Archivo diario: agosto 6, 2010

Ginza, Tokio.

Habiendo resuelto el problema de nuestros documentos a través del seguro vacacional que adquirimos con Royal Holiday, pudimos seguir en paz nuestro recorrido.  Ahora nos tocaba visitar la exclusiva zona comercial de Ginza.  Wow, me quedé sorprendida desde que llegamos.  Por supuesto lo hicimos por metro y cual fué nuestra sorpresa que nos encontramos a la salida de este con una sucursal del Maxims de París!  por la otra salida había un enorme centro comercial!  En la calle, todas las japonesas estaban a la moda, vistiendo unos hermosos abrigos tres cuartos, con moños, parecían muñequitas hechas en serie…  Las tiendas más exclusivas (cartier, burberry….) se encuentran sobre esta avenida;  pero todo tiene mucha vida y se ve que el nivel es bueno por que la gente llevaba varias bolsas de compras….

Anuncios

Un seguro vacacional que funciona en Asia.

En Tokio, sin mis confirmaciones de hoteles y trenes y por supuesto con un marido hechandome la culpa de la pérdida (aun que fue distracción de ambos)…  Finalmente ví la tarjeta del seguro vacacional adherida a mi maleta y les llamé, fueron muy amables y escucharon todo mi relato.  Me dijeron que me despreocupara, que ellos contactarían a Royal Holiday y resolverían todo.  Así fué.  Un par de horas después me dejaron un mensaje avisando que enviarían a mi correo copia de mis itinerarios, reservaciones y confirmaciones.  No creía en los seguros vacacionales pero son de gran utilidad.

Resolviendo un contratiempo en Japonés…

Bueno, cuando notamos que ya no teníamos nuestro compendio de información y reservaciones nos entro una desesperación enorme….  Lo primero que hicimos fué tratar de explicarle al guardia lo que sucedía, no hablaba inglés, pero una persona que iba pasando tradujo para nosotros y nos indicó debíamos hacer un reporte en otra estación donde habían oficinas.  Nos dirigimos a ella, hablaban muy poco inglés y por supuesto nosotros solo sabemos decir buenos días y gracias en japonés.  Nos dijeron que si aparecía nos llamarían!  Salimos desolados.  Al regresar al hotel recordé que habíamos comprado un seguro vacacional con Royal Holiday, club al que pertenecemos y decidimos llamar para ver si podían ayudarnos.

Un pequeño contratiempo…. en Japón.

Mi esposo y yo somos muy precavidos, y nos gusta saber datos no sólo turísticos, sino culturales del país que visitaremos;  no nos gustaría ofender a la gente o meternos en algún problema.  De hecho tengo una amiga que fue diplomática en la ONU y una vez visitó una mezquita y al salir fue apedreada por su vestimenta…. ahora se ríe de la anécdota, pero en aquel tiempo estaba aterrada….  De cualquier forma a lo que voy es que llevabamos todo un engargolado como guía turística, no solo con puntos de interés, sino con nuestras reservaciones de hoteles y demás.  En un cambio de metro la asentamos mientras pagabamos los boletos y cuando nos dimos cuenta ya no estaba!  Nos quedamos sin información de los siguientes hoteles y trenes que habíamos reservado a través de nuestro club vacacional (Royal Holiday).