Archivo diario: febrero 8, 2011

Cozumel, hoteles diferentes…

Ahora ya no llegamos a aquellos hoteles en el centro, lejos de la playa y sin alberca (que de todas formas nos hicieron muy felices en las vacaciones de infancia) últimamente hemos llegado a hermosos hoteles de playa, con todos los servicios y con plan todo incluido.  Mi favorito definitivamente es el Park Royal, propiedad de mi club vacacional, Royal Holiday.  Cuenta con una exclusiva playa privada, jacuzzis, alberca, restaurantes, cafeterías, bares….  Un complejo perfecto para disfrutar de las mejores vacaciones en una hermosa isla.

Cozumel, desde nuestras primeras visitas…

Recuerdo las primeras veces que fuimos de niñas a Cozumel, mi abuelo era contador de Mexicana y otras dos líneas aereas menores, por lo que una vez al mes tenía que ir a la isla y por supuesto durante las vacaciones nos pegabamos al plan mi hermana y yo…  Llegabamos a unos pequeños hoteles en el centro, no tenían playa, ni alberca;  pero no nos hacían falta por que todos los días desde que amanecía hasta el anochecer nos llevaban a las diferentes playas, algunas de fina arena blanca, otras cubiertas por roca volcánica… pero todas hermosas y divertidas!  Ahora tenemos la oportunidad de quedarnos en hermosos hoteles de playa con todos los sevicios…

Llegar a Cozumel ha cambiado…

Antes era mucho más fácil llegar a la paradisiaca isla de Cozumel;  Mexicana de Aviación volaba directo desde la ciudad de México.  Desde que esta línea aerea emblema de la aviación nacional dejara de volar, se acabaron los vuelos directos.  Ahora llegar es un poco más complicado;  se puede hacer por Aeroméxico, con una escala o simplemente se puede volar a Cancun, tomar un camión que tarda de treina a cuarenta y cinco minutos del aeropuerto a Playa del Carmen y de ahí tomar el ferry a la isla.  De cualquier forma, creanme que vale la pena el trabajo de llegar, por que como esta isla no hay dos.

Cozumel celebrando el amor…

Les comentaba que la isla de Cozumel es un lugar perfecto para celebrar el amor, no sólo por las hermosas vistas, sus playas caribeñas de aguas tibias color turquesa, arena fina y blanca… si no también por la calidéz de su gente, por su música, esa trova que invita al romance, su gastronomía de origen maya y sus bebidas, incluyendo la horchata y el ixtabentun…  Por algo los antiguos moradores del mayab pensaban que la Diosa Ixchel, representante de la fertilidad vivía en la isla…  Ahora se puede seguir celebrando el amor en ese destino turístico, ya sea disfrutando de un fin de semana, pasando una luna de miel o hasta planeando hacer su boda ahí…