Archivo diario: agosto 16, 2010

Llegando a Kyoto.

Por  fin estaba ahí, en Kyoto, la ciudad que por tantos años había cautivado mi imaginación con historias increibles de emperadores y geishas….  Al llegar a la  imponente estación de trenes noté que era un lugar bastante moderno, distaba mucho de las historias que había leido y al salir note una hermosa y armónica combinación de antiguo y cosmopolita.  Era tarde, así que sacamos el mapa que nuestro asesor vacacional (con Royal Holiday) nos envió y caminamos hacia nuestro hotel que se encontraba a sólo unas cuadras.  Nos registramos, bajamos a la lavandería a dejar ropa (no llevabamos suficiente para todo el viaje) y fuimos a cenar.  De regreso recogimos la ropa y nos fuimos a descansar.  Nuestra habitación era pequeña, pero muy cómoda.  Ya quería que amaneciera para iniciar mi aventura en Kyoto…

Dejando Takayama….

Se acabó el tiempo en Takayama…  Fue un lugar hermoso, conocimos el área donde vivieron los samurais, Templos preciosos que te llenaban de paz e invitaban a refleccionar a pesar que desconocíamos por completo el Budismo…  Probamos todo lo que se cruzo por nuestro camino, dulces, arroz, cosas que nos gustaron y otras que no tanto…  La gente tan amable como en Tokyo e igualmente hablaban perfecto inglés por lo que no tuvimos problema.  Nostálgicos estabamos listos para partir, con esa tristeza que da cuando uno se enamora de un destino y sabe que lo más probable es que nunca tenga oportunidad de regresar por la lejanía y la cantidad de destinos turísticos (y no tan turísticos) que nos faltan por recorrer.  Pero finalmente listos para iniciar la aventura de nuevo en el tren hacia nuestro siguiente destino…

Takayama, calles antiguas.

Furui-Machi-Nami, o viejas casas privadas es el nombre del área protegida como área histórica.  Aquí encontramos estrechas calles donde se ubican casas y locales comerciales;  por supuesto todos del mismo estilo del periodo Edo.  Es un área muy agradable para caminar, hacer compras  y comer algo.  Se encuentra del lado este del río Miyagawa. 

Algo hermoso y divertido de visitar son los mercados que se instalan por las mañanas.  Uno los puede visitar en un horario de 7 a 12 y ahí los comerciantes venden flores, frutas, arroz…  Son dos los principales, los mas visitados por locales y turistas:  Jinyamae y Miyagawa.