Archivos en la Categoría: sexo

Definitivamente a dormir!

Realmente cansados acabamos después de merodiar por Londres sin rumbo fijo.  Al salir de esta lujosa tienda departamental llamada Harrods estaba lloviendo, ya saben nada grave, el típico clima londinense, pero los pies nos mataban así que decidimos dejar la aventura para el día siguiente y regresar al hotel para… descansar.  Definitivamente el sexo en vacaciones, alejados de la rutina es mejor, pero estábamos muertos, por lo que tuvimos que llegar directo y sin escalas a dormir.  No es una pena?

Amsterdam, distrito rojo!

Quien no ha escuchado de la famosa zona roja de Amsterdam?  Es bien sabido que sexo y drogas se encuentran en esta zona que rodea una iglesia frente a un jardín de niños.  Ha decir verdad esto no era lo que mi hermana esperaba de Holanda, pero es una caminata obligada, turistas y locales gozan del ambiente de fiesta del lugar.  En esta zona se encuentran sex shops, teatros, pubs, restaurantes y las famosas vitrinas, que no son mas que enormes ventanas que dan a la calle por las que uno puede ver a las prostitutas ofreciendo….  La arquitectura gótica de la zona es digna de admirarse.  En el centro de información turística recomiendan visitar la zona después de que cae el sol, hacerlo en grupos y tener cuidado con sus pertenencias, aun que hay cámaras de seguridad, como en toda gran ciudad hay quienes gustan obtener lo ajeno.  No se pueden tomar fotografías de las vitrinas…

La zona erótica de París

moulan rouge

En toda gran ciudad hay una zona roja, donde se dan lugar los bares y tiendas más picantes. Desde los table dance hasta las sex shops. París no es la excepción y justo al pie de Montmartre, sobre el Boulevard de Clichy se encuentra el barrio rojo de Pigalle. Para llegar tomas el metro y bajas en la estación Pigalle, de ahí solo te resta caminar por esa calle para encontrar cualquier variedad de lugares, algunos con tantos años de tradición como el famoso Moulin Rouge o el Gato Negro (Le Chat Noir); el museo del erotismo con sus exposiciones temporales muy subidas de tono y muchos cabarets donde las “chicas buena onda” le dan rienda suelta a la vida. Este barrio es famoso desde hace años, para muestra solo me basta decirles que en el 2009 el Moulin Rouge está cumpliendo 120 años. En esta zona, no solo hay lugares para taco de ojo, también del otro taco que si alimenta el estómago. Aquí decidimos probar la comida árabe y a pesar de que yo no estaba muy convencido de ello, fue una grata sorpresa comer un Kebab con esa salsita tan parecida a la que tanto extrañaba de mi México Querido.

http://www.nsm.telecinco.es/dn_446.htm

moulan rouge2

Recorriendo las Ramblas parte II

hard rock barcelonaTerminando de cenar seguimos con nuestra caminata por esta alameda que es las más céntrica y atraviesa el corazón de la ciudad con aproximadamente 1.2 kms. y tomamos camino rumbo a la Plaza Cataluña. En este recorrido de ir y venir con gente de diferentes nacionalidades pudimos observar algunas obras y caricaturas de artista locales, en el camino los bares invitaban a pasar y disfrutar de una copa. Tengo que mencionarles que en Las Ramblas además de que uno se encuentra con buena diversión con los turistas haciendo amistades, charlando y disfrutando, el lado obscuro resurge a altas horas, ya que en la parte sur rumbo al Colón la zona tiende a ponerse más roja y saltan a la vista los table dance y clubs de ambiente nocturno XXX, así que ojo por que la ciudad ofrece aventura para todos. Y siguiendo con este paseo nocturno llegamos a la Plaza Cataluña donde nos encontramos con un viejo conocido bar, el Hard Rock Café con su tradicional música y ahí decidimos refrescarnos con unas cañitas. www.hardrock.com

Citas por internet

Es muy fácil conseguir una cita por internet, pero será igual de divertida que tener una pareja o amor en persona. Yo no lo creo, la sensaciones que nuestro experimentan al encontrase con alguien del sexo opuesto que nos gusta, no se comparan al conocerlo en la red. Así que, como en otras ocasiones, creo que la mejor forma de conocer gente nueva y poder entablar alguna relación amorosa o una aventura llena de diversión, son las vacaciones. Lugares donde estamos de buenas, sin límite de tiempo y totalmente relajados, que mejor momento, ¿no es así?

Sexo, sudor y risas

No sé porque, pero hoy me acordé de las situaciones más vergonzosas que he pasado en mi vida. Cuando tenía 24 años, me sentía en el paraíso cuando fui con varias amigas de vacaciones a Canadá para festejar que habíamos terminado la universidad. La primera vez solas en un país nuevo, decidimos lanzarnos a la aventura y entrar en una tienda de sexo o sexshop. Curioseamos un rato, pero de pronto se acercó un encargado de la tienda y muy en su papel de promotor de sus productos, nos mostró algunos y todo era divertido hasta que nos invitó asistir a la filmación de una película. Nos dejó sin palabras y salimos corriendo de ahí. Unas cuadras más adelante no podíamos dejar de reír. ¡Qué viaje!

El internet es el paraiso para los buscadores

Años atrás buscar información sobre cualquier tema implicaba una investigación exahustiva y mucho tiempo invertido en diferentes fuentes como periódico, libros, monografías, etc. Pero hoy en día el internet ha venido a revolucionar la manera en la que buscamos información, productos, servicios e incluso pareja. En la red podemos encontrar todo tipo de datos, imágenes en segundos, pero esta práctica ha disminuido nuestra capacidad de análisis y síntesis, hoy sólo nos dedicamos a copiar y pegar. Pero hay otros temas que el internet ha cambiado por completo, como el hecho de ir de compras en línea y sin salir de casa, tener una aventura de amor o incluso el ciber sexo. Buscar personas que hace tiempo no vemos o pareja. Ahora, hasta podemos hacer viajes virtuales o planear en la red nuestras próximas vacaciones con lujo de detalle, cuestión que antes poníamos en manos de las agencias de viaje.

Nunca es tarde para el amor

Dicen que para el amor no hay edad y que frase más cierta, ese sentimiento a veces inexplicable que nos motiva a vivir con una sonrisa en la boca, llega sin avisar. Lo mismo en un viaje que a la vuelta de la casa, que a través de una cita a ciegas o de internet. Quién no ha soñado con tener una aventura romántica durante unas vacaciones. Desde chicos soñamos con esa persona que llegará a conquistarnos mientras estamos en la playa o sentados junto a la alberca durante nuestras vacaciones. Sin importar el sexo, ni la edad, los viajes resultan uno de los momentos más propicios para encontrar una pareja, ya sea sólo para compartir esos días, sexo o bien, hasta una relación duradera.

Una relación en línea al mismo tiempo que una real… ¿es infidelidad?

Como bien dice el autor israelí Aaron Ben-Ze’ev en su libro “Amor online”, el internet ofrece la oportunidad de ser varias personas a la vez, lo que tiene a terminar con la monogamia. Vivir en pareja parece ser el estado ideal, pero tener una relación real y varias relaciones virtuales ha resultado el caso de infidelidad más tentador. Definitivamente es infidelidad por el lado en que lo veas, participar de ciberamor o cibersexo permite a la mente transportarse al mundo de las fantasías, aventuras y al paraíso de los deseos no reprimidos. Sin embargo, lo que para muchos puede ser ofensivo, en la mayoría de las ocasiones traspasa los niveles de la pantalla y puede llegar a lastimar los sentimientos de personas que incluso jamás has visto. O peor aún, cambiar tu actitud ante la relación real y ponerla en un gran riesgo.

Amor en la red o amor real

¿Se puede uno enamorar de alguien que nunca ha visto en persona?. El internet nos da la ventaja de poder ser quien queramos, de inventarnos una nueva personalidad o de cambiar lo que no nos gusta. Por lo tanto, también nos da la oportunidad de conocer todo tipo de personas con diferentes intenciones. Tal vez el ciberamor no sea amor verdadero hasta que no se confirme que aún en persona están interesados el uno en el otro. Hombres y mujeres hoy en día encuentran una de las más divertidas aventuras en sólo conocer e ilusionarse con la gente que ven en internet. Viven en la búsqueda constante de la pareja ideal, pero practican la infidelidad virtual. Platican con uno y con otra sin el menor remordimiento. Lo único que puedo opinar al respecto es que quienes busquen el amor por internet, se aseguren de hacerle caso a su intuición para decidir con quién traspasar los límites de la red y llevar una relación al mundo real o incluso al sexo.