Archivo diario: diciembre 6, 2010

Comida en Austria, cena en Alemania.

Después de un agitado y muy divertido día en Salzburgo, regresamos a Miunich, Alemania.  Estabamos muy cansados por todo lo que habíamos recorrido, nuestros pies reclamaban pero aún teníamos que despedirnos de aquella ciudad que tan bien nos había tratado.  Yo quedé fascinada por Salzburgo, pero de Alemania tengo también un excelente recuerdo y espero igual volver pronto.  Pues comenzamos a caminar sin una dirección fija y de repente ya estabamos en Marienplatz.  En varios puntos de la avenida encontramos grupos que tocaban música de todo tipo, escuchamos desde el Ave María hasta Jazz.  Finalmente encontramos una acojedora pizzería donde decidimos cenar, tomar una copa de vino y quien se podría resistir después a comprar un helado Häagen Dazs?

Anuncios

De nuevo en la estación de trenes.

Después de observar por unos instantes la manifestación en las calles mas modernas de Salzburgo, regresamos a la estación de trenes y dijimos hasta luego a una de las ciudades más hermosas que he visto en Europa, definitivamente un punto para turistas de cualquier nacionalidad.  Antes de entrar a la estación de trenes, la cual se encuentra en reparación, pasamos a una pequeña tienda y compramos café y galletas para el camino.  Abordamos nuestro bagón de segunda clase y comenzamos el regreso.  La verdad después del recorrido estábamos cansados así que no pudimos evitar dormir por ratos.  Pero estabamos felices de haber tenido la oportunidad de conocer tan completa ciudad.

Manifestación en Salzburgo…

Pues el tiempo se acababa, ya habíamos hecho el recorrido con nuestra guía de turistas, ya habíamos disfrutado del tiempo libre que nos había dado;  ya no quedaba más que ir al punto de reunión para regresar juntos a la estación de trenes y dejar Salzburgo.  Encontramos al grupo y comenzamos a caminar juntos cuando comenzamos a escuchar muchos silbidos, era un grupo de jóvenes bastante numeroso que se estaban manifestando;  pedían que no se recortara el tiempo de entrenamiento que el gobierno paga a las empresas para que capaciten a sus empleados, decían que más valía pagar por eso a tener inútiles trabajando.  Ustedes que opinan?

Calles pintorescas en Salzburgo.

Todo Salzburgo parece sacado de un cuento, sus edificios, sus calles, sus mercados…  Pero una calle que en particular llama la atención es Getreidegasse, que se encuentra ubicada en la parte más antigua.  A ambos lados de esta se encuentran tiendas y restaurantes, todos con sus letreros en hierro colgados afuera.  Es una calle estrecha, pero de ambos lados se pueden apreciar pequeños callejones, que pasan entre los edificios y conducen a mas comercios o a jardines interiores.  Vale la pena caminarla completa y si tienes tiempo no dudes en entrar a las tiendas;  hay de todo tipo.   Definitivamente la calle comercial más importante y una parada obligada para turistas de todas nacionalidades.

Para visitar la fortaleza Hohensalzburg.

Si quieren escuchar un sabio consejo:  zapatos cómodos.  Definitivamente.  Pueden subir por el funicular, o por las escaleras (me parece son cien metros) pero dentro, hay mucho que caminar, así que como siempre que viajen zapatos cómodos.  Se puede visitar este sitio de interés turístico de enero a abril y de octubre a diciembre en un horario de 9:30 am a 5 pm;  de mayo a septiembre de 9 am a 7 pm.  Hay visitas guiadas para más de diez personas, o pueden rentar audio guías en cualquier idioma en la entrada.  El costo de admisión es regularmente de diez euros.

Fortaleza Hohensalzburg.

Este impresionante fuerte  fué mandado a construir hacia el año 1077 por el arzobispo Gebhart de Salzburgo, quien era fiel seguidor del Papa.  Durante los siglos XV y  XVI hubieron guerras, específicamente las de campesinos y la Húngara, hicieron que los arzobispos se refugiaran en este fuerte, mandando a construir así el palacio, la armería y el almacén de granos.  Su interiór es de estilo gótico, este se lo dió hacia el año 1500.  Además de haberse usado como construcción defensiva y refugio, se usó como carcel.  Hoy en día está abierta al público, cuenta con salas de exposiciones, museo y durante verano se dan cursos de arte.

Vistas panorámicas en Salzburgo.

Salzburgo es una ciudad hermosa desde donde se vea, pero sus vistas panorámicas desde lo alto son de belleza extrema.  Dicen que hay muchos miradores desde donde esta ciudad se puede admirar.  Desfortunadamente nosotros no planeamos bien y no nos quedamos más que un día en esta capital del romanticismo, patrimonio de la humanidad, así que no tuvimos suficiente tiempo para visitar todos los puntos de interés turístico.  Una postal que no podemos dejar de recomendar es la que se disfruta desde el mirador de la Fortaleza Hohensalzburg.  De ella les platicaré a continuación.