Estar en París y no pecar….

Quien puede estar en París con la tentación en frente y no caer en ella?  Yo no la resistí y esto es una confesión que espero mi nutrióloga no lea.  Pero a tres pasos del hotel había un carrito de crepas, como podía resistir una crepa de azúcar antes de ir a dormir?  Había cenado una deliciosa ensalada con queso de cabra, pero el olor de la crepa recién hecha y todos lo elogios que mi esposo le hacía….  No pude más y  pedí una, disfruté su olor, lo caliente del conito (había mucho frio y el efecto del vino caliente había pasado), su sabor…  La gastronomía francesa es un deleite para todos los sentidos.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: