Archivo diario: diciembre 7, 2010

Allen House.

Este es el hotel que elegimos para hospedarnos y como les comentaba, no nos arrepentimos.  Sobre todo por la calidad del servicio, el mantenimiento del lugar y lo conveniente de su ubicación;  pero comenzaré por darles un poco de información, después les contaré de mi experiencia personal.  Se encuentra ubicado en Kensington, sobre la calle Allen.  Su recepción se encuenta abierta las 24 horas, cuenta con lavandería y ofrece servicio de niñeras, lo que es muy conveniente si deciden ir al teatro.  No cuenta con restaurante, pero no hace falta, hay muchos al rededor.  En cuanto a sus habitaciones…

Anuncios

Nell Gwynn House Londres, habitaciones.

Nuestro club vacacional nos ofreció dos tipos de habitaciones en el Nell Gwynn House de Londres, estudios para tres personas con cocineta equipada, cama matrimonial, un sofá cama individual, teléfono y televisión;  la otra opción era una embajador para cuatro personas también con cama matrimonial, sofa cama matrimonial, teléfono, televisión, pero en vez de tener cocineta tenía cocina completa, también equipada.  Ambas contaban con tina y balcón.  Las habitaciones no cuentan con caja de seguridad, pero se pueden solicitar en la recepción, donde están ubicadas.  Para tener mayor información de este hotel pueden visitar el link que les dejo:  http://www.royal-holiday.com/resort.aspx?propiedad=Nell+Gwynn+House+Apartments&zona=&pais=&destino=&actividad=

Nell Gwynn House Londres.

Otra opción de hospedaje que nos dió nuestro asesor vacacional fue el Nell Gwynn House, también afiliado a nuestro club Royal Holiday.  Según mi experiencia este se encuentra mejor ubicado que el St. Marks;  está en el corazón de Chelsea, cerca del Palacio de Kensington sobre la avenida Sloane.  Está a tan solo 22 kilómetros del aeropuerto internacional de Heathrow y 43 del de Gatwick.   Su recepción se encuentra abierta las 24 horas.  Como dato curioso les diré que cuenta con lavandería…  No tiene estacionamiento y recuerden que estos son muy caros en Londres.  En cuanto a sus habitaciones….

Hotel St. Marks Londres.

Esta cómoda opción de hospedaje, afiliada a Royal Holiday, se encuentra muy bien ubicada, en el número 300 de la calle llamada City Road en Londres, Inglaterra.  La estación de metro más cercana es la del Angel y se encuentra a siete minutos del lugar, caminando.  Es un edificio de 1800 pero con las comodidades de lo último de la tecnología.  Cuenta con 25 habitaciones entre suites embajadores para dos personas y presidenciales para cuatro.  Todas cuentan con cocina equipada, calefacción, caja de seguridad, secadora de cabello, televisión y teléfono.  Parece una opción muy cómoda, sobre todo si se viaja en familia.  Para mayor información e imágenes pueden seguir el link:  http://www.royal-holiday.com/resort.aspx?propiedad=St.+Marks+London&zona=&pais=&destino=&actividad=

Royal Holiday Londres.

Londres es una ciudad clave, miles de turistas la visitan anualmente.  Royal Holiday no se podía quedar atrás y nuestro asesor vacacional nos informó que habían tres opciones de hospedaje en esta cosmopolita ciudad.  El Hotel St. Marks, el Allen House y el Nell Gwynn House Apartments.  Nosotros escogimos la segunda opción y definitivamente nos nos arrepentimos.  Les iré contando de este y nuestra experiencia, pero también les quiero comentar la información que me dieron de las otras dos opciones.  Mientras tanto, pueden visitar el siguiente link para mayor información:  www.royal-holiday.com

Llegando a Londres…

Fué un vuelo muy corto de Miunich a Londres, no tomó ni dos horas.  El avión cómodo y la atención del personal de Lufthansa inmejorable.  Recogimos nuestras maletas y tomamos el metro hacia la ciudad.  De nuevo habíamos reservado nuestro hotel a través de nuestro club vacacional, Royal Holiday, así que el asesor que nos ayudó nos envió toda la información que necesitabamos para llegar.  Sin ningún contratiempo en menos de una hora ya nos encontrabamos en la recepción recibiendo las llaves de nuestra casa en Londres.

Dejando Alemania.

Temprano nos levantamos y salimos del hotel, camino a la estación de trenes.  Teníamos boletos de nuevo por Lufthansa para volar a Londres.  Con nostalgia de madrugada recorrimos las calles y llegamos a la estación donde tomamos el tren que nos llevaría al aeropuerto.  Una vez ahí registramos nuestras maletas, tomamos un desayuno ligero, compramos un par de souvenirs y nos dirigimos a la sala donde abordaríamos.  Listos para emprender una nueva aventura, ahora en Inglaterra, donde al parecer las cosas serían aún más fáciles ya que su idioma si lo dominamos …