Archivos por Etiqueta: Náhuatl

Tonalá, Jalisco

Otro de los puntos turísticos de la hermosa perla tapatía y famoso por su producción artesanal es Tonalá, que viene del náhuatl tonallán lugar donde sale el sol. Si uno, de visitante, quiere tener una visita de conjunto de este lugar, se va al cercano cerrito de Guadalupe y lo primero que le jala a uno la vista es una escultura de una mujer indígena cuyo brazo derecho está en torno a una cruz, en tanto que la mano izquierda queda sobre una minúscula escultura acuclillada a la manera de los códices. Una pequeña placa de bronce dice Atzahuapili. Una segunda placa, de piedra y de mayor tamaño, contiene este mensaje: Al feliz heroísmo de la tonalteca monarquía que al despreciar la idolatría abrazó el cristianismo. Tonalá sin duda es una tierra de arte y tradiciones, ya que aquí se fabrica la cerámica, muy famosa en el mundo por su belleza y singularidad, ya que aquí se fabrican distintas piezas de cerámica con diferentes técnicas. Tonalá también ofrece artesanías de vidrio soplado, madera, muebles, barro, etc., junto con Tlaquepaque, Tonalá es sin duda alguna un símbolo de México y su artesanía.

http://tonalajalisco.com

Apatzingán, lugar de historia

apatzinganMICHOACANEn la época Prehispánica, en este lugar, se asentó una tribu de procedencia Náhuatl, pues era ésta la lengua que se hablaba. Esta tribu, asentada dentro de los dominios territoriales del señorío unificado por Tariácuri, fue conquistada y sometida por los Tarascos, a los que estaban obligados entregarles tributo. Ciudad típica de la Tierra Caliente Michoacana y de gran connotación histórica, ya que en una de sus casas, ahora convertida en museo, el siervo de la nación, Don José Maria Morelos, promulgó la primera Constitución Política de América Mexicana Libre el 22 de octubre de 1814, durante la época de plena lucha contra la Corona Española. El 21 de abril de 1883 se le dió la categoría de Ciudad. Es hermoso darse una vuelta a la Villa de Parácuaro, muy cerca de Apatzingán, donde se puede disfrutar de reconfortables baños en su transparente y azulado manantial o visitar los cascos de las Haciendas Coloniales que florecieron en el
siglo XIX y que son un ejemplo de desarrollo sustentable, atendidas por un colono italiano que se avecinó en Tierra Caliente, y que con ideas innovadoras, cultivó las tierras áridas con riego hidráulico y nivelación de suelos que dio como resultado el florecimiento del arroz, algodón y el añil. www.apatzingan.gob.mx