Tag Archives: avión

Pasando del trabajo al romance en Cabos…

Después de visitar la playa, disfrutar las instalaciones del hotel, ver los atardeceres…  como no desear estar con mi pareja???  No fué fácil que fuera, tenía trabajo, responsabilidades y sobre todo el boleto de avión de ùltima hora era un gasto no planeado;  pero al final llegó y pasamos un fin de semana muy divertido, hicimos un recorrido en lancha, un tour en cuatri moto super divertido, fuimos a una plaza, a bares, restaurantes y hasta visitamos el campo de golf;  aun que ya no hubo tiempo para jugar…

Anuncios

Por que no estoy ahí??

Hoy en vez de ir a la oficina me gustarìa ir al aeropuerto y tomar el siguiente avión a Cancun, para dirigirme a Playa del Carmen en el camión y luego en el ferry hasta Cozumel.  Que ganas de pasar este fin de semana en esa maravillosa playa del caribe Mexicano.  Por que no soy millonaria para no llegar a trabajar hoy y hacer algo super loco como volar y tomar un bien merecido descanso?  Apuesto a que si le llamara a mi esposo y le propusiera esta escapada romántica de fin de semana, me recordaría todas las responsabilidades que tenemos y por las que no lo podríamos hacer;  pero soñar con unas vacaciones no tiene nada de malo, no?

Programas de lealtad.

Otra forma de ahorrar para las vacaciones son los programas de lealtad.  Ahora son más las tarjetas de crédito que por usarlas te van dando puntos que pueden ser cangeados por diversas recompensas;  entre ellas boletos de avión (o por lo menos millas), estancias en hoteles, certificados para alimentos….  También hay programas de lealtad de cadenas hoteleras, que por cierto número de noches te dan otra gratis, u otras que envían correos periódicamente con sus promociones.  No dudes en suscribirte a estos programas, seguro pronto sabrás como sacarles provecho.

Primer estancia en Vallarta.

Les comenté que la primera vez que viaje a Puerto Vallarta fué para asistir a la boda de unos amigos, pero no tenía reservaciones de hotel, en realidad nos pensábamos hospedar en una casa con otros amigos que asistían a la boda.  Yo viajé en avión por que tenía que trabajar y el resto del grupo lo hicieron por carretera en el carro de uno.  No contabamos con el tráfico y con que se les poncharía una llanta, por lo que se retrazaron bastante.  Ya era tarde y yo estaba sola en el malecón con mi maleta en mano, ya había cenado en el Hard Rock Café…   Me llamaron y dijeron que consiguiera una habitación en algún lugar para mí por que ellos llegarían hasta la mañana….

Llegando al aeropuerto internacional de Guadalajara.

Finalmente aterrizamos y despues de esperar a que los pasajeros que llevaban prisa bajaran, desembarqué del avión y caminé hacia la salida.  Trato de ser práctica, por lo que llevé mi maleta abordo.  En mi recorrido encontré un pequeño aeropuerto, moderno y con todas las comodidades.  Pasé al baño y estaban muy limpios.  Había variedad de tiendas, incluyendo farmacias, bares y cafés.  La mayoría estaban cerrados, pero lo comprendo, fin de año por la noche….  Al pasar la seguridad y el área donde se recoje el equipaje encontré restaurantes de comida rápida, tequilerías y arrendadoras de autos.  Afuera taxis y un´gran estacionamiento.  Todo para simplificar la vida del turista.

Somos desordenados…

En el aeropuerto, cuando llamaron a los pasajeros para abordar, las chicas del mostrador anunciaron que lo haríamos de acuerdo al número de zona de nuestro boleto.  No entiendo por que todo el mundo se arremolina en la entrada, el avión no se va a ir y todo lleva un orden.  Lo mismo sucede al bajar;  la sobrecargo pidió nos quedaramos sentados hasta que el aviso de cinturones se apagara.  A donde van todos los pasajeros con tanta prisa?  En cuanto aterrizamos el turista sentado a mi derecha brincó al igual que la gran mayoría, sólo que este último quedo parado frente a mi, justo donde estaba sentada esperando a que todos bajaran. Por que no somos educados????

Avión, sin problemas.

Mi esposo se iría con sus papás a Guadalajara desde el 30, pero yo tenía que trabajar hasta el 31.  Ellos se fueron en carro, por carretera y yo decidí comprar boletos de avión.  Tenía cierta reserva por la premura de la compra, pero hay mas vuelos diarios a Guadalajara que corridas de camión (creo).  Había un vuelo por Aeroméxico cada hora y tres por Interjet.  Decidí comprarlo por esta última ya que me salía $600.00 pesos mas barato que por la primera y el horario de la tarde me acomodaba muy bien.

Celebración de año nuevo!

Mi esposo quiere pasar año nuevo en Guadalajara, tiene unos tíos ahí, que nos invitan a disfrutar unos días de vacaciones.  Lo único que me detiene para ir es que tengo tres perritos, una ya no puede viajar en avión por su edad y además los costos para transportarlos son altísimos.  Por otro lado yo trabajo el 31.  De haber sabido que el querría pasarlo fuera de casa, hubiera llamado a Royal Holiday para reservar el crucero que tantas ganas tengo de hacer.  En fin, veremos que pasa;  a ver si no termino en casa sola con mis tres perritos a recibir el año!

Finalmente en México.

A pesar de que fueron increibles estas vacaciones, siempre se siente cierta nostalgia por regresar a casa cuando uno ya lleva tiempo fuera.  Sin querer reconocerlo del todo, nosotros ya teníamos ganas de estar en nuestro hogar.  Finalmente después de once horas atrapados en el asiento de un avión de Aeroméxico, pisabamos nuestro país.  Pasamos migración, recogimos las maletas, salimos de la terminal dos y como aún no llegaban por nosotros y teníamos hambre, decidimos comer algo en el aeropuerto.  Que sería?  Tacos sin dudarlo!  Bienvenidos a México!

Vuelo París – México.

El avión en el que hicimos este último recorrido de nuestras vacaciones fué el mismo en el que llegamos.  Definitivamente cuando fuimos a Tokio el avión nos sorprendió por su espacio y sus pantallas individuales que hacían el viaje mas ameno;  este era simple, con pequeñas pantallas cada cierto número de filas, nada extraordinario.  La atención del personal no fué tan buena como esperaba;  el personal de Aeroméxico no se caracteriza por ser amable o atento, al contrario me tocó escuchar a una sobrecargo quejarse de una persona mayor.  En fin, lo bueno es que no pasamos turbulencias y pude dormir todo lo que me faltó la noche anterior.