Archivos por Etiqueta: noche

Terminando un largo día…

Finalmente estabamos en el hotel, fue un largo día, generalmente caminamos mucho y tenemos multiples actividades, pero ese día fue diferente, no tan divertido, dejamos un hotel, tomamos un avion, un tren, nos instalamos en otro hotel….  Llegamos por la noche ya a Miunich y como buenos capitalinos desconfiados salimos a caminar por el área sin alejarnos, no vimos restaurantes abiertos, el del hotel ya estaba cerrado, así que regresamos y decidimos dormir para comenzar la aventura temprano por la mañana.  Eso sí, he de confesar que fue este hotel el que nos ofreció las camas más confortables, o por lo menos eso me pareció a mi…

Caminata Parisina.

Después de disfrutar de un vaso de vino caliente con pan de especias en Montmartre tomamos el pequeño tren turístico de regreso al Moulin Rouge y después de caminar un par de cuadras tomamos el metro de regreso hacia Notre Dame.  Mi esposo la había visto de noche, pero no había podido admirar lo hermoso de su fachada.  Admiramos este fabuloso templo por un tiempo y luego comenzamos a caminar por pequeñas calles, nos fuimos perdiendo y dejando llevar hasta que después de largo rato vimos una hermosa construcción… nos encontrabamos en el Hotel de Ville!  Había una feria cultural y un carrusel afuera….

Museo De Orsay, para visitarlo…

Como les comenté este museo único se encuentra en el corazón de París, frente al jardín de las Tullerías a lo largo del Rio Sena, sobre la Rue de Lille en el número 62.  La estación de metro más cercana es Solferino de la línea 12;  también se puede llegar por RER, línea C, estación Musee de Orsay.  Recuerden que no abre los lunes, el resto de los días se puede visitar en un horario de las nueve y media de la mañana a las 6 de la tarde, excepto los jueves que tiene un horario extendido hasta las nueve cuarenta y cinco de la noche.  El costo de entrada por persona es de ocho euros.

Broadway!

Un ambiente único se vive en esta zona de Nueva York cada noche, las luces de las marquecinas se encienden y la gente va a prisa para llegar al espectáculo para el que tienen boletos.  Largas filas se hacen en el módulo de ticket master, donde se venden los boletos sobrantes a supuestos precios de descuento.  Nosotros por supuesto fuimos a formarnos una noche y conseguimos boletos para Mary Poppins, mi esposo no estaba muy convencido de mi elección, el prefería ver Chicago o alguna otra obra, pero sólo habían boletos para esta o Shreck;  al salir, estaba encantado.  Fue otra experiencia inigualable.

Boda All Inclusive!

Estando de vacaciones en Cuba, nos topamos con una boda muy singular.  Los novios eran Europeos y se encontraban hospedados en el hotel Meliá, al igual que nosotros.  Este como buen hotel de playa, era todo incluido.  Estábamos tomando una copa cuando los vimos pasar, al dirigirnos al restaurante donde teníamos reservaciones para cenar esa noche, nos dimos cuenta que dentro del salón, les habían montado una mesa enorme, como para los cuarenta invitados que eran;  cenaron a la carta (misma que era parte del paquete todo incluido) y les llevaron un hermoso pastel, mismo que compartieron con todos quienes estábamos cenando esa noche.

Una dulce experiencia en Takayama….

Mi esposo y yo somos turistas curiosos….  Queremos ver todo, saber todo y por supuesto probar todo…  Lo cual nos dió algunos sinsabores en Japón.  Recorriendo las estrechas calles de Takayama vimos un pequeño local, donde estaban preparando sobre una plancha algo cuadradito y la gente lo comia caliente…  Con el frío se nos antojo y nos formamos, pedimos uno y tuvimos una grata sorpresa, era una especie de dulce de naranja, muy esponjoso.  Seguimos caminando y un par de horas después teníamos hambre, vimos carritos que ofrecían una especie como de paletas de arroz y las bañaban de un jarabe,  después de haber probado el delicioso dulce de naranja decidimos aventurarnos un poco mas con la gastronomía y probar el dulce sabor de esos paletones… cual sería nuestra sorpresa!  Eran salados, sabían como a extra soya con marisco!!!  Por supuesto al no ser el sabor que esperaba no me gustaron…  Todas las tiendas ofrecían canastas con pruebas de lo que vendían, dulces extraños, pulpos y calamares deshidratados…. yo decidí no arriesgarme mas, pero mi esposo pasó muy mala noche después de todo lo que comió….

La Plaza Principal y sus edificios.

La Plaza Principal de Mérida es donde comenzó todo, donde se unen los poderes y se ubican los edificios que han sido testigos de la historia de la ciudad blanca.  Como primer elemento tenemos la llamada Plaza Grande, que es una explanada con gran cantidad de árboles de almendro, que dan una refrescante sombra, tiene bancas y las famosas “tu y yo” que son un tipo de banca donde una se encuentra frente a otra, ideales para esta ciudad tan romántica.  Frente a uno de los costados de esta Plaza Grande encontramos el edificio de Gobierno, el cual fue construido en el siglo XIX;  el primer palacio de gobierno se erigió en el mismo lugar;  ofrece 27 pinturas sobre la historia de México y Yucatán.  Se encuentra abierto al público en un horario de 8 de la mañana a 10 de la noche.  Por cierto, hay un módulo de información turística a la entrada.  Otro monumento que merece admiración es la fachada de la Casa de Montejo, que fue construida en 1543.

Bélgica mucho que ver…

Bélgica, famoso por sus chocolates y waffles, es un destino que ofrece mucho.  Nosotros decidimos sólo pasar unas horas ahí, pero nos fuimos adentrando, descubriendo sitios de interés que no imaginábamos y cuando nos dimos cuenta era tan noche que decidimos quedarnos y no arriesgarnos a manejar tan tarde.  En fin, esto nos dió una oportunidad que tal vez no se repita.  Disfrutamos mucho tanto de la capital como de Brujas.  En Bruselas por supuesto visitamos la Grand Place, o Plaza principal, que al caer el atardecer daba tonos color ocre, impresionante;  la estatua del Manneken Pis y por supuesto el Atomo…

El ojo de Londres

El famoso ojo de Londres es un increíble mirador que bien vale la pena visitar.  Uno se introduce en unas amplias cápsulas de cristal, suspendidas de una rueda, como las de la fortuna.  La vista es indescriptible, sobre todo en los pocos días soleados de este emblemático sitio turístico.  También por la noche es fantástica.  Como dato curioso les he de decir que la circunferencia de la rueda es de 424 metros.  Abre en un horario de 10 de la mañana a 8 de la noche, todos los días, excepto en verano que extienden su horario hasta las 9 de la noche.  Se puede llegar de varias formas, la mas sencilla para mí fue en metro (tube), la estación más cercana es Waterloo, que se encuentra a cinco minutos (caminando) de ahí.  Si quieren mayor información, incluyendo precios, visiten su página oficial:  http://www.londoneye.com/

Perdida en Shanghai….

Mi asesor vacacional me comentó que China era muy segura para los turistas, que sabía que el mayor problema era que se robaban las bicicletas, pero que de ahí a que asaltaran un turista….  Que las penas eran muy duras y la ley se aplicaba.  Así que confiando en lo que el asesor de Royal Holiday me dijo, decidimos mi marido y yo salir a despedirnos de Shanghai.   Era nuestra última noche ahí.  Comenzamos a caminar en el área cercana al hotel y de pronto ya estabamos alejados de la zona hotelera e internados en una especie de zona roja, donde se veían chicas de la vida galante y clientes rondándolas.  De regreso de esta divertida aventura pasamos por un puesto donde vendían un dulce como de nueces y frutos secos.  Tengo la teoría que para conocer un país hay que conocer sus sabores, así que decidií comprar un poco.  Mi marido me dijo que no quería, asi que yo me acerqué pedí un pedazo pequeño, pero el vendedor cortó un trozo grande, lo pesó y pidió 10 yuan por el!  Toda una fortuna para los precios del lugar!!!  Cuando me di cuenta mi marido ya había avanzado y estaba yo sola, rodeada por varios vendedores…  me sentí algo amenazada así que pagué y salí corriendo.  Moraleja, si no hablan el idioma, tengan cuidado con los vendedores callejeros.