Archivos por Etiqueta: hambre

Primer actividad programada: comer!

Bueno, después del vuelo, el traslado al hotel, el tiempo de espera en recepción y el cambio de habitación, ya nos había dado el medio día y teníamos un hambre….  Decidimos bajar y tomar un taxi y pedirle nos llevara a algún buen sitio para come rcomida regional.  Definitivamente nos dejaron en el sitio mas comercial para turistas:  La Bodegita del Medio.  Nos contaron que había comenzado como una tienda, donde se ofrecía comida preparada por la esposa del dueño, en poco tiempo se convirtió en la cadena de cocina Cubana más famosa!  Excelente servicio, buena comida, pero cara para la isla.

Anuncios

Tour londinense.

Después de disfrutar del cambio de guardia en el Palacio de Buckingham, caminamos entre la multitud hasta una parada del ya famoso touribus de dos pisos.  Este sistema es perfecto, por que si tienes poco tiempo puedes hacer el recorrido por la ciudad, escuchando una interesante explicación en tu idioma o puedes ir bajando y subiendo en cada sitio que te resulte curioso.  Nosotros lo tomamos y a dos paradas bajamos y no precisamente por que hubiera un sitio de interés turístico que quisieramos visitar, sino por que moríamos de hambre y vimos un pret a manger!

Con hambre en Londres.

Les comentaba que bajamos en una estación de metro cercana a Trafalgar Square y comenzamos la caminata, era viernes al medio día en Londres y teníamos mucha hambre, cualquier café que vieramos estaba lleno, de repente vimos un  bar que servía alimentos, no lo pensamos dos veces y entramos.  Qué mas podíamos pedir que los famosos fish and chips???  Mi esposo ordenó cerveza, yo vino.   Este platillo típico de Inglaterra, que no tiene ninguna ciencia nos supo delicioso;  sería el hambre?

En el viejo continente, camino a la Ciudad Luz.

Finalmente ya estábamos en la parte continental de Europa, era de noche y estábamos muertas de hambre (y a decir verdad un poco perdidas).  Queríamos encontrar una gasolinera, una tienda, algún lugar donde parar por unos minutos, estirar las piernas y de perdida comprar un café.  Pero avanzábamos y avanzábamos y no encontrábamos nada.  Hasta que finalmente vimos el famoso letrero de la M amarilla, un Mc Donalds!  Nunca hemos sido partidarias de la comida rápida y menos en sitios como Europa, donde puede uno degustar gastronomía de todo tipo, desde la mas refinada y conservadora hasta comida de vanguardia, con fusión de alquimia.  Pero he de decir que los nuggets de esa noche han sido los mejores que he comido, y el baño, me pareció el de un palacio…..  Que buena idea poner un restaurante de franquicia en medio de la nada.