Louvre, centro comercial.

Con tantos platillos deliciosos que saborear en París, quien no tendría hambre a toda hora?  Pues ya era hora de comer, así que antes de entrar a este imponente museo parisino decidimos comer algo.  Entramos por el llamado carrousel del Louvre y recorrimos todas las pequeñas y exquisitas tiendas, luego el área de fast food y por ùltimo vimos la cafetería donde servían sandwiches y ensaladas, justo junto a donde venden los boletos.  Así que en este último lugar comimos.  Por cierto vale la pena que dediquen unos minutos a las tiendas de este pequeño centro comercial, en especial una que vende artículos ecológicos, así como inciensos, aceites aromáticos y hasta juguetes educativos.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: