Archivos por Etiqueta: Geishas

Distrito de Gion, Kyoto.

El distrito de Gion se encuentra ubicado al rededor de la Avenida Shijo, entre Yakasa Shrine y el río Kamo.  Este es auténticamente el área del entretenimiento.  Que ver o que hacer?  Wow, mil y un aventuras se pueden vivir en esta área de interes no solo túristico.  Sus pequeñas calles están repletas de teatros, restauranes y por supuesto “ochaya” que son las casas de té donde entretienen las famosas y multidiciplinarias Geishas.  La calle más recomendada para visitar de esta área es Hanami-koji, que va de la avenida Shijo al templo Kenninji, en esta se encuentran ubicados los mejores restaurantes (y por ende los mas caros).  Del otro lado del rio Kamo se encuentra otro distrito de Geishas, Pontocho, aun que la tradición y la historia marcan que las mas reconocidas se encuentran en Gion.

Anuncios

Gion, donde las historias cobran realidad…

Tantas historias de Gion había leído….  tantos relatos de Maikos que estudian varias disciplinas de arte y entretenimiento…. festivales… casas de té….  luchas de sumo… Geishas con agendas apretadas….  Y yo por fin ahí en el lugar donde se desarrollaba todo eso.  Cuando llegué a Kyoto tenía muchas ganas de conocer este punto de interés no sólo turístico, sobre todo de entretenimiento para personajes locales.  Supuse que  como siempre pasa, uno lee libros con historias sobre algún lugar, ubicados hace unos años y cuando uno llega encuentra todo tan cambiado que necesita mucha imaginación para reconocerlo.  Pero en Gion no pasa esto, tiene la cultura japonesa muy arraigada, conservan todas las tradiciones, fue una maravilla recorrer sus calles y ver a las Maikos a prisa por llegar a sus clases….

Primer día en Kyoto…

Por fin, bañada y lista para bajar a desayunar y comenzar una nueva aventura en un destino turístico reconocido por sus templos, la belleza de su paisaje, pero sobre todo por guardar aún muchas de sus tradiciones culturales… Un lugar donde puedes encontrar monjes Budistas, luchadores de Sumo, o hasta Geishas!  Muy emocionada apuré a mi esposo y bajamos a desayunar, todos los hoteles que nuestro asesor vacacional con Royal Holiday nos reservó incluían el desayuno.  Nos pareció curioso observar que no habían sillas como en otros, era un auténtico restaurante japonés solo con tatamis, nos preguntaron si queríamos desayuno tradicional o western, la primer opción eran arroz, sopa y pescado crudo, así que optamos por la segunda en la que nos llevaron huevos con catsup y pan tostado…

Finalmente Kyoto!

Mi esposo tenía muchas ganas de conocer Tokio con su vida y tecnología y por supuesto este destino visitado por millones de turistas no lo decepcionó.  A mi me encantó, pero el punto que más deseaba conocer era Kyoto.  Durante años me habían cautivado las  historias de los Shoguns, las Maicos y Geishas…  El libro de Historia de una Geisha me había cautivado y que decir de la película con la fotografía…  Mis abuelos me habían hablado mucho de este lugar, de la ceremonia de té… de hecho hasta un kimono tuve cuando pequeña, que ellos me habían traido de una de sus visitas….  Muy emocionada me encontraba a unas horas de comenzar mi recorrido por aquella legendaria ciudad….

Llegando a Kyoto.

Por  fin estaba ahí, en Kyoto, la ciudad que por tantos años había cautivado mi imaginación con historias increibles de emperadores y geishas….  Al llegar a la  imponente estación de trenes noté que era un lugar bastante moderno, distaba mucho de las historias que había leido y al salir note una hermosa y armónica combinación de antiguo y cosmopolita.  Era tarde, así que sacamos el mapa que nuestro asesor vacacional (con Royal Holiday) nos envió y caminamos hacia nuestro hotel que se encontraba a sólo unas cuadras.  Nos registramos, bajamos a la lavandería a dejar ropa (no llevabamos suficiente para todo el viaje) y fuimos a cenar.  De regreso recogimos la ropa y nos fuimos a descansar.  Nuestra habitación era pequeña, pero muy cómoda.  Ya quería que amaneciera para iniciar mi aventura en Kyoto…