Archivo diario: enero 3, 2011

Viajando con Milky.

La verdad es que no teníamos pensado llevar a Milky en esta ocasión.  Estabamos por dejarla con mi vecino, pensabamos que las fechas eran un tanto complicadas para viajar con nuestra mascota.  Pero su carita nos convenció de llevarla.  Muy temprano el 30 la bañe, le puse su traje navideño y le hice su lunchera con agua y comida para el viaje.  La entregué a mi esposo y ví como salía.  La verdad es una gran ventaja que existan hoteles de gran turismo que nos acepten con mascotas.  Es muy bien educada, no muerde los objetos, ni va al baño en casa, mucho menos en un hotel.  Te hacen dejar un depósito por cualquier desperfecto, lo que me parece justo, y si no hubieron destrozos lo regresan.

Anuncios

Reservando el hotel.

Pensé que tal vez sería dificil encontrar hotel para este fin de año, pero la verdad es que creo todo el mundo prefiere ir a alguna playa. Llamamos a nuestro club vacacional, Royal Holiday, y a través de la agencia de viajes hicimos nuestra reservación.  Necesitabamos un hotel donde nos aceptaran a mi esposo y a mi con Milky, nuestra pequeña perrita viajera.  Nos reservaron en el Presidente Intercontinental y la verdad es que la suite que nos dieron fue perfecta, contaba con un baño muy espacioso, vestidor, closet, tv con cable, telefono, caja fuerte, cafetera, aire acondicionado…

Avión, sin problemas.

Mi esposo se iría con sus papás a Guadalajara desde el 30, pero yo tenía que trabajar hasta el 31.  Ellos se fueron en carro, por carretera y yo decidí comprar boletos de avión.  Tenía cierta reserva por la premura de la compra, pero hay mas vuelos diarios a Guadalajara que corridas de camión (creo).  Había un vuelo por Aeroméxico cada hora y tres por Interjet.  Decidí comprarlo por esta última ya que me salía $600.00 pesos mas barato que por la primera y el horario de la tarde me acomodaba muy bien.

Mini vacaciones de fin de año.

Se acababa el año y en vez de ser temporada de paz y amor estas celebraciones se han convertido en campo de batalla.  Por que somos así?  por que no seguir las reglas que nosotros mismos habíamos puesto?  Mi esposo y yo habíamos convenido en pasar Navidad con una familia y año nuevo con la otra, y así turnarlo un año y un año.  Este año decidió que iríamos a casa de sus tíos en Guadalajara a pasar la última fiesta del año.  No suena mal, el problema es que lo decidió tres días antes. Por supuesto hubo que planear todo el viaje en tres segundos y no siempre sale todo bien…