Tag Archives: comer

Diferencias en calidad…

Cuando uno elige un hotel todo incluido lo hace con el fin de tener menos preocupaciones, comer, beber, lo que uno quiera, cuando uno quiera, sin cargar dinero….  Uno generalmente no se preocupa por la calidad de los alimentos, confía uno en la cadena que administra el hotel.  En el caso de Varadero fue todo diferente.  El primer día que bajamos al buffette del desayuno no se veía tan espectacular como otros hoteles, pero parecìa aceptable.  Decidí comenzar por algo de fruta y cereal con leche.  Grave error!  La leche estaba descompuesta!  Quien sirve leche descompuesta???  Desde entonces tuvimos mayor cuidado…  Falta de supervisión???  Mal punto.

Finalmente en México.

A pesar de que fueron increibles estas vacaciones, siempre se siente cierta nostalgia por regresar a casa cuando uno ya lleva tiempo fuera.  Sin querer reconocerlo del todo, nosotros ya teníamos ganas de estar en nuestro hogar.  Finalmente después de once horas atrapados en el asiento de un avión de Aeroméxico, pisabamos nuestro país.  Pasamos migración, recogimos las maletas, salimos de la terminal dos y como aún no llegaban por nosotros y teníamos hambre, decidimos comer algo en el aeropuerto.  Que sería?  Tacos sin dudarlo!  Bienvenidos a México!

Louvre, centro comercial.

Con tantos platillos deliciosos que saborear en París, quien no tendría hambre a toda hora?  Pues ya era hora de comer, así que antes de entrar a este imponente museo parisino decidimos comer algo.  Entramos por el llamado carrousel del Louvre y recorrimos todas las pequeñas y exquisitas tiendas, luego el área de fast food y por ùltimo vimos la cafetería donde servían sandwiches y ensaladas, justo junto a donde venden los boletos.  Así que en este último lugar comimos.  Por cierto vale la pena que dediquen unos minutos a las tiendas de este pequeño centro comercial, en especial una que vende artículos ecológicos, así como inciensos, aceites aromáticos y hasta juguetes educativos.

Finalmente Salzburgo!

No les ha pasado que quieren algo y cuando sienten que no lo van a obtener más lo desean?  Eso me pasó, estaba aferrada con la idea de ir a Salzburgo, así que con muchas ganas busqué la florería y encontré a la guía de turistas.  Muy amable nos dijo que ese día saldría la excursión una hora mas tarde de lo acostumbrado por reparaciones en las vías del tren, pero que si no teníamos inconveniente regresaríamos una hora más tarde.  Estuvimos de acuerdo y por cuarenta euros por persona iniciamos la aventura.  Quedamos en vernos una hora más tarde, nos dijo viajaríamos en bagones de segunda, que el recorrido tomaría aproximadamente dos horas y media y que nos recomendaba comprar algo de comer para el camino….

Hablando de… religiones y destinos…

He comentado sobre los lugares que visitan los católicos y que he tenido la fortuna de conocer, algunos que pertenecen al Islam, pero aún no les he contado de un encuentro muy enriquecedor que he tenido con la segunda religión con mayor número de seguidores a nivel mundial:  el Budismo.  Generalmente viajamos muy documentados, nos encanta saber por anticipado que ver, donde comer, como viajar….  desafortunadamente para nuestro primer contacto con Asia no nos documentamos lo suficiente con respecto a su religión, la cual ahora admiramos fuertemente.    De este pacifico encuentro les ire platicando.

Takayama, calles antiguas.

Furui-Machi-Nami, o viejas casas privadas es el nombre del área protegida como área histórica.  Aquí encontramos estrechas calles donde se ubican casas y locales comerciales;  por supuesto todos del mismo estilo del periodo Edo.  Es un área muy agradable para caminar, hacer compras  y comer algo.  Se encuentra del lado este del río Miyagawa. 

Algo hermoso y divertido de visitar son los mercados que se instalan por las mañanas.  Uno los puede visitar en un horario de 7 a 12 y ahí los comerciantes venden flores, frutas, arroz…  Son dos los principales, los mas visitados por locales y turistas:  Jinyamae y Miyagawa.

Cansados pero con hambre en Asakusa.

Después de nuestra visita al hermoso templo Sensoji, caminamos por su calle comercial, llamada Nakamise, donde venden todo tipo de producto tradicional, desde abanicos hasta comida tradicional, por cierto que tenían unas vitrinas donde se veían peceras con peces globo, uno podía escoger el suyo y lo preparaban, como las truchas en la marquesa, pero solo con un poco mas de riesgo por eso del veneno no?  Bueno, no nos animamos a comer esto, así que seguimos caminando y el hambre incrementaba;  pasamos por un mercado donde vendían pescados, mariscos (calamares jigantes!) y algo que me llamó la atención:  melones en cajas de terciopelo.  Me explicaron que son tan caros que se obsequian como finos detalles.  El olor de este mercado no me era usual por lo que se me revolvió un poco el estomago y mi esposo y yo terminamos haciendo lo que nunca….  comimos en un McDonalds!

Hora de cenar!

Hora de desayunar, comer, cenar, tomar un snack, simplemente se me antojo algo saladito… o dulce…..  Todos los alimentos incluidos!  Wow!  Es una maravilla no tener que preocuparte por un presupuesto y dejarte llevar por lo que se te antoje cuando se te antoje.  No soy muy glotona pero disfruto de una buena comida y una buena bebida.  Hablando de bebidas, estas no están incluidas en un crucero, solo los jugos por la mañana, el café, te, chocolate y agua todo el día.  Para refrescos y bebidas alcoholicas uno puede comprar paquetes el primer día donde te dan una tarjeta de identificación o puedes pedir uno por uno y pagar en el momento.  En cuanto a los restaurantes el crucero tenía cuatro incluidos:  un buffete, dos formales a la carta y un cafe informal.  Además de estos habían restaurantes de especialidad:  tex-mex, francés, italiano, tepanyaki y de carnes, en los cuales uno pagaba una diferencia que podía ir de los 10 a los 25 usd.  Se me olvidaba, el servicio a cuartos está también incluido!  por si tienes ganas de consentirte o no quieres ir al restaurante antes de salir a algúna excursión.

Al final del día en Barcelona

kabaraYa en el ocaso del gran día que tuvimos decidimos bajarnos en Catedral, donde dimos un paseo por el barrio Gótico mientras buscábamos un lugarcito rico para comer, beber, descansar y charlar sobre la belleza de la ciudad y las ganas que dan por quedarse a vivir. En nuestro recorrido topamos con una placita y vimos las instalaciones de ELISAVA, que es la Escuela Superior de Diseño donde paramos a pedir informes. Al adentrarnos por los callejones para salir al barrio gótico llegamos a la plaza Garibaldi donde inmediatamente nos remitió a nuestro México querido y tomamos foto con nuestros celulares, eso sí, definitivamente faltaba el mariachi. Después de rondar por ahí llegamos Kabara, un moderno localito con rica cocina internacional y mediterránea con un toque entre palestino y persa, con rico ambiente chill out. www.restaurantebarcelona.net/kabara/1215

Aprendiendo tango en Buenos Aires

Siguiendo con Sudamérica, les voy a contar de mi viaje a Argentina y de mi estancia en Buenos Aires. Esta ciudad es una típica ciudad moderna, con mucho movimiento, gente en la calle, vida nocturna, restaurantes de primera, centros comerciales, outlets y más… pero algo verdaderamente relajante en esta ciudad, es Puerto Madero. La zona de Puerto Madero es una zona medio exclusiva a las orillas del Río de la Plata y lo que te da caminar por el puerto disfrutando de la brisa y de los muchos restaurantes y bares, es una paz. Además, la comida es deliciosa y tan económica que no pararás de comer y tomar vino en todo el día. Pero lo que hizo inolvidable este hermoso destino vacacional, fue que aprendí a bailar tango. Por esto se ha vuelto uno de mis viajes favoritos. Les dejo unos tips de Puerto Madero www.zonapuertomadero.com