Archivos por Etiqueta: bicicletas

Amsterdam, casinos pequeños.

Amsterdam, Holanda;  una ciudad donde cualquier cosa puede suceder.  Donde uno puede observar mujeres que se ofertan en vitrinas, donde uno puede ir a una cafetería y ver el menú de drogas permitidas y consumirlas como si fueran un panqué para acompañar la tertulia.  Sociedad de mente abierta donde todos se transportan en bicicletas.  Que hay de los casinos?  Entré a un pequeño bar y mi tío, con quien viajaba en aquella ocasión me preguntó que por que no probaba suerte en las máquinas traga monedas.  No lo había notado, eran tan pocas que no había caìdo en cuenta que estabamos en un casino.  Definitivamente esta ciudad lo tiene todo, pero creo que a sus habitantes no les emociona tanto este tipo de entretenimiento, ya que dejan mucho que desear.

Anuncios

Otros atractivos de Amsterdam…

Otros impresionantes atractivos que pudimos disfrutar fueron la visita a la casa de Anna Frank, el calabozo de Amsterdam, el centro de ciencias NEMO, el zoológico, el pabellón de las mariposas (aun que he de decir que a mi hermana no le gustan)….  Lo que es básico es ponerse unos buenos tennis o zapatos cómodos y caminar, hay mucho que descubrir caminando en sus pequeñas calles rodeadas por canales.  Tengan cuidado con las bicicletas, aun que se supone que el peatón tiene preferencia…  Ahora que si de compras o joyería se trata….

Colonia de Sacramento 2-2

En el centro de la ciudad se pueden rentar bicicletas y motocicletas. Tenemos entendido que para aquellos que lo deseen hay lugares donde se pueden rentar autos. En todas partes hay tiendas de recuerdos turísticos, incluyendo un mercado de artesanías el cual recomendamos visitar. Desde Colonia también se pueden hacer excursiones de un día a otros lugares interesantes como la Colonia Suiza y algunas estancias rurales.

La historia de Colonia del Sacramento, es seguramente una de las más fascinantes del Río de la Plata. Originalmente Colonia fue un asiento portugués. Se estableció en 1680 bajo las órdenes de Manoel Lobo con la intención de extender hasta el Río de la Plata el dominio portugués en las Américas. Su estratégica localidad, en la costa opuesta a Buenos Aires, indica que tal vez la intención original haya sido militar. Sin embargo, por cerca de un siglo, aunque un par de veces fue tomada por las tropas españolas de Buenos Aires, sirvió como centro de contrabando; abriendo las puertas los portugueses a otras naciones con las cuales no se le permitía a las colonias españolas comerciar. Corrió mucho por esta ciudad el oro, la plata y las piedras preciosas que eventualmente terminaron en las coronas europeas. En dirección opuesta, camino hacia Paraguay y Perú (sobre todo el Alto Perú en lo que es hoy Bolivia), también fluyó el contrabando, incluyéndose entre otros artículos la vida humana; muchos hijos de África caminaron este sendero. El tráfico comercial de Colonia portuguesa se dice que fue considerable. Cuando se estableció ya Buenos Aires era sede de la Gobernación del Río de la Plata y en los ríos Uruguay y Paraná también habían algunos asientos y misiones jesuitas. Eventualmente, en 1777, la Corona Española dio la orden de tomar la ciudad y así hicieron los militares de Buenos Aires.  Prueba de ello es la Muralla de la ciudad.