Archivo diario: julio 29, 2010

Barrio de Santiago, Mérida romántica.

Les he comentado que la romántica Mérida se encuentra dividida en barrios, y uno de los que tienen más sabor de antaño es el de Santiago, cercano al centro.  Si uno se interna en sus calles encontrará casas antiguas, con grandes patios arbolados, pequeños estanquillos que venden productos de la región, mestizas que visten ternos o hipiles y venden miel y melcocha….  En su centro hay un parque en el que se ofrecen serenatas los martes por la noche, en ellas la gente de la zona se mezcla con turistas curiosos y disfrutan de la música local que refleja el romanticismo de la gente, no falta algún valiente que se pare a bailar….  En su mercado se venden productos frescos, artesanía y comida regional.  Su Iglesia vale una visita, se construyó hacia 1637.  En este barrio también encontramos el Museo de Historia Natural y el Zoológico, llamado Parque del Centenario, donde un tren corre al rededor (solo tengan cuidado en el tunel con la cabeza, si son tan altos como yo).

Los Campos Elíseos Yucatecos: Paseo de Montejo.

Durante la época de auje del henequén, algunos ricos hacendados decidieron modernizar la hermosa ciudad de Mérida, haciendo un paseo digno de su belleza…  Así surgió el Paseo de Montejo, inspirado en los Campos Elíseos de París hacia el año de 1905.  Actualmente aún se pueden apreciar las hermosas construcciones de antaño, como las de las casas gemelas; el Palacio Cantón, que alberga actualmente al Museo de Antropología e Historia regional; la casa Peón de Regil, la Quinta Montes Molina, entre otras;  los monumentos dedicados a Felipe Carrillo Puerto, Justo Sierra y el imponente monumento a la Patria.  Por cierto, en el llamado remate del paseo (al final), se celebra los sábados por la noche una noche mexicana, en la que se venden antojitos y artesanía, además de que se pueden apreciar bailes típicos y música en vivo.

Otros atractivos de la Plaza Principal.

Un sitio que merece mención especial es la Catedral de Mérida, construida en 1561, por mandato del Rey Felipe II y fué la primera construida en tierra firme en el continente.  Está dedicada a San Ildefonso. Otros atractivos que se encuentran cercanos a la Plaza Grande son:  El museo de arte contemporaneo, el centro cultural Olimpo, el Parque Hidalgo, el Parque de la Madre, La Iglesia de la Tercer Orden, Los teatros Ayala, Felipe Carrillo Puerto, Mérida  y Peón Contreras, La Iglesia de las Monjas y la Universidad Autonoma de Yucatán.  En esta última por las noches hay la famosa jarana, que consiste en música típica con sus bailes.  Los actores portan ropa típica;  es un espectáculo que disfrutan locales y turistas.  Deben checar los horarios y días de espectáculo, pero vale la pena.  Por cierto si quieren comprar artesanía en esta zona se encuentra la casa de la artesanía, además de gran cantidad de tiendas que ofrecen mejores costos que las ubicadas en la zona hotelera.

La Plaza Principal y sus edificios.

La Plaza Principal de Mérida es donde comenzó todo, donde se unen los poderes y se ubican los edificios que han sido testigos de la historia de la ciudad blanca.  Como primer elemento tenemos la llamada Plaza Grande, que es una explanada con gran cantidad de árboles de almendro, que dan una refrescante sombra, tiene bancas y las famosas “tu y yo” que son un tipo de banca donde una se encuentra frente a otra, ideales para esta ciudad tan romántica.  Frente a uno de los costados de esta Plaza Grande encontramos el edificio de Gobierno, el cual fue construido en el siglo XIX;  el primer palacio de gobierno se erigió en el mismo lugar;  ofrece 27 pinturas sobre la historia de México y Yucatán.  Se encuentra abierto al público en un horario de 8 de la mañana a 10 de la noche.  Por cierto, hay un módulo de información turística a la entrada.  Otro monumento que merece admiración es la fachada de la Casa de Montejo, que fue construida en 1543.