Archivo diario: enero 4, 2011

El aeropuerto capitalino…

Finalmente estaba ahí, maleta en mano, sola, por que mi esposo y mi perrita se habían ido un día antes.  Viajaba por Interjet, así que busqué el mostrador (nunca había volado con ellos siempre por Mexicana) y me documenté.  Pasé los filtros de seguridad y como aún faltaba un poco más de hora y media para abordar decidí comer, ya eran las cuatro de la tarde!  Mi sorpresa fué que la mayoría de los locales de la sala B, ya habían cerrado!  supongo fué por la fecha.  Solo quedaban abiertos los de hamburguesas como McDo y Burguer King, el globo, un bar que hace tortas y el sushi, así que me decidí por este último e hice la última comida del año viejo.

Anuncios

Camino al aeropuerto.

Debía estar aproximadamente dos horas antes de mi vuelo en el aeropuerto, la mayoría de las personas no siguen las reglas, pero era el último día del año y pensé que estaría lleno, por lo que si salí con tiempo.  Eso sí, confié en que no habría tráfico y eso si fue un grave error, el viaducto estaba a vuelta de rueda.  Estaba por tomar un taxi para irme cuando mi Mamá me llamó y me dijo que ella me daba aventón.  Después de sufrir un buen rato en el tráfico por fin llegamos, baje rápido le di un abrazo de fin de año y entré lista para vivir el último viaje del 2010.

Dejando la casa.

Ultimo día del año, quisiera cerrarlo con mi casa y mis cosas en orden, impecables.  Además salir de viaje implica dejar todo bien asegurado.  A que me refiero?  No me gustaría llegar y notar que sucedió un accidente.  Cierro llaves de paso de gas, calentador, agua, desconecto casi todos los aparatos eléctricos (menos el refri y la cava), estaciono mi auto al fondo para no estorbar a los vecinos y guardo las llaves… tengo a mano y en orden todos mis documentos del seguro de gastos médicos, seguro del departamento, y papeles bancarios (uno no sabe lo que pueda suceder) y por último pongo la alarma y verifico que cierren bien las puertas.

Haciendo maletas!

Hay una vieja tradición de año nuevo que dice que si sales corriendo a media noche con una maleta vas a viajar mucho durante el año.  Mi hermana y yo siempre lo hacíamos, soñando con recorrer el mundo.  Esta vez voy pero con la maleta llena.  Es raro, generalmente no viajo en esta fecha.  En fin, mi maleta lleva lo de siempre, mi ropa, mis artículos de aseo personal (ya saben los líquidos en pequeña cantidad por que la llevo abordo)…  Pero si alguien abriera la de mi esposo se reiría mucho, lleva las cajitas de alimento para mi perrita, su cepillo, ropa para la mascota viajera, y hasta su cobijita por si le da frio!