Archivo diario: junio 4, 2010

Dulces compras… en Bariloche!

Yo no quería, el frío me obligo….  Cuando llegué a ese hermoso destino y ví las casas de madera, las flores y la nieve, los lagos…  Cuando sentí el frio… y entré a aquella cafetería no pude resistirme a una taza de chocolate caliente con un poco de brandy.  Desde ese momento comencé a disfrutar de ese chocolate que hasta hoy recuerdo con ganas de volver a comer.  Descubrí que en la calle principal, a unas cuadras del hotel y cerca de la plaza cívica se encontraban varias chocolaterías.  Ahí realicé las compras más dulces y no solo para comer ahí, sino para traer a casa.  No se que cantidad de chocolate pude consumir en tres días pero si traje bastante.  Mis favoritos fueron los de Mamá Goye y Mamuschka, los de tiramisú.  Si quieren saber más de ellos o comprar en línea pueden visitar su sitio de internet:  http://www.mamuschka.com/index.php/Pagina-de-Inicio.html

Anuncios

Compras en Buenos Aires…

En Buenos Aires uno puede hacer maravillosas compras también.  A unas cuadras del hotel donde me hospedé, el Super Resort Buenos Aires Obelisco, se encuentra la calle peatonal Floridita, la cual está llena de comercios, no sólo ofrecen artículos de piel, sino ropa de marca también.  Ahí mismo se encuentra el famoso centro comercial Galerías Pacífico, sofisticado y elegante a la vez con sus pinturas en la bóveda y sus hermosas tiendas.  Sus restaurantes también son de la mejor calidad.  Yo no compro o uso pieles, pero si a ustedes les gustan también existen outlets de este tipo.  Si quieren mayor información turística sobre Buenos Aires, Argentina, pueden visitar la página de mi club vacacional:  http://www.royal-holiday.com

China, Mercado de la Perla.

Como les comentaba, el mercado de la Perla nos sorprendió gratamente.  En el sótano encontramos mi maleta, bolsas, carteras, llaveros y zapatos.  En la planta baja ropa, de todas las marcas.  En el resto encontramos accesorios, ropa de marca, ropa tradicional de seda, electrónicos….  También cuenta con restaurantes de comida tradicional y una cafetería.  En este lugar los vendedores ponen un precio, generalmente alto y uno debe regatear.  No te sorprendas cuando saquen una calculadora y te pidan que anotes cuanto pagarías.  Se trata de regatear, sin miedo.  Si un precio no te parece justo di no gracias y camina unos pasos, seguro te seguirán y venderán el producto en el precio que tu dijiste.  Si no estás realmente interesado en un producto no preguntes por que te lo ofreceran largo tiempo.  De hecho este mercado es un punto turístico y los tours hacen una parada obligada.

Sorprendidos por las compras en China!!!

Por supuesto cuando decidimos ir a China, pensabamos en visitar la Gran Muralla, los Guerreros de Terracota, las tumbas Ming….  Pero por supuesto no pensabamos ir de compras.  Pues resultó un destino muy amigable para este fin.  La verdad es que todos sabemos como tratan las maletas las lìneas aéreas y la mía sufrio los estragos, llegando rota.  Imposible que visitara tres ciudades mas así.  Pregunté donde podría comprar una y me dijeron que visitaramos el mercado de la Perla, que se encontraba a dos estaciones de nuestro hotel.  Así lo hicimos y quedamos gratamente sorprendidos.