Archivos por Etiqueta: paz

De trabajo en Los Cabos…

Me encantaría iniciar el día como lo hice durante esa semana de trabajo…  Me sentí como en casa, con tanta paz…  Definitivamente las instalaciones del hotel hicieron todo…  Me levantaba temprano, tomaba un jugo y salía a la alberca, nadaba media hora y corría a poner el café y tomar un buen baño;  tomaba mi café, preparaba un desayuno ligero, me arreglaba y salía a la oficina;  al medio día me dejaban irme, así que aprovechaba la tarde en la playa, en algún spa o en los dando una caminata por los hermosos jardines del club de golf.  Una semana de trabajo que no me costó ningún trabajo!

Primer vistazo.

Llegué a muy buena hora para asistir a la cena de fin de año con la familia de mi esposo, quien me estaba esperando en el aeropuerto.  Salimos y tomamos una vía rápida, enorme, en el camino al fraccionamiento vi gran cantidad de tiendas y restaurantes, tanto locales como franquicias.  Estaba tranquilo y me dijeron que por ser fin de año, que generalmente viernes a esa hora tiene el tráfico que toda ciudad presenta, aun que dudo mucho que llegue a los niveles a los que llegamos nosotros.  El fraccionamiento me pareció hermoso, mucha vigilancia, grandes casas, jardines comunes con lagos, fuentes y juegos para niños.  En un área ví una casa club con alberca y gimnasio.  Aún se puede vivir en paz en provincia, para muestra Guadalajara.

Mini vacaciones de fin de año.

Se acababa el año y en vez de ser temporada de paz y amor estas celebraciones se han convertido en campo de batalla.  Por que somos así?  por que no seguir las reglas que nosotros mismos habíamos puesto?  Mi esposo y yo habíamos convenido en pasar Navidad con una familia y año nuevo con la otra, y así turnarlo un año y un año.  Este año decidió que iríamos a casa de sus tíos en Guadalajara a pasar la última fiesta del año.  No suena mal, el problema es que lo decidió tres días antes. Por supuesto hubo que planear todo el viaje en tres segundos y no siempre sale todo bien…

Budismo en México…

En México la mayor parte de la población es Católica, o por lo menos dicen serlo.  Pero entre todas las variantes de religiones que se practican hay gran cantidad de seguidores del Budismo;  muestra de esto son los templos budistas que tímidos se extienden por las principales ciudades.  Yo vivo muy cerca de uno, el Templo Eko Ji de México, y debo decirles que es un remanzo de paz y espiritualidad dentro de esta ciudad.  Pertenece a Japón y está lleno de actividades culturales, desde pláticas de filosofía, clases de artes marciales, hasta ceremonias dominicales.  Si quieren conocer más del budismo, hay muchos lugares en nuestro país.

Budismo dos en uno!

Tuve la oportunidad de escuchar a un importante Maestro del Budismo, es japonés, pero radica actualmente en México;  le preguntaban si el Budismo era religión o filosofía.  Al final concluyó que son ambas, una religión con filosofía.  He tenido la oportunidad de asistir a meditación y a clases de yoga en un acojedor templo que trata de enseñar esta filosofía y religión y he de decir que es un remanzo de paz dentro de esta agetreada ciudad.  Igual que los hermosos templos que tuve la oportunidad de visitar en Japón y  China y de los cuales les contaré.

Para peregrinos cosmopolitas….

Para peregrinos…. cosmopolitas, encontramos San Patricio en Nueva York.  Esta única catedral te hace sentir una paz infinita en medio de una de las ciudades mas agetreadas del mundo, sino es la que mas.  Esta imponente construcción, orgullo de católicos, ha sido testigo de cientos de bodas de famosos y millonarios;  tal es el caso de la sonada boda que se llevó a cabo hace unos años entre Thalia y el Sr. Motola.  Si están planificando un viaje a Nueva York, no pueden pasar por alto una visita a este lugar y observar el suntuoso altar dedicado a Nuestra Señora de Guadalupe.

De regreso a Tokio….

Después de una increible aventura en Kyoto, y habiendo aprendido mucho, regresamos a Tokio en tren.  Se habían acabado las vacaciones y teníamos una enorme nostalgia.  Nos enamoramos de la cultura de este país, de sus tradiciones, de la paz de sus Templos….  Fascinados pasamos nuestra última noche en Tokio, por supuesto le sacamos jugo y recorrimos de nuevo sus calles, cenamos en el area financiera, fuimos a un casino, hicimos las últimas compras y dormimos poco.  Nos resistíamos a terminar unas vacaciones como pocas.  Tenemos que agradecer a nuestro asesor vacacional, por que a pesar de que nuestro club, Royal Holiday, no contaba con hoteles en el lugar, nos hizo reservaciones a través de la agencia de viajes y todo salió perfecto.  Ahora que les cuento, vuelvo a sentir esa nostalgia de no saber si algún día podré regresar… me encantaría, pero aún hay muchos destinos inolvidables que visitar….

Un lugar muy singular…

Kyoto es conocido como la ciudad de los templos y es obvia la razón, cuando uno camina por sus calles encuentra uno tras otro…  Todos son hermosos y transmiten mucha paz.  Varios de ellos ofrecían una como especie de cajonera, donde uno tiraba unos dados y buscaba los símbolos reflejados en los cajones, ahí tomaba uno un papelito, luego lo amarraba en las reamas de los árboles….  Entramos a uno, donde bajabas unos escalones y estaba completamente oscuro, solo se guiaba uno con las manos, en el centro habìa una roca que debía hacer uno girar, querían recordarnos el vientre materno…  Toda una experiencia para turistas como nosotros que no sabíamos de budismo…

Kyoto Este.

Comenzamos nuestro primer dia de turistas en Kyoto reconociendo el área Este.  Visitamos un maravilloso templo Budista – Zen llamado Shisendo.  Por supuesto como en todos los museos, restaurantes… tuvimos que quitarnos los zapatos, al entrar descubrimos un lugar hermoso, lleno de paz, donde uno podía apreciar jardines cubiertos por terracería y pedrería blanca, con pequeños arbustos de azaleas, hay un bebedero que emite armónicos sonidos de agua… otro de sus jardines era un cuadro pequeño, con arena blanca y solo un árbol en el centro, al rozarlo el aire las hojas emitían sonidos calmantes…  Fue una increible experiencia.  Una vez llenos de paz decidimos continuar nuestro camino…

Puerto Progreso, Yucatán.

Hermosas y extensas playas, con arena blanca y fina; mar de hermosas tonalidades (a pesar de encontrarse en el golfo de México y no en el caribe).  Uno puede internarse en sus aguas sin mayor temor, pues son muy tranquilas y de hecho es muy bajo el mar, tiene un curioso efecto causado por dunas de arena acumuladas, ya que uno puede internarse en el y de repente llegar a un bajo…  El área del malecón es bullisiosa, pero si quieren disfrutar de estas mágicas playas, pueden alejarse un poco y disfrutar de la paz del lugar.