Archivo diario: noviembre 11, 2010

Durante el segundo día en París….

Nos levantamos temprano, desayunamos y salimos de inmediato, no queríamos perder ni un segundo en París, ese día visitamos el museo de Orsay, el Moulin Rouge, Montmartre, Notre Dame, Hotel de Ville y La Torre Eiffel.   Como ven caminamos bastante ese día, pero tuvimos la suerte de disfrutar un día nublado, de buen clima (no había calor) y unas vistas espectaculares.  De las visitas a estos sitios de interés para residentes y turistas, les iré contando ahora.  Lo que si les digo es que la Torre Eiffel sigue teniendo un encanto especial.

Estar en París y no pecar….

Quien puede estar en París con la tentación en frente y no caer en ella?  Yo no la resistí y esto es una confesión que espero mi nutrióloga no lea.  Pero a tres pasos del hotel había un carrito de crepas, como podía resistir una crepa de azúcar antes de ir a dormir?  Había cenado una deliciosa ensalada con queso de cabra, pero el olor de la crepa recién hecha y todos lo elogios que mi esposo le hacía….  No pude más y  pedí una, disfruté su olor, lo caliente del conito (había mucho frio y el efecto del vino caliente había pasado), su sabor…  La gastronomía francesa es un deleite para todos los sentidos.

Un barrio gastronómico con infinidad de opciones…

Saliendo de Notre Dame de París, nos pegó el viento helado y con pretexto de mantenernos calientitos compramos un vaso de vino caliente… Que Delicia!  Era vino tinto, caliente con especias como clavo, canela, nuez moscada y naranja… Seguimos nuestro camino y llegamos a una zona donde se encontraba un restaurante junto a otro, había todo tipo de comida, desde francesa hasta mexicana, pasando por italiana, griega…. También era para todos los bolsillos, podías gastar lo que quisieras o adaptarte a los menús llamados formulas ahí, donde elegías una entrada, un plato fuerte y un postre, en la mayoría de ellos los precios varíaban de 10 a 19 euros, bastante accesible….

Notre Dame De Paris, claro.

Este fue el segundo punto turístico que visité durante  mi primer día en París.  De esta catedral y de sus leyendas les he hablado antes, pero no salgo del asombro de su belleza y de lo impresionante que fue presenciar la cofradía que se movía lentamente al ritmo  de la música que iban tocando.  Era presidida por un grupo de Perú, no cabe duda que para la fe no existen nacionalidades ni barreras de idiomas.  Fue una pena no poder asistir al último concierto de otoño, pero eso me obliga a no perder esperanzas de regresar algún día.  Mientras tanto les dejo el link a las entradas donde hablo de ella.https://destinosinolvidables.wordpress.com/page/10/

Lafayette.

Estas tiendas son enormes, la que visité esta última vez es la que se encuentra ubicada a unos pasos de la Opera.  Es de varios pisos, con hermosos balcones que parecieran los palcos de un teatro.  Su domo de cristal de colores es precioso.  Tiene un piso completo dedicado a souvenirs  y regalos parisinos.  Es una parada obligada para todos los turistas, por que además de ser una tienda representativa de Francia, esta sucursal tiene un mirador con una vista espectacular y si no me creen solo vean esta foto, gracias a esta hermosa panorámica mi marido olvidó el tiempo que pasó tras de mí viendo como me probaba cosas que no podría comprar….