Archivos por Etiqueta: mercado

Durante nuestra caminata cubana…

Uno no debe meterse ni para bien ni para mal con la gente que uno no conoce, pero como que eso no lo tenía muy claro mi papá.  Durante nuestra caminata pasamos por un mercado muy grande, cercano a una escuela;  había un grupo de muchachos, como de preparatoria y dos de ellos comenzaron a pelear, mi papá tuvo la genial idea de decirles que no pelearan, que no era bueno… sintió que estabamos en la zona turística o no sé pero tuvimos que salir corriendo…  los chicos le dijeron que no se metiera y unos a otros comenzaron a decir que le dieran un escarmiento…  Mejor nos alejamos rápidamente….  Estabamos conociendo una Habana y una Cuba reales…

Anuncios

Como el chinito!

Como el chinito, sólo miramos en esta tienda, ícono de Londres, de precios altísimos.  Bien dice la expresión “window shopping”, por que sólo vimos y nada compramos.  Sólo tomamos un café con un pan en uno de los lujosos cafés ubicados junto al área de souvenirs.  Ni siquiera un recuerdo compré, se me hizo muy caro;  por ejemplo, me gustó una bolsa de material reciclado para el super, pero costaba ya en pesos al rededor de quinientos!  por una bolsa reciclada para ir al mercado!  Definitivamente Harrods no es para mí, pero seguramente la economía del país les permite hacer compras en esos lugares y más.

Gastronomía Alemana.

Caminando en el área central, por Marienplatz, llegamos a una especie de mercado, donde vendían productos regionales y gourmet;  también habían restaurantes, muy sencillos, repletos de locales y uno que otro turista.  Pensamos que si los locales acudían debían ser buenos así que entramos a uno.  Por supuesto lo primero que ordenamos fueron unos gigantes tarros de cerveza, prefiero la clara y no me decepcionó.  Mi esposo pidió una sopa que tenía col, papa y todo tipo de salchicha en pequeños trozos, estaba deliciosa.  Luego ordenamos un plato que tenía col y pequeñas salchichas asadas al carbón.  MMM se me hace agua la boca de recordarlas.  Saliendo de ahí entré a una librería a comprar un recetario alemán.  Conocer un lugar incluye su gastronomía.

Donde comer en Oaxaca?

Para buena comida la Oaxaqueña…  Si van de visita a esta ciudad colonial, patrimonio de la humanidad, algo de lo que mas disfrutarán sin duda es su gastronomía.  No he probado lugar que me desagrade, pero por supuesto puedo destacar algunos.  Si van de vacaciones en plan austero o simplemente les gusta probar lo más típico, definitivamente el mercado es para ustedes.  Locales limpios, bien montados, sirven todo tipo de plato tradicional, desde tlayudas hasta moles, sin olvidar los tamales o los chapulines….  Los precios son bastante accesibles y se encuentran abiertos en un horario amplio, sirviendo desde el desayuno hasta la cena.  Si quieren algo más en forma, no olviden visitar el restaurante de la famosa marca El Mayordomo, donde se sirve comida tradicional a buen precio y de paso pueden entrar a la tienda a comprar algo para la despensa o un detalle para quienes esperan en el destino de origen…

Gastronomía Zacatecana…

No cabe duda que la gastronomía mexicana es de lo mas basta y rica.  No hay estado que no tenga sus propios platillos.  Yo desconocía la cocina regional de Zacatecas, pero mi asesor vacacional (soy socia de Royal Holiday) es de Sombrerete, Zacatecas;  el me dió gran cantidad de recomendaciones, no solo de puntos de interés para turistas, sino también gastronómicas.  Probé el asado de boda,  las enchiladas, la carne adobada en chile rojo y por supuesto las famosas gorditas, que no rellenan de chicharrón, sino de guisados.  Los postres son los mejores, mis favoritos fueron los ates, sobre todo el de guayaba.  El vino es sutil, muy afrutado, Cantera y Plata, para mi gusto es el mejor.  Lo pueden comprar en el mercado.

Mercado Gonzalez Ortega

Les comentaba que durante una cena degusté el vino local, de marca Cantera y Plata, el cual me pareció de buena calidad y curiosa como siempre pregunté donde podría adquirir unas botellas para mi cava.  Seguimos las indicaciones del personal del restaurante y llegamos a este hermoso mercado.  Dicen que antiguamente en el lugar donde se encuentra era la Plaza Mayor y se comenzó su construcción en 1886 para dar cobijo a la central de abastos de la ciudad.  Las obras concluyeron en 1889.  En 1901 la tercer planta se quemó.  En 1982 fue remodelado, conservando por supuesto su estructura de hierro forjado.  A partir de esa remodelación se ha convertido en un centro comercial donde se venden artesanías y productos gourmet de la región.  Es un hermoso e interesante atractivo turístico que uno debe visitar.  Se encuentra abierto en un horario de 9 de la mañana a 8 de la noche.

Hello Kitty, una amiga Japonesa.

En 1974 la empresa Japonesa Sanrio encargó el diseño de un personaje de tipo mascota que se identificaran con las jóvenes adolescentes de Japón.  Se pensaba imprimir esta imagen en unas pequeñas bolsas.  Ikuko Shimizu la inventó, una gatita blanca con moño rojo y overoll azul.  También le inventaron una familia, de hecho su nombre verdadero es Kitty White y se suponía vivía a las afueras de Londres!  Dicen que en los años 70s los japoneses tenían fascinación por aquella ciudad.  Ahora diganme que niña no ha sido encantada por esta simpática gatita?  Por lo menos yo fuí super fan de niña, tuve muchísimos juguetes de ella y sus amigos.  Ahora hay tantos productos….  y por supuesto los sigo comprando, vieron mercado para las que fuimos niñas y nos encantaba, siguieron las necesidades cambiantes y son una empresa super exitosa a nivel mundial.  De hecho en Japón, en cualquier tienda de souvenirs encuentras objetos de ella.  Me llamó mucho la atención la tienda llamada Questina en Tokio, donde no solo se venden todos los productos de Kitty, sino hasta arreglos florales!

Cansados pero con hambre en Asakusa.

Después de nuestra visita al hermoso templo Sensoji, caminamos por su calle comercial, llamada Nakamise, donde venden todo tipo de producto tradicional, desde abanicos hasta comida tradicional, por cierto que tenían unas vitrinas donde se veían peceras con peces globo, uno podía escoger el suyo y lo preparaban, como las truchas en la marquesa, pero solo con un poco mas de riesgo por eso del veneno no?  Bueno, no nos animamos a comer esto, así que seguimos caminando y el hambre incrementaba;  pasamos por un mercado donde vendían pescados, mariscos (calamares jigantes!) y algo que me llamó la atención:  melones en cajas de terciopelo.  Me explicaron que son tan caros que se obsequian como finos detalles.  El olor de este mercado no me era usual por lo que se me revolvió un poco el estomago y mi esposo y yo terminamos haciendo lo que nunca….  comimos en un McDonalds!

Otros barrios de Mérida…

Otros barrios tradicionales de Mérida que son de gran atractivo tanto para locales como para turistas son los de Santa Ana, Santa Lucía e Itzimná.  El primer barrio que les mencioné es famoso por su Iglesia, construida sobre un basamento maya y por su mercado, en el que se puede disfrutar de auténtica comida yucateca de primera calidad.  El barrio de Santa Lucía es reconocido por su Iglesia, construida en el S XVI y por su parque, el cual en un principio funcionó como cementerio.  Este parque está dedicado a los trovadores yucatecos, y en él todos los jueves por la noche se puede participar en las serenatas, donde la orquesta “típica Yucalpetén” toca junto con trovadores locales canciones de antaño.  Vale la pena asistir.  Por último Itzimná es un área muy tradicional de Mérida, donde encontramos otra hermosa Iglesia construida en 1572 sobre el adoratorio del Dios Maya Itzimná.

Otros sitios para comer algo en Progreso…

Si eres de alma aventurera y sigues el dicho de a donde fueres has lo que vieres….  Entonces tienes que pasar a almorzar en el mercado.  Ubicado a unos pasos del faro y unas cuadras del malecón, este mercado, recién remodelado, ofrece platillos típicos desde temprano.  Tradición de los lugareños es desayunar ahí antojitos, entre ellos la famosa cochinita pibil, ya sea en taco o “frances” (barra de pan típica del lugar), acompañada por una refrescante agua de horchata.   Otro lugar que recomiendo para desayunar es “El Cordobés” ubicado frente a las oficinas de gobierno, sus huevos motuleños o los aporreados (revueltos con frijol) son deliciosos.  Acompáñelos con un agua fresca preparada en el momento; lo único que no puedo recomendar en este lugar de gran tradición es el café, definitivamente no es bueno.  Para tomar café y postre o un desayuno (comida o cena también) ligero les recomiendo “Antares”, la infusión de su café es muy buena, con cuerpo y aromático.  Las opciones frías son ideales para el calor.  Se encuentra a unos pasos de “El Cordobés”, frente al Super San Francisco, muy cerca del faro y el Malecón;  abren en un horario de 8 de la mañana a media noche.