Archivo diario: abril 27, 2010

El primer vuelo México – Canada.

Llegamos con nuestras pequeñas maletas al aeropuerto, si aun que era un viaje de dos semanas a un país lejano, siempre tratamos de viajar solamente con lo indispensable y hacemos lavandería a la mitad, para no cargar tanto.  Bueno, ahí estabamos listos para abordar.  Volamos por Mexicana de aviación (si quieres ver sus rutas e itinerarios puedes visitar su página web:  www.mexicana.com)  el avión estaba hermoso, olía bien, nos dieron una rica cena caliente, la atención de las sobrecargos fue inmejorable, el espacio entre asientos es suficiente para hacer el vuelo placentero (y miren que soy muy alta);  en verdad sin queja.  Debemos reconocer que toda la industria turística en México hace lo posible por complacer al viajero y Mexicana se distingue por eso.

Barrios de Vancouver.

Primero les contaré de los Barrios de Vancouver;  cada uno con su personalidad propia y un toque que los caracteriza.  Antes debo decir que toda la gente es muy amable y te hacen sentir como en casa.  Se habla en inglés y francés, aun que hay bastantes latinos también, que por supuesto hablan español, asi que no hay que temer a tener problemas de comunicación.  Bueno y hablando de sus Barrios, las áreas más turísticas son:  El Barrio Chino:  con su jardín (Dr. Sun Yat-Sen), sus coloridas calles y por supuesto la gastronomía típica del lugar;  La calle Robson llena de tiendas (tipo la 5 Av. de NY) de lujo, restaurantes y cafés;  Yaletown:  una curiosa combinación de bodegas antiguas de ladrillo con modernos rascacielos de cristal construidos encima, es el área mas cosmopolita de la ciudad, con pequeños y exclusivos restaurantes y cafés, dicen que es el área favorita de turistas y artistas locales;  Gastown, mi área favorita, con sus calles empedradas, es el área histórica con arquitectura de mediados del siglo XIX, llena de galerías de arte;  y por último mi lugar favorito para comer:  el mercado público de la Isla Granville, vale la pena recorrerlo es un deleite para los sentidos, coma ahí entre locales y extranjeros, no se arrepentirá, además la vista a la ciudad es la mejor, después camine el resto del mercado (bueno para bajar la comida) y hacer algunas compras.

Un poquito de Vancouver.

Sólo nos quedaríamos un par de noches en Vancouver como escala en el viaje de ida a China y decidimos hacerlo así, ya que viajabamos con pases a Canada;  estos pases son una maravilla por que no cuestan, pero son sujetos a espacio así que mas vale prevenir….que perder una conexión tan cara.  En realidad en esta etapa del viaje tuvimos muy poco tiempo para conocer la maravillosa ciudad de Vancouver, pero quedé fascinada de sus barrios, como el antiguo y empedrado Gastown, o el área ideal para compras Robson. Esta pequeña probadita que tuve de Vancouver me invitó a investigar más de las áreas turísticas a visitar y planear un poco mejor el poco tiempo que tendría de regreso para seguir haciendo recorrridos.  A continuación les contaré un poco más de la información que obtuve.

Nuestro hotel en Vancouver.

Cuando realizamos este viaje, mi club vacacional nos consiguió reservaciones en el Four Points by Sheraton.  Mi asesor vacacional me dijo que el hotel contaba con el servicio de traslado aeropuerto – hotel – aeropuerto;  y así fué.  Nos esperaban afuera de la terminal aerea y nos llevaron al hotel.  En principio me pareció un hotel normal, sin grandes lujos, pero eso sí sus habitaciones muy cómodas, con cafetera y secadora.  El hotel en general estaba limpio y con buen mantenimiento.  El personal fué de lo mas amable y nos dió mapas e información turística del área.  También contaba con un centro de negocios donde había conexión a internet de alta velocidad de forma gratuita.  El estacionamiento también era gratis.  Si viajan a esa increible ciudad se los recomiendo.  Fue una suerte que Royal Holiday tuviera ese funcional hotel.