Archivo diario: marzo 17, 2010

De compras en Malta.

Malta a pesar de ser parte de la Comunidad Europea no me pareció tan cara como otros destinos.  Su artesanía es hermosa y bien vale la pena comprar algunos recuerdos.  Tengo por costumbre, como buena amante de la cocina y los vinos, comprar un libro de este tema en cada país que visito y esta no fue la excepción.  Otras cosas interesantes que pueden adquirir son los objetos de vidrio soplado de Medina, muy finos (aquí solo se consiguen en Palacio de Hierro y Liverpool a precios muy elevados).  Trabajan de una forma impresionante la filigrana en oro y plata, yo no pude resistir a comprar una cruz maltesa, símbolo de los caballeros medievales.  Los lazos malteses son también muy populares, hechos de encaje con la cruz maltesa, estos han sustituido a la costosa joyería.  No se pierdan el licor de higo llamado Bajtra y sus vinos regionales.

Mosta, Malta.

Mosta es un área comercial y de negocios en el corazòn de Malta.  En su centro se encuentra la magnifica iglesia de Mosta, el cual tiene el segundo domo sin soporte en Europa.  Esta fué terminada en 1860.  Se dice que durante la Segunda Guerra Mundial, la gente era tan debota que en vez de refugiarse en los sitios diseñados para este fin, se refugiaron en dicha iglesia.  Por error un piloto alemán arrojó una bomba sobre esta iglesia, pero al caer no explotó;  la gente lo tomó como un milagro.   Al finalizar la guerra el piloto fué a pedir perdón por su error y se hizo una misa.  Una réplica de dicha bomba se puede apreciar ahí.  Otras atracciones del área son los refugios de la Segunda Guerra Mundial, la cueva y capilla de St. Paul, la Capilla de nuestra señora de la Esperanza y las catacumbas entre otras.