Archivo diario: noviembre 23, 2010

Llegando a Miunich…

Como buenos turistas llegamos a Munich mapa en mano, recogimos nuestras maletas y nos dirigimos a la estación ubicada en el aeropuerto.  Después de algunos pleitos con la máquina expendedora de boletos entendimos el sistema y los compramos;  un señor bastante mayor se nos acercó y pidió le comrparamos su boleto por que no sabía como, nos causó gracia y con gusto lo ayudamos.  En unos minutos nos encontrábamos en la estación central, donde debíamos bajar y caminar algunas cuadras.  Así lo hicimos, seguimos las indicaciones que nos había dado nuestro asesor vacacional (ya saben con Royal Holiday) y finalmente llegamos al hotel.  La zona era muy tranquila y ya era tarde, por lo que decidimos registrarnos y descansar.

Anuncios

Miunich, ahí vamos!!!!

Después de pasar algún tiempo y hacer pocas compras en el duty free finalmente abordamos.  Dejenme hacer un paréntesis y decirles que si compran en estas tiendas y viajan dentro de la comunidad europea, si les cobran los impuestos, así que no compren hasta que vayan a su país de origen.  Viajábamos por Lufthansa y nunca antes lo habíamos hecho con ellos.  No esperábamos mucho pues estamos acostumbrados a las líneas de bajo costo norte americanas… Pues nos llevamos una buena sorpresa;  el espacio entre asientos era bueno, la atención de los sobrecargos excelente, muy amables, les pareció simpático que fueramos Mexicanos y trataban de hablarnos en español, nos dieron un snack (sandwich) de carnes frías y vino, que no estuvo nada mal…  Lufthansa, una línea aérea muy recomendable.

Hasta pronto París…

Tanto que lo esperamos y los minutos se agotaban en una de las ciudades mas hermosas que habíamos visitado.  Se acababan nuestras vacaciones en París y a pesar de que en unos días regresaríamos para despedirnos de ella, sentíamos nostalgia.  Finalmente maletas en mano nos dirigimos a la Opera, de donde salen los camiones que van al aeropuerto Charles de Gaulle y en menos de una hora ahí estabamos, justo donde comenzamos estos increibles (y muy cansados) días.  Listos para seguir la aventura, pero ahora en otro pais documentamos nuestro equipaje y nos dirigimos a la sala indicada.

Souvenirs Parisinos.

No podíamos abandonar la ciudad sin comprar recuerdos para quienes nos esperaban de regreso.  Por supuesto nuestro presupuesto era limitado, ya bastante estábamos gastando en el viaje, pero de cualquier forma un detalle siempre es bien recibido.  Compramos algunas de las típicas mascadas que dicen París en varias formas, unas pequeñas reproducciones de la Torre Eiffel, unos jabones y una cajita musical que toca la vida en rosa (para mi abuela).  Hay preciosidades y de todos precios.  Las tiendas con  precios más accesibles las encontramos cerca de Notre Dame , abren temprano y cierran bastante tarde.

Y hablando de los Campos Elíseos…

Y quien dice que un paseo por la avenida mas famosa de París está completo sin disfrutar de su gastronomía?  Para mí, una caminata por los Campos Elíseos debe ir acompañada por una parada en los pequeños puestos que venden crepas.  Las preparan en un segundo, saladas (con queso, jamón, huevo…) o dulces (azúcar, naranja, controy, nutella, plátano…) Las envuelven en papel o un cono pequeño de cartón… calientes, con aroma a recién hecho…  Si hay frio, como me tocó en esta última visita son más ricas todavía acompañadas por un café o un vino caliente.  Por que en casa no saben igual?

Los Encantadores Campos Elíseos….

No me imagino París sin la magestuosidad de esta avenida.  Los Champs Elysees es considerada la avenida mas bella del mundo y al caminar entre sus árboles recordé por que….  Los colores de otoño, las ardillas, aves….  los puestos de crepas, los parisinos apresurados, los bellos monumentos y de repente toda esa fotografía cambia y te encuentras con los restaurantes mas famosos a nivel mundial, tiendas de autos que muestran lo último en tecnología, por supuesto joyerías como Cartier y tiendas de diseñador….  Lo más chic se encuentra aquí, en este paseo obligado de turistas que gusten decir que disfrutaron la ciudad luz.