Tag Archives: cuba

Encantos cubanos para traer a casa…

Cuba tiene productos únicos, bien reconocidos a nivel mundial que se vuelven excelente souvenir para llevar a casa. Muchos turistas compran sus cremas, perfumes y productos dermatológicos, para mi los mejores son Alicia…  Otro artículo reconocido a nivel mundial son los puros, en especial Cohiba y Partagas, pero cuidado, no los compren en cualquier sitio, en la isla venden buenas imitaciones que te pueden confundir.  Por último sus rones, fue cuna de la casa Bacardí y ahora sus mejores representantes son entre otros Matusalen…

Varadero, hermosas playas.

Así como he criticado el sistema todo incluido, con ciertas restricciones y falta de calidad, del hotel en el que me hospedé, debo reconocer la hermosura de sus jardines, muy bien cuidados, tapizados de flores y plantas exóticas y por supuesto la belleza de su playa. Varadero, Cuba, me recordó bastante a la de Puerto Progreso, en Yucatán. Gran playa de arena fina, no tan blanca como la de Cancun, de mar templado y cristalino,  muy tranquilo… invitaba a todos los turistas presentes a bañarse en el…  Un clima inigualable.  Definitivamente fue un deleite estar en ese lugar, la naturaleza compensó todo lo demás.

Todo incluido en raciones…

Les comentaba que me he hospedado en varias cadenas de hoteles que manejan el concepto de todo incluido y siempre el personal habìa tratado de darnos gusto en todo.  Varadero, Cuba, fue un tanto diferente, creo que las personas de la isla están acostumbradas o otras cosas.  En cuanto llegamos al hotel nos dirigimos al snack bar por un refrigerio para cenar bien; nos ofrecieron sandwiches y nos pareciò bien.  Comimos uno y mi papá quería otro, pero se le ocurrió que sólo lo quería con un pan, no con dos como lo preparaban. La mesera se enfadó y le dijo que la ración eran dos panes;  mi papá dijo que lo entendía, pero que solo le sirvieran uno.  Se negaron y lo sirvieron con dos, mi papá no quería desperdiciar, pero al final dejó un pan….

Hotel en Varadero…

Finalmente llegamos a nuestro hotel en Varadero y fuimos muy bien recibidos.  Cuba me daba la impresion de que hubiera viajado hacia atrás en el tiempo, los autos antiguos, las instalaciones de los hoteles, sus muebles… no se para mi tiene cierto encanto y nostalgia.  En fin, después de registrarnos fuimos a nuestras habitaciones a dejar las maletas.  Eran bastante sencillas, pero estaban limpias que era lo importante.  Para variar teníamos hambre y era un hotel todo incluido así que decidimos comer unos sandwiches en uno de los restaurantes de playa para poder cenar bien.  Por fin nos relajamos viendo su hermoso mar…

Espectáculo en el Hotel Nacional, La Habana…

Después de cenar pasamos al teatro – cabarette.  Tenía pequeñas mesas redondas y sillones… se veía el paso del tiempo en sus instalaciones, pero esperábamos con ansia la majestuosidad de su espectáculo, tal como lo habían prometido.  Comenzó la música, salieron los bailarines y si, disfrutamos de una buena velada.  Usando la imaginación te podías remontar a una Cuba bollante, lujosa…  ahora sus trajes se veían un tanto venidos a menos por el uso… pero el entusiasmo de los participantes te hacía olvidar todo y entregarte a los ritmos de su música.

Experiencia en el hotel Nacional, Cuba.

Entramos a este hermoso hotel de estilo colonial y quedamos encantados con sus instalaciones y el mantenimiento que tiene.  Compramos nuestros boletos para la cena y el show.  Pasamos al comedor y efectivamente era buffette, tal como nos había dicho el concierge de nuestro hotel.  Había comida muy cubana y algo de española.  Aún recuerdo que cené deliciso, un poco apresurado por el tiempo, ya que el espectáculo estaba por comenzar.  Recordaba todas las historias que contaban mis abuelos sobre los eventos a los que habían asistido en ese hotel durante sus viajes…  Finalmente pasamos al teatro, que mas bien era como un cabarette….

Ahora algo muy turístico en La Habana…

Después de nuestra larga y un tanto desesperada caminata por los barrios de la Habana y de presenciar y huir de aquel pleito callejero, finalmente estabamos en el hotel;  ya bañados y listos para seguir con la aventura.  Por supuesto ya teníamos hambre de nuevo.  Fuimos con el concierge y pedimos nos recomendara un lugar en la zona de interés turístico para cenar.  Nos dijo que el hotel Nacional (muy emblemático en Cuba) ofrecía cena buffette y luego su espectáculo cubano.  Quien resistiría?  Con el hambre y con ganas de disfrutar ese sabor de la isla…  Nos consiguieron un taxi y en menos de diez minutos nos encontrabamos ante la entrada del lindo hotel…

Durante nuestra caminata cubana…

Uno no debe meterse ni para bien ni para mal con la gente que uno no conoce, pero como que eso no lo tenía muy claro mi papá.  Durante nuestra caminata pasamos por un mercado muy grande, cercano a una escuela;  había un grupo de muchachos, como de preparatoria y dos de ellos comenzaron a pelear, mi papá tuvo la genial idea de decirles que no pelearan, que no era bueno… sintió que estabamos en la zona turística o no sé pero tuvimos que salir corriendo…  los chicos le dijeron que no se metiera y unos a otros comenzaron a decir que le dieran un escarmiento…  Mejor nos alejamos rápidamente….  Estabamos conociendo una Habana y una Cuba reales…

Suiguiendo la caminata…

Después de dejar atrás a la familia con el hermoso perrito seguimos nuestra caminata por aquellas calles de La Habana, Cuba, se veía como que había llovido por que estaba anegado.  Nos comenzabamos a desesperar por que ya habìamos caminado mucho, sentìamos que estabamos lejos de la zona turística y no encontrábamos un sólo taxi que nos sacara de ahí.  De repente llegamos a unas bodegas junto al mar, unos autos pasaron muy rápido, y nos empaparon.  Que más podía pasar?  Perdidos, en un barrio no muy agradable, mojados por agua encharcada….  Finalmente apareció un taxi, mismo que nos llevó al hotel!  Finalmente a salvo para darnos un buen baño!

Caminata despues de comer…

Les contaba que hicimos una buena comilona en La Bodeguita del Medio en La Habana, Cuba y después de eso comenzamos a caminar por el área y cuando nos dimos cuenta ya estábamos lejos de los puntos turìsticos, mas bien ya nos habíamos internado en la zona residencial.  Este sitio nos mostraba como viven los habitantes, varias familias en casas viejas…  Afuera de una había una familia sentada en sillas platicando, tenían un perrito y les dije que estaba hermoso, grave error!  me lo querían regalar, me siguieron dos cuadras pidiendo que me lo llevara, argumentaban tendrìa mejor suerte conmigo, pero como sacaría un perrito de la isla???  Me dió mucha tristeza.