Archivos en la Categoría: Luna de miel

Toda una experiencia: Puerto Rico!

Puerto Rico, el Viejo San Juan, sus céntricas calles con restaurantes  y cafés de tradición;  sus fuertes amurallados, la génte con su calidéz, los casinos, sus destilerías….  las playas…  Definitivamente este es un destino que uno no se debe perder.  Fue una suerte que pudiéramos conocerlo.  Su gastronomía es un tema aparte, iguál que su música.  Tiene todo tipo de entretenimiento y muy buen apoyo al turismo, de hecho nos dieron el tip de que hay camiones turísticos que operan en el área del Viejo San Juan, con aire acondicionado de forma gratuita para los turistas…

Anuncios

Un destino muy romántico para nosotros…

Por supuesto que la mayor parte de las personas se casan enamoradas y la luna de miel se convierte en un ritual muy importante.  Nosotros preferimos invertir más en el viaje de bodas que en la misma celebración.  Decidimos hacer un viaje largo, por varios puntos, que incluían Miami, Orlando, un crucero por el caribe y Puerto Rico.  El Viejo San Juan, con ese sabor caribeño, los latinos tan cálidos, sus monumentos, paisajes, playas y otros atractivos naturales, lo hacen un lugar perfecto para el romance.  Para nosotros hablar de Puerto Rico siempre será sinónimo de buenos recuerdos…

Todo incluido, hasta el romance!

Para mí no hay nada que me relaje mas que sólo pedir lo que quiero y tenerlo, sin tener que preocuparme por tener que pagar una cuenta enorme al final.  El servicio de todo incluido es maravilloso, en especial para quienes celebran su luna de miel (sin importar que número sea).  Uno disfruta de actividades con su pareja, se relaja en la playa o las albercas, puede cenar en diferntes restaurantes de especialidad, todas las bebidas y alimentos están incluidos…  Te tratan como rey y lo mejor es que ya pagaste, no tienes que preocuparte por llevar dinero contigo, o por las enormes cuentas que generan muchos consumos en los hoteles.  Definitivamente este tipo de servicio ayuda a incrementar la relajación y por ende el romance.

Destinos muy recomendables…

Cada quien tiene su versión de romance, yo prefiero un clima frío, tal vez nevado, buen vino y chimeneas encendidas….  hay quienes prefieren una playa y el clima cálido…  lo que hace especial un destino es la compañía y la intensión que le demos al viaje.  De cualquier forma siendo objetiva he de reconocer que soy de las pocas personas a las que les molesta el clima caliente y la mayoría ven las playas como lugares románticos por naturaleza.  Saben cuantas bodas se celebran al año en las playas mexicanas?  Nuestras playas son un imán para el amor.  Así que definitivamente nuestras playas son destinos muy recomendables para viajes en pareja…

Mas consejos para unas vacaciones llenas de romance…

Hay lugares, paises que se prestan al romance, tal como París, pero no son la mejor opción para unas verdaderas vacaciones románticas por que cuando uno está en esos destinos quiere uno comércelos y recorrer todas sus calles, visitar todas sus Iglesias, conocer todos los museos, disfrutar la comida, el vino….  Y cuando uno llega a la pequeña habitación del hotel, solo quiere uno tomar un baño y dormir.  A que hora le dedicas tiempo sólo a tu pareja, a reenamorarte y hasta para el sexo!  Definitivamente un lugar donde puedan descansar, una playa o una pequeña ciudad colonial son perfectos destinos para unas vacaciones llenas de romance…

Consejos para unas vacaciones llenas de romance…

Quien no quiere pasar una nueva luna de miel con su pareja y que además todo sea perfecto.  Aquí va mi primer consejo, no planeen demasiado las cosas y recuerden que las cosas nunca son perfectas o tal como uno las pensó, si algo no sale conforme a lo planeado, dejenlo pasar, nada grave sucederá.  La base para pasarla bien es estar relajado.  Cuando empaquen para sus vacaciones olviden fuera de sus maletas los problemas, las quejas, el estress y el mal humor;  no lo lleven, no lo necesitan para su viaje.  Empaquen detalles, ropa linda, el perfume que te gusta…  Seleccionen un destino donde puedan descansar y compartir, que hayan actividades que ambos disfruten….

Una luna de miel al año por lo menos!

Unas vacaciones románticas al año son obligación o por lo menos así es para nosotros;  nos encanta ir de un país a otro, caminar mucho, conocer…  pero acabamos super cansados y el romance pasa a segundo término, pero definitivamente tomamos cada año por lo menos unas vacaciones románticas, donde nos dejemos consentir por el personal del hotel, disfrutemos del paisaje, del lugar, nos relajemos, compartamos, platiquemos y por supuesto nos dejemos llevar por todas las pasiones.  Definitivamente este tipo de vacaciones son una especie de terapia de pareja que te hace regresar a la realidad renovado y más unido.  Prueben, no se arrepentirán.  Ahora les daré algunos consejos para que todo salga bien…

A la playa en pareja…

Las playas mexicanas son tan hermosas que son bien reconocidas a nivel mundial;  nosotros tenemos la suerte de poder manejar unas horas o tomar un vuelo corto y poder estar ahí, cuantos turistas internacionales no vemos que volaron desde Europa y a veces Australia?  Cualquiera que escojamos son excelente opción para una luna de miel y no tiene que ser la primera, cada viaje en pareja se puede convertir en una nueva luna de miel, sólo tenemos que prestarnos al romance.  Cómo???

Una membresía, excelente regalo.

Mis papás saben lo mucho que me gusta viajar, desde pequeña lo disfrutaba al máximo y por supuesto soñaba con ser sobrecargo…  Cuando crecí cambié mis sueños, pero el viajar por todos los sitios turísticos y los no tanto me seguía haciendo ilusión.  Al decidir casarnos, mi familia me dijo que en vez de regalarme una luna de miel, me regalarían una membresía con Royal Holiday, así tendría la opción de hacer muchos viajes a un costo muy conveniente y no saben lo bien que nos ha funcionado.  Es una excelente opción para un regalo de bodas, por supuesto lo estrenamos para la luna de miel y la hemos usado cada año!

Park Royal Cancun, all inclusive…

Me encanta el concepto de todo incluido para una luna de miel.  Cuando mi hermana se casó, le regalé su luna de miel y por supuesto la mandé a este hotel.  El all inclusive es maravilloso.  Sólo tiene que pagar uno la cuota por el servicio de todo incluido y despreocuparse.  Uno puede dejarse llevar por los antojos y hasta pecar… con las bebidas y el exceso de alimentos.   Solo tiene uno que decidir que es lo que quiere y solicitarlo, no hay limites ni restricciones!  Si de variedad y dejarse consentir se trata, esta es una excelente opción y a muy buen precio.