Archivos en la Categoría: Alemania

Comida en Austria, cena en Alemania.

Después de un agitado y muy divertido día en Salzburgo, regresamos a Miunich, Alemania.  Estabamos muy cansados por todo lo que habíamos recorrido, nuestros pies reclamaban pero aún teníamos que despedirnos de aquella ciudad que tan bien nos había tratado.  Yo quedé fascinada por Salzburgo, pero de Alemania tengo también un excelente recuerdo y espero igual volver pronto.  Pues comenzamos a caminar sin una dirección fija y de repente ya estabamos en Marienplatz.  En varios puntos de la avenida encontramos grupos que tocaban música de todo tipo, escuchamos desde el Ave María hasta Jazz.  Finalmente encontramos una acojedora pizzería donde decidimos cenar, tomar una copa de vino y quien se podría resistir después a comprar un helado Häagen Dazs?

Finalmente Salzburgo!

No les ha pasado que quieren algo y cuando sienten que no lo van a obtener más lo desean?  Eso me pasó, estaba aferrada con la idea de ir a Salzburgo, así que con muchas ganas busqué la florería y encontré a la guía de turistas.  Muy amable nos dijo que ese día saldría la excursión una hora mas tarde de lo acostumbrado por reparaciones en las vías del tren, pero que si no teníamos inconveniente regresaríamos una hora más tarde.  Estuvimos de acuerdo y por cuarenta euros por persona iniciamos la aventura.  Quedamos en vernos una hora más tarde, nos dijo viajaríamos en bagones de segunda, que el recorrido tomaría aproximadamente dos horas y media y que nos recomendaba comprar algo de comer para el camino….

Salzburgo, casi frustrado!

Nos levantamos muy temprano y salimos directo a la estación central de trenes de Miunich, decididos a comprar los boletos del primer tren disponible a Salzburgo, comprar un desayuno y lanzarnos a la aventura.  Cual sería nuestra sorpresa al llegar a la estación y darnos cuenta de que los boletos habían triplicado su precio!  Nos explicaron que de último minuto son mucho mas caros.  Nos costaría aproximadamente 300 euros por persona el viaje!  Tristes mi esposo sugirió que desayunaramos mientras pensábamos que hacer ese día en Miunich.  Le comenté que había visto anunciados tours en tren que visitaban Salzburgo, que la gente se reunía junto a la florería y eran económicos.  Aún faltaban dos horas, así que fuimos a desayunar.

Lavandería de media noche….

Estabamos a la mitad de las vacaciones y por supuesto viajamos con maletas pequeñas para no cargar y no pagar cargos adicionales por equipaje, así que la ropa se agotaba.  El servicio de lavandería en el hotel era muy caro.  Nuestro asesor vacacional con Royal Holiday nos había dicho que había una lavandería de auto servicio próxima al hotel, así que preguntamos en la recepción y nos dieron un mapa, indicándonos que a dos cuadras se encontraba.  Maletas en mano a media noche salimos decididos a lavar..,.  Fue divertido entender el funcionamiento de las máquinas en alemán y después de batallar un poco y tres cafés de la máquina expendedora, por fin teníamos ropa limpia y seca!  Miunich definitivamente tiene todo para turistas!

Atardecer en Miunich…

La tarde caía, ya estabamos muy cansados y por supuesto habíamos caminado tanto desde la última parada del touribus, que ya no sabíamos donde estábamos.  De repente, cruzando por un puente vimos a un fotografo muy interesado colocando su cámara y notamos que Miunich se despedía de una hermosa forma de nosotros;  con un atardecer de colores otoñales.  Comparto la fotografía que tomamos, que por supuesto no debe ser tan buena como la de aquel profesional, pero que les puede dar una idea de lo hermoso que es este destino turístico Bávaro.

Caminata por Marienplatz…

Caminamos largo rato por Marienplatz, centro de Miunich, disfrutamos de su gente, de sus colores y por supuesto de sus sabores, hay unas pastelerías simplemente deliciosas.  Su arquitectura es de tipo medieval aun que nos dijeron que muchas de las construcciones son recientes.  Al anochecer pudimos disfrutar de algunos grupos que tocaban melodías en la calle recolectando dinero, pero no eran músicos cualquiera, algunos contaban con orquesta completa, incluyendo pianos de cola.  Visitamos algunas tiendas de souvenirs e hicimos compras para traer de recuerdo, no podía faltar el regalo para quienes esperan en casa….

Gastronomía Alemana.

Caminando en el área central, por Marienplatz, llegamos a una especie de mercado, donde vendían productos regionales y gourmet;  también habían restaurantes, muy sencillos, repletos de locales y uno que otro turista.  Pensamos que si los locales acudían debían ser buenos así que entramos a uno.  Por supuesto lo primero que ordenamos fueron unos gigantes tarros de cerveza, prefiero la clara y no me decepcionó.  Mi esposo pidió una sopa que tenía col, papa y todo tipo de salchicha en pequeños trozos, estaba deliciosa.  Luego ordenamos un plato que tenía col y pequeñas salchichas asadas al carbón.  MMM se me hace agua la boca de recordarlas.  Saliendo de ahí entré a una librería a comprar un recetario alemán.  Conocer un lugar incluye su gastronomía.

Comiendo en Miunich.

Fuí vegetariana por muchos años (más de diez) y por razones de salud tuve que cambiar mi régimen este año;  a pesar de que como todos los grupos alimenticios hay cosas que aún me cuestan trabajo;  así que tenía mis reservas con la gastronomía alemana, ya saben uno cree que solo comen esas grandes salchichas blancas….   Pero en verdad me sorprendieron!  Su gastronomía es deliciosa!  La primer mañana salimos a caminar por el hotel y encontramos este lugar donde vendían comida preparada, carnes (crudas) y junto una pequeña cafetería donde vendían pan dulce.  Ahí desayunamos, por supuesto pedí un Pretzel de almendra y un café, mi esposo si fue mas aventurado y pidió una salchicha en pan.  Nuestro primer contacto con la comida regional fue bueno, pero que nos esperaba para la comida???

Para visitar el museo de la BMW en Miunich.

Este divertido museo se encuentra ubicado frente a la ciudad olímpica en Miunich.  Se encuentra abierto de martes a domingo en un horario de diez de la mañana a seis de la tarde;  permiten la entrada hasta media hora antes del cierre.  No abren del 24 al 26 de diciembre, ni el 31 y primero de enero.  El costo de la entrada regular es de doce euros y el boleto es válido por cinco horas a partir del momento de su compra.  También ofrecen visitas guiadas en varios idiomas.  Si quieres una probadita de este museo o mayor información puedes visitar su sitio oficial:  http://www.bmw-museum.com/2/webmill.php?fx=g&id=630619

Museo BMW Miunich.

Ir a Miunich, ver su belleza, sus palacios y pasar un par de horas en un museo de carros????  No estaba de acuerdo, pero mi esposo insistía en visitar el museo de la BMW.  Así que por no discutir durante las vacaciones acepté que entráramos…  Que bueno que lo hice!  Fue divertido, diferente a otros museos, es enorme, tiene varias salas y exhibiciones de autos desde el 73!  Que lindos autos antiguos.  Bien vale la pena dedicarle un par de horas;  además sus instalaciones son increibles, la arquitectura del edificio, su tienda y su cafetería….