Una boda muy auténtica….

Hace diez años aproximadamente, unos amigos decidieron casarse.  Era la primer pareja del grupo que se decidía.  Acababan de terminar la carrera y prepararon todo;  un lugar donde vivir, sus muebles, su ajuar, la luna de miel, por supuesto la Iglesia y la fiesta… Todo listo, todos los gastos hechos, pero de repente, ella decidió que quería estudiar otra carrera, biología marina.  La aceptaron en una escuela en Bucerías, dejaron todo y volaron ahí.  Vendieron muebles, cancelaron fiesta y regresaron ajuar.  Decidieron ya estando instalados casarse ahí.  Ella compró su vestido en una tienda del pueblito, y estaba hermoso, era deshilado.  La ceremonia fue en la Iglesia ubicada en la plaza principal y para rematar una fiesta inolvidable:  contrataron un restaurante de esos de palapa en la playa, les pusieron mesas y sillas de lámina junto al mar, sin ningun lujo y sirvieron pescado a la talla.  Solo había cerveza y refrescos de tomar.  Ha sido la boda más auténtica y divertida a la que hemos ido.  Después del atardecer prendimos una fogata….  No se necesitan millones para demostrar el amor en una pareja, ni para que los invitados la pasen bien.

Anuncios
Publica un comentario o deja una referencia: URL de la referencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: