Archivos por Etiqueta: fin de año

Jalisco, abanico de posibilidades…

Esta vez mi viaje a el multifasético estado de Jalisco fué express.  En realidad no viajaba de vacaciones, sino para compartir con la familia de mi esposo las fiestas de fin de año.  De cualquier forma me quedé con ganas de visitar otros lugares, como Tequila, con sus paisajes de agaves azules o Puerto Vallarta, una de mis playas favoritas, me encanta su ambiente, su gente, la vida en los costados del rio….   Jalisco tiene joyas que todo turista que visita el lugar aprecia.

Anuncios

Se acabaron los día festivos.

Finalmente se acabaron las celebraciones de fin de año, se agotaron los días festivos y debíamos regresar a la ciudad.  Por supuesto sabemos que las carreteras se saturan, especialmente a la altura de las casetas los fines de semana y sobre todo en puentes.  Por esto decidimos regresar temprano.  El día primero nos fuimos a la cama temprano para levantarnos sin problema y poder emprender el viaje de regreso al terminar el desayuno.  No nos gusta arriesgarnos a quedar atrapados por horas en la carretera, así que mi esposo, Milky y yo nos fuimos a descansar….

Tradiciones de fin de año….

Costumbre bien arraigada para fin de año en mi familia ha sido la de comer las doce uvas, una con cada campanada y pidiendo un deseo por cada una, luego un brindis y abrazos para desearnos todo lo bueno que uno puede querer para la familia.  Mi hermana suele salir corriendo con maletas, para ver si el año que comienza le trae viajes, por supuesto la ropa interior amarilla (para el dinero) y roja (para el amor) no puede faltarnos.  Siempre hay alguien que nos regale borreguitos para la lana…  Se de personas que barren su entrada, creo que para que se vayan las malas vibras, otros tienen lentejas, o un billete en el zapato para la abundancia…  No cabe duda que somos en México un pueblo de tradiciones y leyendas….

Primer vistazo.

Llegué a muy buena hora para asistir a la cena de fin de año con la familia de mi esposo, quien me estaba esperando en el aeropuerto.  Salimos y tomamos una vía rápida, enorme, en el camino al fraccionamiento vi gran cantidad de tiendas y restaurantes, tanto locales como franquicias.  Estaba tranquilo y me dijeron que por ser fin de año, que generalmente viernes a esa hora tiene el tráfico que toda ciudad presenta, aun que dudo mucho que llegue a los niveles a los que llegamos nosotros.  El fraccionamiento me pareció hermoso, mucha vigilancia, grandes casas, jardines comunes con lagos, fuentes y juegos para niños.  En un área ví una casa club con alberca y gimnasio.  Aún se puede vivir en paz en provincia, para muestra Guadalajara.

Llegando al aeropuerto internacional de Guadalajara.

Finalmente aterrizamos y despues de esperar a que los pasajeros que llevaban prisa bajaran, desembarqué del avión y caminé hacia la salida.  Trato de ser práctica, por lo que llevé mi maleta abordo.  En mi recorrido encontré un pequeño aeropuerto, moderno y con todas las comodidades.  Pasé al baño y estaban muy limpios.  Había variedad de tiendas, incluyendo farmacias, bares y cafés.  La mayoría estaban cerrados, pero lo comprendo, fin de año por la noche….  Al pasar la seguridad y el área donde se recoje el equipaje encontré restaurantes de comida rápida, tequilerías y arrendadoras de autos.  Afuera taxis y un´gran estacionamiento.  Todo para simplificar la vida del turista.

Camino al aeropuerto.

Debía estar aproximadamente dos horas antes de mi vuelo en el aeropuerto, la mayoría de las personas no siguen las reglas, pero era el último día del año y pensé que estaría lleno, por lo que si salí con tiempo.  Eso sí, confié en que no habría tráfico y eso si fue un grave error, el viaducto estaba a vuelta de rueda.  Estaba por tomar un taxi para irme cuando mi Mamá me llamó y me dijo que ella me daba aventón.  Después de sufrir un buen rato en el tráfico por fin llegamos, baje rápido le di un abrazo de fin de año y entré lista para vivir el último viaje del 2010.

Reservando el hotel.

Pensé que tal vez sería dificil encontrar hotel para este fin de año, pero la verdad es que creo todo el mundo prefiere ir a alguna playa. Llamamos a nuestro club vacacional, Royal Holiday, y a través de la agencia de viajes hicimos nuestra reservación.  Necesitabamos un hotel donde nos aceptaran a mi esposo y a mi con Milky, nuestra pequeña perrita viajera.  Nos reservaron en el Presidente Intercontinental y la verdad es que la suite que nos dieron fue perfecta, contaba con un baño muy espacioso, vestidor, closet, tv con cable, telefono, caja fuerte, cafetera, aire acondicionado…

Nueva York en fin de año

Bueno, pues sobre advertencia, no hay engaño jajajaja… aquí comienzan mis aventuras de viaje por el mundo, desde un punto de vista más emocional y el trasfondo de cada decisión de viajar. Siempre había querido conocer Nueva York y un día platicando con un amigo, salió que él iba a estar con otros cuates en NY para fin de año. Se me iluminaron los ojos cuando me invitó, el único inconveniente es que yo me tenía que ir sola y verlo en el hotel. Ni modo, cuando uno tiene un sueño y la oportunidad de hacerlo realidad, no hay que desperdiciarla y compré mi boleto de avión de inmediato. El viaje me salió carísimo por comprarlo de última hora, pero el 31 de diciembre justo al sonar las campanadas de año nuevo en Central Park con la canción de Frank Sinatra New York New York, el gran árbol de navidad de Rockefeller Center, el teatro en Broadway y la vista impresionante desde el Empire State, dejaron huella de por vida en mi: www.vivenuevayork.com