Archivos por Etiqueta: paisaje

Una luna de miel al año por lo menos!

Unas vacaciones románticas al año son obligación o por lo menos así es para nosotros;  nos encanta ir de un país a otro, caminar mucho, conocer…  pero acabamos super cansados y el romance pasa a segundo término, pero definitivamente tomamos cada año por lo menos unas vacaciones románticas, donde nos dejemos consentir por el personal del hotel, disfrutemos del paisaje, del lugar, nos relajemos, compartamos, platiquemos y por supuesto nos dejemos llevar por todas las pasiones.  Definitivamente este tipo de vacaciones son una especie de terapia de pareja que te hace regresar a la realidad renovado y más unido.  Prueben, no se arrepentirán.  Ahora les daré algunos consejos para que todo salga bien…

Anuncios

Llegando a Salzburgo.

Estan arreglando la pequeña estación de trenes de Salzburgo, a pesar de ser otro país, por ser comunidad europea no te piden ningún documento, y que bueno por que no llevabamos los pasaportes!  Saliendo de dicha estación encontramos una ciudad relativamente moderna, la guía nos explicó que eran las afueras y que habían sido bombardeados, por lo que esa zona era mas moderna que los puntos de interés que estabamos por visitar.  Hicimos una caminata por esas calles durante no más de diez minutos, cuando finalmente estaba el rio Salzach;  lo cruzamos por un puente, teniendo un paisaje impresionante de lo que estabamos por conocer.

Vistas impresionantes al Mt Fuji y otras….

Después de un café y un desayuno ligero en una sucursal de las cafeterías Excelsior, emprendimos el viaje.  Fuimos a la estación central de Tokio y tomamos el tren hacia Nagoya;  en el trayecto se puede apreciar el Mt. Fuji.  Luego hay que cambiar en el JR Takayama Honsen al tren de ventanas amplias, para poder disfrutar del paisaje….  Mi esposo estaba muy cansado, por lo que se quedó dormido, pero de repente comenzaron unas vistas increibles, de rios color jade… en un segundo comenzó a caer una ligera nevada!  No pude contener las lágrimas, me dió una sensación muy especial…  El paisaje era precioso y yo tenía mucha suerte de poder estar ahí.  Finalmente llegamos a la parada en Kanazawa, donde pasaríamos esa noche.  Ya teníamos reservaciones para hospedarnos en un pequeño hotel.  Por suerte Royal Holiday a través de su agencia de viajes nos lo consiguió.

Los tulipanes, ícono de Holanda.

Dicen que si le pides a alguien que nunca ha tenido la oportunidad de viajar a Holanda que te describa como se imagina un paisaje de este sitio, seguro te mencionará tulipanes….  Los tulipanes son una flor representativa de este país.  Dicen que los primeros fueron llevados por el imperio Otomano.  En 1593 ganaron gran popularidad, convirtiéndose en artículo de lujo y símbolo de estatus.  De hecho hubo un tiempo que todos querían invertir en bulbos de tulipán por que vieron esto como una manera de hacer fortuna.  Son hermosos los tulipanes holandeses y sus reproducciones en madera, que son vendidos en las tiendas de recuerdos para turistas.

Bienvenidos a Holanda!

Después de un rato manejando por fin mi hermana vió el letrero que nos avisaba que entrábamos a territorio Holandés.  Ella esperaba ver un cambio inmediato en el paisaje, pero cual fue la sorpresa que los campos seguían siendo tan verdes como en Bélgica, los tulipanes no se veían por ningún lado y por supuesto los antiguos molinos de viento ya habían sido sustituidos por modernos equipos con aspas para generar energía.  De cualquier manera le prometí que si vería molinos, gente con atuendos tradicionales, tulipanes y cosas muy hermosas una vez que nos adentraramos hacia Amsterdam, Volendam y Edam…

Después de París….

Pues se nos acabó el tiempo en París y aun que aún le faltaron muchos sitios turísticos a mi hermana por visitar tuvimos que seguir el camino.  Tomamos por la campiña hacia Holanda, sitio que a mi hermana le causaba mucha ilusión, siempre pensó que encontraría holandesas con trajes típicos, molinos de viento y campos llenos de tulipanes.  En el camino tuvimos unas vistas increibles, paisajes de tonalidades otoñales y hermosos animales que no resistimos y bajamos a fotografiar.  Ningún contratiempo por suerte.  En poco tiempo estábamos en Brujas, Bélgica, donde sólo pararíamos a comer y por supuesto hacer algunas compras…..

¿Playa o nieve?, Sierra Nevada te lo puede dar

Estar cerca del pico más alto de Colombia tan cerca del mar es suficiente para entusiasmarse y querer subir en busca de sus nieves perpetuas y de la mejor panorámica que pueda existir del horizonte marino. Los geógrafos dicen, con razón, que la Sierra Nevada es la montaña más alta del mundo al lado del océano. Los 30 kilómetros lineales que lo separan del caribe confirman tal argumento. El Parque Tayrona, es considerado como un símbolo de ecología y biodiversidad. Este paridisiaco lugar único en el mundo entre playa y nieve lo hacen un sitio maravilloso. Allí cada momento y cada pequeña cosa asombra de belleza y tranquilidad, plagado de animales únicos y de bellos colores que contrastan y enriquecen el paisaje. www.colparques.net, www.searriendasantamarta.com

La cordillera de los Andes

Si te gusta el deporte extremo a 40 Km. de Santiago aproximadamente justo en la cordillera de los Andes hay un  centro de esquí muy famoso, en donde la maravilla de las pistas te ofrece un alto grado de adrenalina fusionado con belleza.  Está increíble, seguramente te divertirás en grande.

Royal Holiday y Santiago de Chile

Santiago de Chile, donde las tardes son calurosas en verano ofrece innumerables escenarios, bibliotecas, museos, monumentos,  festivales, y un sin fin de lugares que presentan la historia de este país.  La gente de Royal Holiday le recomendó mucho este lugar a mis amigos y nos encantó ya que en este lugar podemos gozar de museos, gimnasios, canchas de tenis y SPA, está padrísimo.

Santiago de Chile

Podría enumerar un sin fin de lugares hermosos que he visitado pero hoy quiero hablarles de una ciudad no tan popular sin embargo con gratas sorpresas visuales es Santiago de Chile. Este lugar es precioso cuando fui me quedé en Torremayor Hotel, el cual está padrísimo.