Archivo diario: julio 5, 2010

Finalmente París.

Después de varias horas de  camino, algunas vueltas de más y una cena rápida (y visita al baño) en un Mc Donalds  en medio de la nada, finalmente llegamos a la fascinante ciudad luz.  Paris se veía a lo lejos, llena de luz, con ese romanticismo que abraza y acoge a cuanto turista la visita.  Por suerte el hotel nos envió indicaciones detalladas de cómo llegar y en poco tiempo nos estábamos estacionando para instalarnos.  Estábamos cansadas, pero con ese deseo de salir y conquistar la hermosa ciudad.

Anuncios

En el viejo continente, camino a la Ciudad Luz.

Finalmente ya estábamos en la parte continental de Europa, era de noche y estábamos muertas de hambre (y a decir verdad un poco perdidas).  Queríamos encontrar una gasolinera, una tienda, algún lugar donde parar por unos minutos, estirar las piernas y de perdida comprar un café.  Pero avanzábamos y avanzábamos y no encontrábamos nada.  Hasta que finalmente vimos el famoso letrero de la M amarilla, un Mc Donalds!  Nunca hemos sido partidarias de la comida rápida y menos en sitios como Europa, donde puede uno degustar gastronomía de todo tipo, desde la mas refinada y conservadora hasta comida de vanguardia, con fusión de alquimia.  Pero he de decir que los nuggets de esa noche han sido los mejores que he comido, y el baño, me pareció el de un palacio…..  Que buena idea poner un restaurante de franquicia en medio de la nada.

Eurotunel.

Es increíble como se puede transportar uno de Inglaterra al resto de Europa usando esta maravilla arquitectónica y de ingeniería.  Pasamos aduana y unos minutos más tarde estábamos recibiendo información del vagón en el que estacionaríamos el auto.  Nos pidieron sintonizáramos cierta estación de radio para recibir los mensajes.  Así lo hicimos y en un momento ya estábamos en marcha.  Podías bajar de tu auto, caminar un poco y subir a otro piso donde se encontraban áreas comunes, incluyendo servicios como maquinas expendedoras de refrescos y golosinas o baños.   Era como estar en un gran estacionamiento con movimiento.  En tiempo nos avisaron que circuláramos pues ya habíamos llegado.  Una experiencia diferente de viaje.  Su página oficial de internet es:  http://www.eurotunnel.com/ukcp3main

Camino a Paris.

Después de unas increíbles vacaciones en Londres, decidimos ir a Paris.  Ya teníamos el auto rentado así que lo siguiente era trasladarnos a Folkestone y tomar el euro-tunel para conectar con el resto de Europa.  La verdad era muy ignorante en la materia, y cuando oí hablar de un túnel por debajo del mar, me imaginaba algo como una carretera subterránea, por donde uno circulaba y con pequeñas ventanas que permitirían ver el mar y sus habitantes. Por supuesto estaba muy equivocada….  A continuación les hablaré de esta maravilla de la arquitectura y la ingeniería.