Una boda muy auténtica….

Hace diez años aproximadamente, unos amigos decidieron casarse.  Era la primer pareja del grupo que se decidía.  Acababan de terminar la carrera y prepararon todo;  un lugar donde vivir, sus muebles, su ajuar, la luna de miel, por supuesto la Iglesia y la fiesta… Todo listo, todos los gastos hechos, pero de repente, ella decidió que quería estudiar otra carrera, biología marina.  La aceptaron en una escuela en Bucerías, dejaron todo y volaron ahí.  Vendieron muebles, cancelaron fiesta y regresaron ajuar.  Decidieron ya estando instalados casarse ahí.  Ella compró su vestido en una tienda del pueblito, y estaba hermoso, era deshilado.  La ceremonia fue en la Iglesia ubicada en la plaza principal y para rematar una fiesta inolvidable:  contrataron un restaurante de esos de palapa en la playa, les pusieron mesas y sillas de lámina junto al mar, sin ningun lujo y sirvieron pescado a la talla.  Solo había cerveza y refrescos de tomar.  Ha sido la boda más auténtica y divertida a la que hemos ido.  Después del atardecer prendimos una fogata….  No se necesitan millones para demostrar el amor en una pareja, ni para que los invitados la pasen bien.

Anuncios
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: