Archivos por Etiqueta: habitación

A la cama!

Llegó la hora de regresar al hotel, por fin a descansar después de un largo día, de mucha caminata y mucha información.  Finalmente pasamos por un café que ofrecía los típicos pies calientes y no resistimos, no podíamos ir a la cama con el estómago vacío. Despues de una reconfortante cena finalmente llegamos a nuestra habitación….  Por fín a descansar, sin olvidar antes pedir el servicio de despertador para levantarnos a tiempo y no perder el tren que nos llevaría a nuestra última parada:  París.  Estabamos por terminar un increible viaje y no podíamos mas que mandar un correo a nuestro asesor vacacional con Royal Holiday para agradecer sus consejos.

Dia nuevo, aventura nueva!

Muy temprano sonó el teléfono de nuestra habitación, era el servicio de despertador del hotel que nos avisaba que ya era hora de levantarnos y comenzar una nueva aventura en Londres.  Con mucho ánimo nos levantamos, bañamos, vestimos y salimos rumbo a el palacio de Buckingham, queríamos ver el cambio de guardia, no sin antes parar a desayunar, luego queríamos tomar el turibus para que mi esposo tuviera una vista completa de la cosmopolita ciudad;  por la noche planeabamos ir al teatro, era el último día en ese maravilloso destino turístico y por cierto aún no comprabamos los boletos de regreso a Paris!

Servicio de despertador.

Un servicio que durante los últimos años he encontrado muy útil en los hoteles es el de despertador.  Cuando era niña me preguntaba quien querría que lo despertaran durante sus vacaciones (y menos temprano!)   pero ahora me doy cuenta que el que madruga… tiene tiempo de conocer y divertirse mas.  Además me pone nerviosa el hecho de perder algún avión, así que no sólo pongo el despertador que siempre encuentra uno en la habitación y la alarma del celular, cuando tengo algo importante que hacer a tempranas horas, pido que me despierten.  Ustedes también lo encuentran útil?

Nuestro hotel en Miunich.

Después de la nostálgica despedida de París, un buen vuelo, un pequeño paseo en tren y una linda caminata, a pesar de ir arrastrando maletas…. por fín estabamos en el hotel.  Que suerte contar con un club vacacional que arregle todo por uno.  Mi asesor me había mandado el plano para llegar asi que no tuvimos problema alguno. Presentamos la confirmación impresa de nuestra reservación en la recepción y eso fué todo;  en un par de minutos estábamos en nuestra confortable habitación.  Es una fortuna que si Royal Holiday no tiene hoteles afiliados en el destino de elección, pueda conseguirlos a través de convenios!

Citadines Bastille Gare de Lyon, habitaciones.

Esta vez estaría fuera de casa diez noches y mi esposo catorce así que buscamos un poco más de confort y reservamos una habitación de la categoría Embajador.  Fué muy cómodo, tenía una recamara con una cama cómoda, baño completo con tina;  un área de sala con sofa cama, y cocineta equipada.  En realidad esta última solo la utilizamos para preparar café pero siempre es útil.  En otra ocasión nos habíamos hospedado en su estudio, este es más pequeño sólo tiene sofa cama (no cuenta con camas), cocineta equipada y baño con tina.  Definitivamente si no sabes dormir en sofá pide una embajador cuando hagas tus reservaciones.  Pero ambas son cómodas, limpias y con excelente mantenimiento.

Casino en Canda!

Les decía que cuando hicimos escala llendo hacia China encontramos una tarjeta en la habitación del hotel, donde ofrecían a quienes quisieran visitar el casino servicio de transportación gratuita.  No lo hicimos, me gustan demasiado los casinos de Las Vegas y me dió pereza ir.  De regreso de China, la última noche en Vancouver, ya teníamos las pijamas puestas, cuando Chris me dijo, por que no vamos al casino?  Le dije que tenía sueño y además sólo nos quedaban diez dolares canadienses.  El dijo que no importaba, que los jugaramos, que de cualquier forma nos iríamos muy temprano y no los usaríamos.  Así que nos vestimos de nuevo y nos enfilamos a tomar la transportación al casino…

Llegando a Asakusa, Tokio.

Pues finalmente llegamos a nuestra estación, salimos y sólo caminamos media cuadra para encontrar nuestro hotel, el Vista Asakusa.  El personal hablaba perfecto inglés y fueron muy amables al hacer nuestro registro.  Nos entregaron las llaves de la habitación y subimos.  Cuando entramos me sorprendí de lo pequeña que era, esta fue mi primer visita a Asia por lo que no sabía que todos los espacios son muy reducidos.  Sin importar el tamaño debo reconocer que era funcional, la cama muy cómoda, con el mejor edredon de plumas que he usado en la vida y un sofa y su tv de plasma.  El baño era como el de los barcos y todo estaba impecable.  Contaba con restaurante donde servian desayuno tipo buffette.  Si regresara a Tokio no dudaría en hospedarme en este hotel de nuevo.  Si quieren conocerlo sigan el link:  http://www.agoda.com/asia/japan/tokyo/hotel_vista_asakusa.html?type=2&CID=1423847&URL=http://www.agoda.com/asia/japan/tokyo/hotel_vista_asakusa.html&

Donde hospedarse en Londres?

Hay que reconocer que Londres es uno de los destinos turísticos mas caros del mundo.  A decir verdad yo siento que ha sido el lugar más caro que haya visitado, aún más que Tokio.  Por supuesto no se hospedarme en hostales u hoteles que no tengan por lo menos un baño limpio en la habitación.  En este tipo de destino es donde vale la pena invertir los puntos de mi membresía vacacional y reservar con mi club, de esta forma se ahorra.  Royal Holiday tiene dos hermosos lugares en esta vibrante ciudad:  el Allen House y el Nell Gwynn House Apartments.  De ellos les contaré a continuación.

Una habitación sin ventanas???

Cansados, pero con muchas ganas de reincorporarnos pronto a la aventura finalmente nos llevaron a nuestra habitación.  Cuál fue mi sorpresa cuando abrieron la puerta y me mostraron un cuarto tan diminuto que solo contaba con una cama matrimonial, una televisión plana en la pared y una puerta corrediza que llevaba a un pequeño baño.  El techo era hermoso, tenía una cúpula con buena iluminación, pero había algo raro….  no habían ventanas!!!!!   Resulta que el cuarto que habíamos reservado no tenía ventanas, cuando nos dijeron que no tenía vista nos pareció que no sería importante, pues sólo era para dormir, pero no sin ventanas!  Por suerte no soy claustrofóbica, pero mientras permanecí dentro, despierta, lo hice con la puerta abierta….

Un nuevo día en Xian, una nueva experiencia.

Despertamos muy temprano y con mucho trabajo, pues ya llevabamos una semana fuera de casa y estabamos algo cansados, y a decir verdad esta cama estaba tan comoda…. Pero había que madrugar, ese día visitaríamos el museo de los hombres de terracota.  Habíamos pedido el desayuno a la habitación, para asegurarnos de no quedarnos dormidos.  Nos bañamos, desayunamos y bajamos corriendo por que desde la ventana vimos que nuestro taxi con el singular conductor del día anterior ya llevaba tiempo esperándonos.  Cuando lo abordamos listos para partir (habiamos convenido que nos llevaría y regresaría y el costo con el que si hablaba inglés el día anterior) nos hizo señas de que quería que hablaramos por teléfono y nos dio su celular.  Nos comunicó con una chica que hablaba inglés, quien nos dijo ser guía autorizada del sitio arqueológico y ofreció sus servicios, preguntamos del precio y duración de la visita.  Acordamos entonces tomar el tour con ella, nos dijo todos los guías estaban uniformados pero que el taxista era familiar de ella así que le hablaría cuando estuviéramos ahí para que nos reconociera…. y así fue.