Archivo diario: diciembre 13, 2010

Palacio de Buckingham, cambio de guardia.

Definitivamente no es mala idea asistir al cambio de guardia de la Reina en el palacio de Buckingham con bastante tiempo de anticipación, ya que una verdadera multitud se da cita en este lugar para precenciar este único espectáculo.  Se lleva a cabo de mayo a julio todos los días a las once y media de la mañana, puntualidad Inglesa.  El resto del año se van alternando los días, uno sí y otro nó.  Tienen que confirmar cuando se encuentren en Londres.  Se lleva a cabo en el Palacio, pasando las ballas de entrada.  Les dejo un link a una página donde pueden ver un mapa de ubicación: http://www.guia-londres.com/ceremonias-londres/cambio-guardia-buckingham/

Cambio de Guardia de la Reina.

Así se le conoce a esta tradicional ceremonia que se realiza en el famoso Palacio de Buckingham en Londres.    Congrega a miles de turistas y locales que se deleitan viendo a los soldados y escuchan la música.  La banda toca piezas clásicas y hasta de artistas pop.  Es toda una experiencia que uno no se debe perder si va de vacaciones a esta elegante ciudad.  Los soldados que participan son de infantería, pertenecientes a cinco diferentes regimientos.  Aproximadamente dura 45 minutos, pero recomiendan que uno llegue con una hora de anticipación.

Toda una multitud!

Bueno, estabamos en Londres, no teníamos por que ponernos tristes por no haber encontrado boletos para Billy Elliot, aún faltaban miles de puntos de interés no solo para turistas, por visitar.  Así que decidimos salir del teatro y continuar el camino.  Ya era tarde, apenas nos daría tiempo de llegar al palacio, no podíamos tomar tiempo para desayunar ya, por lo que entramos a una tienda y compramos un par de panes dulces y un café para llevar.  Lo comimos mientras caminábamos entre la multitud, nunca me había tocado ver tanta gente en el cambio de guardia de este famoso palacio!

Uno pone….

Bien dicen que hagas planes para que el destino se ría de tí.  Todo salió bien, no hay queja, pero diferente a lo planeado.  Al bajar del metro, buscábamos un sitio para desayunar, cuando vimos el teatro donde se presentaba Billy Elliot, el musical.  Era justo la obra que queríamos ver por la noche, habían aproximadamente 6 personas formadas y preguntamos si estaban ahí para comprar boletos.  Nos dijeron que sí, que esperaban el remate de boletos para esa noche.  Sin pensarlo dos veces decidimos formarnos, era poca gente y grande el descuento.  Pasó el tiempo, comenzó la venta y justo la pareja formada delante de nosotros compró los últimos boletos!

Dia nuevo, aventura nueva!

Muy temprano sonó el teléfono de nuestra habitación, era el servicio de despertador del hotel que nos avisaba que ya era hora de levantarnos y comenzar una nueva aventura en Londres.  Con mucho ánimo nos levantamos, bañamos, vestimos y salimos rumbo a el palacio de Buckingham, queríamos ver el cambio de guardia, no sin antes parar a desayunar, luego queríamos tomar el turibus para que mi esposo tuviera una vista completa de la cosmopolita ciudad;  por la noche planeabamos ir al teatro, era el último día en ese maravilloso destino turístico y por cierto aún no comprabamos los boletos de regreso a Paris!

Servicio de despertador.

Un servicio que durante los últimos años he encontrado muy útil en los hoteles es el de despertador.  Cuando era niña me preguntaba quien querría que lo despertaran durante sus vacaciones (y menos temprano!)   pero ahora me doy cuenta que el que madruga… tiene tiempo de conocer y divertirse mas.  Además me pone nerviosa el hecho de perder algún avión, así que no sólo pongo el despertador que siempre encuentra uno en la habitación y la alarma del celular, cuando tengo algo importante que hacer a tempranas horas, pido que me despierten.  Ustedes también lo encuentran útil?

Definitivamente a dormir!

Realmente cansados acabamos después de merodiar por Londres sin rumbo fijo.  Al salir de esta lujosa tienda departamental llamada Harrods estaba lloviendo, ya saben nada grave, el típico clima londinense, pero los pies nos mataban así que decidimos dejar la aventura para el día siguiente y regresar al hotel para… descansar.  Definitivamente el sexo en vacaciones, alejados de la rutina es mejor, pero estábamos muertos, por lo que tuvimos que llegar directo y sin escalas a dormir.  No es una pena?