Archivo diario: diciembre 27, 2010

El teatro en el barco.

Todos los días se presentaban dos puestas en escena para los vacacionistas en el amplio y moderno teatro del barco.  Estos espectáculos variaban, desde musicales de broadway, hasta representaciones tipo Cirque Du Soleil.  Solamente una noche las presentaciones fueron canceladas debido al mal tiempo, olas de mas de diez metros sacudían el barco, por lo que se hacía imposible llevar a cabo muchas de las actividades y por lo que estabamos bastante mareados dentro de nuestros camarotes.  Pero definitivamente el teatro era una excelente opción de entretenimiento diario.

Anuncios

Subasta de arte.

Otra actividad que venía en el programa y se repitió un par de veces fue la subasta de objetos de arte.  Una tarde por curiosidad asistimos;  ofrecían a todos los turistas interesados una copa de champaña y fresas, después del pequeño cocktail, mostraron algunas hermosas pinturas (y otras en mi parecer no tanto) y se fueron vendiendo al mejor postor.  Los precios de entrada eran altos, por lo que no hicimos ninguna oferta, pero fue interesante ver como turistas de todas nacionalidades adquirían las obras.

El casino!!! parada obligada.

Todas las noches, después de cenar, era religión pasar al casino.  Me encantan las máquinas traga monedas.  Siempre terminé perdiendo, pero me divertía por largo rato con poco dinero.  Cuando se que voy a ir a algún casino, preparo dentro de mi presupuesto de viaje una cantidad para la actividad y de ella no me paso, pues se que emocionada podría perder mucho más.  Siempre la adrenalina divierte no es así?  Los cruceros ofrecen casinos muy bien equipados, como los de cualquier hotel.  No se los pierdan si van a hacer este tipo de viaje.

Bingo!!!

Una actividad que me sorprendió por el número de participantes durante el último crucero que tomé, fue el llamado bingo.  Cientos de participantes se congregaban durante la tarde en uno de los bares del barco a jugar.  Al parecer las planillas no eran muy costosas y los premios variaban, desde botellas de champaña hasta cruceros para dos personas, pasando por dinero en efectivo también.  Una tarde me uní al grupo, ya que quería probar todas las actividades, pero he de confesar que no es para mí.

Actividades deportivas en el crucero.

El último crucero que tomé por europa, ofrecía un sin fin de actividades deportivas.  El barco contaba con un enorme gimnasio con vista al mar, con máquinas para cardio y un instructor.  Además ofrecían clases de yoga y otras disciplinas.  Al rededor del piso 8 había una pista para correr;  además contaba con cancha de football, basketball…. hasta se podía practicar tiros de golf.  Nunca lo había intentado pero unos señores mayores me invitaron a jugar y no resistí tratar de aprender esta actividad.  Por supuesto fuí un fracaso 🙂

Actividad sin fin!

Si alguien piensa que un día en altamar puede parecer largo y aburrido, nunca ha hecho un crucero.  Si hay algo que sobra en uno de estos espectaculares barcos es que hacer.  Tienen infinidad de instalaciones deportivas, cine, teatro, casino, biblioteca, salon de juegos, spa…  Además ofrecen todo tipo de clases, algunas gratuitas como las que enseñan a doblar toallas en forma de animales o de idiomas y otras con un costo de recuperación, como las catas de vinos.  También hay lecturas de los puertos que se tocarán, música en vivo, juegos, tiendas….

Música en vivo!

Super ambiente es el que se vive a bordo de estos enormes barcos.  Son hoteles tipo all inclusive flotantes.  Por supuesto hay bares y cafés por todas partes y lo mejor es que tienen diferentes tipos de atractivos.  Por ejemplo, en el último crucero que tomé, mientras en un área tocaban jazz en otro bar había un pianista y en el bar ubicado junto a la recepción, música y bailables de tipo español se presentaban.  Todo esto no solo entretiene, sino que anima a la gente!