Archivo diario: diciembre 23, 2010

Bebidas a bordo!

En realidad son pocos los cruceros que te ofrecen bebidas ilimitadas incluidos en el precio;  la mayoría las cobra aparte.  Generlamente el primer día venden paquetes para bebidas no alcoholicas ilimitadas, o botellas de vino a precio de mayoréo;  uno puede abrir su botella y si no la termina, pedir que la guarden y solicitarla en cuanto uno la desee de nuevo.  Incluidos se encuentran el té, cafe americano, leche y jugos (durante el desayuno) y agua natural.    Nosotros no tomamos tanto refresco, así que los pedímos y compramos por unidad cuando los quisimos.  Igualmente compramos un par de botellas de vino cuando para acompañar las cenas.

Anuncios

Alimentos.

Wow, que gran variedad de alimentos, hay generalmente en los cruceros varios restaurantes.  En el último que tomé habían cinco incluidos, un par de ellos eran buffettes y los otros a la carta.  Además habían otros restaurantes de cocina italiana, mexicana, japonesa, francesa y cortes que tenían un costo adicional, el cual era muy accesible y justo por la calidad de los alimentos, este cargo extra varíaba de entre diez a veinte dolares por persona.  Los buffetes eran tan amplios y variados como los de Las Vegas, además de ofrecer cenas tema.

Servicio y personal.

Otra parte fundamental en las vacaciones es el personal que te atiende.  Si es amable y competente te hará sentir mucho mejor, mas tranquilo y relajado.  Los cruceros no son la excepción, estos enormes barcos llevan una tripulación de miles de personas, de todas nacionalidades y que hablan cualquier cantidad de idiomas.  Todos con excelente actitud y con ganas de hacer que tu viaje sea una experiencia única.  Si quieres conocer al Capitán no te pierdas la cena que generalmente ofrece durante las primeras noches.

El baño!

Recuerdo que mi abuela me decía la primera vez que tomé un crucero que a ella no le había gustado por que se mareaba, sobre todo que cuando se metía a bañar, la cortina de baño se movía mucho y se salía el agua.  Ya me imagino los baños de antes!  Ahora son muy modernos, con puertas de cristal corredizas, justo como en un hotel de lujo.  Tienen buen tamaño y son muy cómodos.  No tengo queja de ningún baño de los camarotes.  De hecho le reservamos un crucero a través de Royal Holiday, por México y lo disfrutó mucho, le preguntamos que como le había ido con el baño y dijo que era completamente diferente a lo de antes.

Los Camarotes.

Para mí el lugar más importante en el barco (claro viéndolo como turista) son los camarotes;  por que aún cuando las áreas comunes sean muy agradables, este es el sitio donde uno se va a refugiar y a descansar.  Están divididos en varias clases, dependiendo de su ubicación, tamaño y amenidades, pero eso sí, todos son muy funcionales.  Los hay interiores, exteriores con ventana, con balcón, suites y otros que parecen casas completas con jardín y alberca privada!  Dime cuanto quieres gastar y te diré cuál puedes reservar.  Por supuesto todos cuentan con baño, que es otro punto a destacar.

Nunca has viajado en crucero?

Nunca has viajado en crucero?  Crees que no te gustaría?  No te llama la atención?  No sabes de lo que te has perdido.  Si crees que volar a Europa y tomar un tour que te lleva por una ciudad durante el día y luego pierdes otro transportándote en camiones o trenes hasta el siguiente destino es lo más conveniente, estas en un error.  Un crucero es lo máximo, en el día bajas, conoces algún destino, por la noche disfrutas de entretenimiento, deliciosas comidas y una habitación de lujo, mientras te transportas al siguiente destino.  Para mi un crucero es sinónimo de vacaciones todo incluido.

Soñando con un crucero.

Bien dicen que soñar no cuesta nada y yo creo que eso es el inicio de grandes planes y retos.  Finalmente yo tengo en mente ir a Tailandia el próximo año y me encantaría hacer un crucero por Asia.  Ya llamé a Royal Holiday, mi club vacacional, para que mi asesor me mande toda la información al respecto.  Siempre me consiguen excelentes precios y destinos increibles.  Muestra de esto fue el crucero que tomé hace casi un año (en enero 2010) a Europa.  Fué un sueño, los destinos, el barco, la atención.  Quince maravillosos días.