, realizar el safari fotográfico o comer donde te atraiga, aunque los precios si cambian un poco entre zona turística residencial o popular. Estos autobuses con dos pisos te pasean y te ayudan a descubrir de la forma más cómoda con una guía de audio los lugares más atractivos e interesantes de esta hermosa ciudad. Las rutas más recomendables son la roja y la azul que cubren los monumentos y los edificios más emblemáticos de Barcelona, pero nunca está de más aprovechar todas: www.barcelonaturisme.com

Recorriendo las Ramblas parte II

hard rock barcelonaTerminando de cenar seguimos con nuestra caminata por esta alameda que es las más céntrica y atraviesa el corazón de la ciudad con aproximadamente 1.2 kms. y tomamos camino rumbo a la Plaza Cataluña. En este recorrido de ir y venir con gente de diferentes nacionalidades pudimos observar algunas obras y caricaturas de artista locales, en el camino los bares invitaban a pasar y disfrutar de una copa. Tengo que mencionarles que en Las Ramblas además de que uno se encuentra con buena diversión con los turistas haciendo amistades, charlando y disfrutando, el lado obscuro resurge a altas horas, ya que en la parte sur rumbo al Colón la zona tiende a ponerse más roja y saltan a la vista los table dance y clubs de ambiente nocturno XXX, así que ojo por que la ciudad ofrece aventura para todos. Y siguiendo con este paseo nocturno llegamos a la Plaza Cataluña donde nos encontramos con un viejo conocido bar, el Hard Rock Café con su tradicional música y ahí decidimos refrescarnos con unas cañitas. www.hardrock.com