Archivo diario: julio 6, 2010

Disfrutando del Rio Sena…

Este es un lugar en el que la pasé muy bien con mi hermana, pero definitivamente disfrutaré aún más con mi esposo el próximo otoño, cuando estemos por ahí…  Es muy romántico, se puede caminar a su orilla o dar un paseo en yate al atardecer.  Hay pintores callejeros que ofrecen copias de obras impresionistas al óleo, por cierto compré una que me encanta….  Hay parejas disfrutando baguettes y copas de vino, sentadas tipo día de campo a la orilla o en pequeñas bancas, con vista a la Torre Eiffel…  Si eres romántico este tipo de experiencia seguro te encantará.

Anuncios

Caminando por… los Campos Elíseos..

Después de apreciar las maravillosas vistas de París desde las alturas, decidimos caminar en serio y visitamos los famosos Campos Elíseos, comenzando en la Concordia y terminando en el Arco del Triunfo.  Adoro sus tonalidades y pasamos buen rato admirando el entorno en el que se fusiona naturaleza, habitantes, ciudad….  No podíamos concluir esta caminata sin antes detenernos en un pequeño carrito de crepas, para degustar un poquito de la famosa gastronomía francesa.  Mis favoritas en ese lugar son las de azúcar, pues te deja saborear el verdadero sabor de la crepa….  Es algo que ningún turista se debe perder.

La Torre Eiffel

Mientras tomábamos un delicioso café con un cuernito caliente, discutimos el itinerario del día.  Por supuesto como todo turista que visita París, mi hermana quería de inmediato visitar la torre Eiffel.  Así que tomamos el metro y nos dirigimos a ella.  Después de una larga fila, subimos por los elevadores hasta el mirador, donde apreciamos una inigualable vista del rio Sena y de la ciudad.   Esta famosa torre fue construida por  Gustav Eiffel en el año de 1889 para la conmemoración del centenario de la Revolución Francesa.  A muchos de los habitantes no les gustaba y ahora es ícono no sólo de la ciudad sino de la nación.  Se encuentra abierta para visita de a en un horario de 9:30 de la mañana a 11:30 de la noche (si van a subir por elevador).

Magnífico hotel en París.

Era la primera vez de mi hermana en París, yo ya había estado ahí antes y me había quedado en unos hermosos departamentos en el área de la Bastilla, pero esta vez reservé con ayuda de mi club vacacional una hermosa habitación en un famoso hotel , el Napoleón.  Los parisinos tienen fama de no ser muy corteses, pues en este lugar todo el personal fue de lo más amable, nos registraron y llevaron nuestras pequeñas maletas a la habitación.  Al abrir la cortina de nuestra ventana descubrimos una vista increíble a la torre Eiffel.   Admiramos la imagen y rendidas decidimos dormir para iniciar nuevas aventuras temprano….