Archivos por Etiqueta: dulces

Y hablando de los Campos Elíseos…

Y quien dice que un paseo por la avenida mas famosa de París está completo sin disfrutar de su gastronomía?  Para mí, una caminata por los Campos Elíseos debe ir acompañada por una parada en los pequeños puestos que venden crepas.  Las preparan en un segundo, saladas (con queso, jamón, huevo…) o dulces (azúcar, naranja, controy, nutella, plátano…) Las envuelven en papel o un cono pequeño de cartón… calientes, con aroma a recién hecho…  Si hay frio, como me tocó en esta última visita son más ricas todavía acompañadas por un café o un vino caliente.  Por que en casa no saben igual?

Anuncios

Dejando Takayama….

Se acabó el tiempo en Takayama…  Fue un lugar hermoso, conocimos el área donde vivieron los samurais, Templos preciosos que te llenaban de paz e invitaban a refleccionar a pesar que desconocíamos por completo el Budismo…  Probamos todo lo que se cruzo por nuestro camino, dulces, arroz, cosas que nos gustaron y otras que no tanto…  La gente tan amable como en Tokyo e igualmente hablaban perfecto inglés por lo que no tuvimos problema.  Nostálgicos estabamos listos para partir, con esa tristeza que da cuando uno se enamora de un destino y sabe que lo más probable es que nunca tenga oportunidad de regresar por la lejanía y la cantidad de destinos turísticos (y no tan turísticos) que nos faltan por recorrer.  Pero finalmente listos para iniciar la aventura de nuevo en el tren hacia nuestro siguiente destino…

Una dulce experiencia en Takayama….

Mi esposo y yo somos turistas curiosos….  Queremos ver todo, saber todo y por supuesto probar todo…  Lo cual nos dió algunos sinsabores en Japón.  Recorriendo las estrechas calles de Takayama vimos un pequeño local, donde estaban preparando sobre una plancha algo cuadradito y la gente lo comia caliente…  Con el frío se nos antojo y nos formamos, pedimos uno y tuvimos una grata sorpresa, era una especie de dulce de naranja, muy esponjoso.  Seguimos caminando y un par de horas después teníamos hambre, vimos carritos que ofrecían una especie como de paletas de arroz y las bañaban de un jarabe,  después de haber probado el delicioso dulce de naranja decidimos aventurarnos un poco mas con la gastronomía y probar el dulce sabor de esos paletones… cual sería nuestra sorpresa!  Eran salados, sabían como a extra soya con marisco!!!  Por supuesto al no ser el sabor que esperaba no me gustaron…  Todas las tiendas ofrecían canastas con pruebas de lo que vendían, dulces extraños, pulpos y calamares deshidratados…. yo decidí no arriesgarme mas, pero mi esposo pasó muy mala noche después de todo lo que comió….