Archivos por Etiqueta: Luna de miel

Mi club vacacional en Puerto Rico.

Puerto Rico es enorme, es multicultural, con sabor latino, inmejorable clima y lo mejor con un abanico enorme de actividades para todo tipo de turista.  Siendo tan grande, mi club vacacional, Royal Holiday, cuenta con hoteles en tres áreas diferentes: San Juan, Guánica y Palmas del Mar.  Todos los hoteles afiliados y propiedad del club están en excelentes condiciones.  Durante mi luna de miel usé mi membresía y la pasé increible en este romántico puerto.  También cuenta el club con cruceros que inician sus circuitos aquí.

Mi club en San Juan…

Les comentaba que mi club vacacional, Royal Holiday, cuenta con tres ubicaciones en la isla de Puerto Rico;  todos ellos con excelente ubicación.  En este pasé las noches de regreso de mi crucero de luna de miel y fué fantástico;  es el llamado Courtyard by Marriot Isla Verde Beach Resort.  Está a tan solo cinco kilómetros del aeropuerto;  cuenta con dos kilómetros de playa privada, pista para trotar, restaurantes, bares, cafés y por supuesto casino.  Las habitaciones tienen balcón, aire acondicionado, caja de seguridad, tv por cable, secadora de cabello, una cama king o dos dobles… en fin todas las comodidades.  Su personal es amigable y profesional.  No dudes en hospedarte en este hotel.  Muy recomendable.  Su link:  http://www.royal-holiday.com/resort.aspx?propiedad=Courtyard+by+Marriott+Isla+Verde+Beach+Resort&zona=&pais=Puerto+Rico&destino=&actividad=

Itinerario de luna de miel.

Puerto Rico, que ganas tenía de estar en el viejo San Juan, mis papás habían pasado su luna de miel ahí, la verdad es que yo no lo supe hasta que les dijimos que ese sería el puerto del que saldría nuestro crucero.  Después del cansancio, estress y emoción de la boda volamos al cosmopolita puerto y ciudad de Miami, pasamos un par de noches y luego manejamos a Orlando, donde estuvimos dos días más y de ahí volamos al viejo San Juan, donde pasamos un fin de semana antes del crucero de siete días por el caribe;  al regresar a tierra firme disfrutamos de una noche más en Puerto Rico antes de regresar a Miami y de ahí a casa.  Toda una experiencia…

Un destino muy romántico para nosotros…

Por supuesto que la mayor parte de las personas se casan enamoradas y la luna de miel se convierte en un ritual muy importante.  Nosotros preferimos invertir más en el viaje de bodas que en la misma celebración.  Decidimos hacer un viaje largo, por varios puntos, que incluían Miami, Orlando, un crucero por el caribe y Puerto Rico.  El Viejo San Juan, con ese sabor caribeño, los latinos tan cálidos, sus monumentos, paisajes, playas y otros atractivos naturales, lo hacen un lugar perfecto para el romance.  Para nosotros hablar de Puerto Rico siempre será sinónimo de buenos recuerdos…

Cozumel celebrando el amor…

Les comentaba que la isla de Cozumel es un lugar perfecto para celebrar el amor, no sólo por las hermosas vistas, sus playas caribeñas de aguas tibias color turquesa, arena fina y blanca… si no también por la calidéz de su gente, por su música, esa trova que invita al romance, su gastronomía de origen maya y sus bebidas, incluyendo la horchata y el ixtabentun…  Por algo los antiguos moradores del mayab pensaban que la Diosa Ixchel, representante de la fertilidad vivía en la isla…  Ahora se puede seguir celebrando el amor en ese destino turístico, ya sea disfrutando de un fin de semana, pasando una luna de miel o hasta planeando hacer su boda ahí…

Cancun, la primer opción.

En mi parecer Cancun es el destino de playa mexicano más reconocido no solo a nivel nacional, sino mundial.  Su fina arena blanca y su mar de tonalidades turquesa, con clima cálido todo el año, lo hacen un destino único.  Cuenta con diversión para todas las edades y si uno se rinde a su encanto seguro regresa más enamorado de la pareja y del lugar.  Es uno de los destinos favoritos para quienes celebran su luna de miel.  Este paradisiaco puerto cuenta con infinidad de hoteles, ahora muchos ofrecen algún plan todo incluido;  esto es conveniente ya que quienes no lo ofrecen manejan precios muy altos en sus cartas…

Todo incluido, hasta el romance!

Para mí no hay nada que me relaje mas que sólo pedir lo que quiero y tenerlo, sin tener que preocuparme por tener que pagar una cuenta enorme al final.  El servicio de todo incluido es maravilloso, en especial para quienes celebran su luna de miel (sin importar que número sea).  Uno disfruta de actividades con su pareja, se relaja en la playa o las albercas, puede cenar en diferntes restaurantes de especialidad, todas las bebidas y alimentos están incluidos…  Te tratan como rey y lo mejor es que ya pagaste, no tienes que preocuparte por llevar dinero contigo, o por las enormes cuentas que generan muchos consumos en los hoteles.  Definitivamente este tipo de servicio ayuda a incrementar la relajación y por ende el romance.

Una luna de miel al año por lo menos!

Unas vacaciones románticas al año son obligación o por lo menos así es para nosotros;  nos encanta ir de un país a otro, caminar mucho, conocer…  pero acabamos super cansados y el romance pasa a segundo término, pero definitivamente tomamos cada año por lo menos unas vacaciones románticas, donde nos dejemos consentir por el personal del hotel, disfrutemos del paisaje, del lugar, nos relajemos, compartamos, platiquemos y por supuesto nos dejemos llevar por todas las pasiones.  Definitivamente este tipo de vacaciones son una especie de terapia de pareja que te hace regresar a la realidad renovado y más unido.  Prueben, no se arrepentirán.  Ahora les daré algunos consejos para que todo salga bien…

A la playa en pareja…

Las playas mexicanas son tan hermosas que son bien reconocidas a nivel mundial;  nosotros tenemos la suerte de poder manejar unas horas o tomar un vuelo corto y poder estar ahí, cuantos turistas internacionales no vemos que volaron desde Europa y a veces Australia?  Cualquiera que escojamos son excelente opción para una luna de miel y no tiene que ser la primera, cada viaje en pareja se puede convertir en una nueva luna de miel, sólo tenemos que prestarnos al romance.  Cómo???

Una membresía, excelente regalo.

Mis papás saben lo mucho que me gusta viajar, desde pequeña lo disfrutaba al máximo y por supuesto soñaba con ser sobrecargo…  Cuando crecí cambié mis sueños, pero el viajar por todos los sitios turísticos y los no tanto me seguía haciendo ilusión.  Al decidir casarnos, mi familia me dijo que en vez de regalarme una luna de miel, me regalarían una membresía con Royal Holiday, así tendría la opción de hacer muchos viajes a un costo muy conveniente y no saben lo bien que nos ha funcionado.  Es una excelente opción para un regalo de bodas, por supuesto lo estrenamos para la luna de miel y la hemos usado cada año!