Archivos por Etiqueta: mestizas

Barrio de Santiago, Mérida romántica.

Les he comentado que la romántica Mérida se encuentra dividida en barrios, y uno de los que tienen más sabor de antaño es el de Santiago, cercano al centro.  Si uno se interna en sus calles encontrará casas antiguas, con grandes patios arbolados, pequeños estanquillos que venden productos de la región, mestizas que visten ternos o hipiles y venden miel y melcocha….  En su centro hay un parque en el que se ofrecen serenatas los martes por la noche, en ellas la gente de la zona se mezcla con turistas curiosos y disfrutan de la música local que refleja el romanticismo de la gente, no falta algún valiente que se pare a bailar….  En su mercado se venden productos frescos, artesanía y comida regional.  Su Iglesia vale una visita, se construyó hacia 1637.  En este barrio también encontramos el Museo de Historia Natural y el Zoológico, llamado Parque del Centenario, donde un tren corre al rededor (solo tengan cuidado en el tunel con la cabeza, si son tan altos como yo).

Gastronomía Yucateca, dato curioso.

Los yucatecos son orgullosos de sus raíces y conservan gran cantidad de sus tradiciones hasta la fecha.  Me da gusto ver a las mestizas portando sus ternos…  Una de las costumbres que tienen en Mérida y la mayor parte de Yucatán tiene que ver con su gastronomía, y es el hecho de comer cierto platillo en un día fijo de la semana.  Por ejemplo podemos tomar los lunes;  en la mayoría de las casas se come frijol con puerco.  Este es un guiso en el que ponen frijoles y carne de cerdo (con lonja y oreja) a “sancochar” en una olla, junto con bolitas de masa de maìz llamada joroches.  Preparan una salsa de tomate cruda que llaman chiltomate, pican rábano, cebolla y cilantro.  Todo esto lo sirven en un plato y acompañan con tortillas y chile habanero.  También lo sirven los lunes en los restaurantes.  Pregunté a un lugareño el por que de esta tradición y me dijo que así lo hacían las abuelas y que es para que queden frijoles para el resto de la semana…

Progreso, su gente y sus tradiciones…

Es bien sabido que la sociedad yucateca es un tanto cerrada y no se abre fácilmente al cambio, esto los ha llevado a poder conservar sus antiguas y encantadoras tradiciones.  A mi me encantó que al caminar por la calle los progreseños te van dando los buenos días o te dicen “vaya bien”…  Así mismo después de un caluroso día, por la tarde-noche sacan  sus mecedoras a la banqueta y justo junto a la puerta de sus casas (por supuesto abierta) se sientan y conversan con cuanto transeunte pase…  Aún puede uno ver orgullosas mestizas portando sus ternos típicos, con sus aretes, pulseras y rosarios de filigrana desfilando por el centro, donde venden productos como miel y melcocha…  La gente vive en otra revolucíon, una mucho mas tranquila de la que vivimos en las grandes ciudades, todo es calma, las personas aún dejan sus puertas abiertas y los coches sin seguros…  un lugar seguro para los locales y turistas sin duda alguna.