Archivo diario: febrero 15, 2011

Viajando a Puerto Rico…

Hay muchas cosas que uno debe preveer antes de iniciar un viaje, y debe uno hacerlo con anticipación.  La primera es tener los documentos de viaje.  Puerto Rico, esta isla del caribe con todo su sabor latino es territorio de los Estados Unidos de Norte America, por lo que nosotros como ciudadanos mexicanos necesitamos de visa para ingresar.  Hablan inglés y español (de hecho el segundo más que el primero).  Su moneda es el dollar americano.  Eviten la temporada de huracanes que va de mayo a noviembre.  Su temperatura promedio es de 26º C.

Anuncios

Toda una experiencia: Puerto Rico!

Puerto Rico, el Viejo San Juan, sus céntricas calles con restaurantes  y cafés de tradición;  sus fuertes amurallados, la génte con su calidéz, los casinos, sus destilerías….  las playas…  Definitivamente este es un destino que uno no se debe perder.  Fue una suerte que pudiéramos conocerlo.  Su gastronomía es un tema aparte, iguál que su música.  Tiene todo tipo de entretenimiento y muy buen apoyo al turismo, de hecho nos dieron el tip de que hay camiones turísticos que operan en el área del Viejo San Juan, con aire acondicionado de forma gratuita para los turistas…

Itinerario de luna de miel.

Puerto Rico, que ganas tenía de estar en el viejo San Juan, mis papás habían pasado su luna de miel ahí, la verdad es que yo no lo supe hasta que les dijimos que ese sería el puerto del que saldría nuestro crucero.  Después del cansancio, estress y emoción de la boda volamos al cosmopolita puerto y ciudad de Miami, pasamos un par de noches y luego manejamos a Orlando, donde estuvimos dos días más y de ahí volamos al viejo San Juan, donde pasamos un fin de semana antes del crucero de siete días por el caribe;  al regresar a tierra firme disfrutamos de una noche más en Puerto Rico antes de regresar a Miami y de ahí a casa.  Toda una experiencia…

Un destino muy romántico para nosotros…

Por supuesto que la mayor parte de las personas se casan enamoradas y la luna de miel se convierte en un ritual muy importante.  Nosotros preferimos invertir más en el viaje de bodas que en la misma celebración.  Decidimos hacer un viaje largo, por varios puntos, que incluían Miami, Orlando, un crucero por el caribe y Puerto Rico.  El Viejo San Juan, con ese sabor caribeño, los latinos tan cálidos, sus monumentos, paisajes, playas y otros atractivos naturales, lo hacen un lugar perfecto para el romance.  Para nosotros hablar de Puerto Rico siempre será sinónimo de buenos recuerdos…