Regreso accidentado.

La Blackberry sonó, había entrado un nuevo correo, que flojera eran vacaciones!  Decidimos checarlo y nos dimos cuenta de que era de la agencia a través de la cual compramos los boletos de tren.  Nos estaban notificando que no habían boletos de segunda clase, así que nos habían reservado y cobrado boletos de primera!  Al principio nos molestamos, nos preguntamos por que lo habían hecho sin consultarnos, pero al final terminamos aceptando, pues era el único medio de transporte para regresar a Paris más o menos económico.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: